Menú

El sector público ha creado más de la mitad de los empleos desde 1998

Entre la administración local, regional y central han generado 1,7 millones de nuevos puestos de trabajo. (Volver)

Hipatia dijo el día 11 de Mayo de 2011 a las 19:04:10:

Punt...como siempre certero.

Apostillo:

El sector público, para justificar cada puesto de trabajo, necesita promulgar leyes que obliguen al sector privado a reclamar el servicio público. Promulgación de leyes incidentes en los apartados de planificación de empresas, gestión de las mismas, control disciplinario del cumplimiento legal.

La promulgación compulsiva de leyes por parte del sector público origina principalmente dos cosas: improductividad por la merma de agilidad de las empresas productivas, e inseguridad jurídica por la falta de congruencia entre leyes, entre reglamentos, y entre leyes y reglamentos.

El rendimiento empresarial se reduce por consumir tiempo productivo en atender al cumplimiento de leyes caprichosas; y por el aumento de tasas e impuestos para sostener el gasto público tan hipertrófico.

La DIRECTIVA europea es la excusa pueril del listillo de turno para legislar nichos políticos.

En definitiva: LA RUINA SOSTENIBLE es eficaz para el político, no así, para el empresario, y por tanto, para el futuro trabajador.

Me pregunto:

¿Como se puede reducir el gasto público sin derogar leyes y reglamentos de dudosa eficacia?

¿Qué partido político va a destruir sus nichos políticos? NINGUNO




punt dijo el día 10 de Mayo de 2011 a las 10:51:47:

Creo que, más que crear 1,7 millones de puestos de trabajo, el sector público ha destruido 1,7 millones de puestos de trabajo.

La razón es muy simple: se necesitan al menos dos trabajadores privados para financiar a un trabajador público.

Así, si se han creado 1,7 millones de empleos públicos desde 1998, se podrían haber creado al menos 3,4 millones de empleos privados con los fondos confiscados para financiar a aquellos.

El razonamiento es análogo al del estudio del Instituto Juan de Mariana por el que se determinaba que cada "empleo verde" produjo la destrucción de 2,1 empleos fuera del lobby, con lo que cad uno de esos empleos significa 1,1 empleos menos calculado globalmente.

¿Qué tal profundizar en este planteamiento para el análisis del sector público? Naturalmente, con una investigación previa que trate de destapar la telaraña nacional de empresas públicas (y fundaciones y demás), tanto las que lo son explícitamente como de forma encubierta.

Al fin y al cabo, nos confiscan como mínimo la mitad de lo que ganamos para financiar a este monstruo elefantiásico que llamamos "Estado".

Un saludo.

« 1 »