Menú

El rescate de los PIGS dispara el rechazo a la Unión en media Europa

El rechazo de los europeos al rescate de países insolventes no para de crecer en países como Alemania, Francia, Dinamarca o Finlandia. (Volver)

ionesco dijo el día 13 de Mayo de 2011 a las 21:06:13:

No hay alternativa posible, sólo una, personal e intransferible, individualizado y sin ataduras ni compromisos, sólo ante el peligro, nada de ataduras, ni crear familia ni nada que se le parezca, la vida está muy complicada para complicarsela uno más.........todo lo demás con cuentos.

jotade dijo el día 13 de Mayo de 2011 a las 20:19:48:

Vámos antes de que nos echen. Con gentuza como esta en el poder, y visto lo que hay de repuesto, no hay arreglo.

5326 dijo el día 13 de Mayo de 2011 a las 16:58:04:

Qué GRAN noticia que la UE se empiece a resquebrajar!!!, tiene que desaparecer por completo, es la única posibilidad que tenemos para poder empezar a luchar por nuestra libertad perdida.

loboe dijo el día 13 de Mayo de 2011 a las 14:52:44:

A estas alturas, creo que está bastante claro -y a corto plazo va a estarlo aún más-, que los gravísimos problemas que atraviesa la zona Euro, se deben a la pésima calidad de su casta económico-política, constituida mayoritariamente por personajillos de tercera regional, que no han tenido el coraje; la visión, ni la altura de miras necesarios para construir la pirámide que pretendían.

También tengo por cierto que las emergentes fuerzas centrífugas, lideradas por populistas y nacionalistas, no son tampoco medicina para la dolencia, sino para que cada país administre su propia miseria y para que en conjunto, signifiquemos un poco menos en el mundo y para que la vieja Europa certifique un poco más su decadencia. Pero en el bando opuesto, nadie con sentido común puede creer que políticos de la talla de Zapatero o Berlusconi -por citar a dos de los más cercanos-, puedan conducirnos a nada bueno.

Dicen que la ignorancia es muy atrevida, pero también es un dicho que en ocasiones, las hojas impiden ver el bosque, y me refiero con esto a la posición de los especialistas en la materia, frente a los que no siendo más que simples aficionados a la cosa económica y sin más modelos econométricos que las cuentas de la vieja y un poco de sentido común, contemplamos atónitos las macro-decisiones de ese puñado de genios que deciden el destino y el bienestar de millones de personas, de sus hijos y hasta de sus nietos.

Soy de la opinión que los profanos tenemos últimamente una baza a nuestro favor, y es que muchos le hemos perdido la reverencia y el respeto -intelectual se entiende- a esos gurus económicos a los que hasta hace poco, mirábamos con admiración desde nuestra ignorancia. Sobre todo, cuando entre otras cosas, hemos constatado por ejemplo, que esa “Ingenería Financiera“ en la que mediante la “unión fría” de dos Cajas quebradas salía una entidad solvente, era en realidad la ciencia del trile y una mentira de las gordas.

Por seguir con los ejemplos, estoy pensando en Greenspan, pero podría citar a alguno más, y ya no nos sirve la historia de que hay incluso premios Nobel entre los cocineros, porque además de que no se ponen de acuerdo entre ellos, ya me dirán qué pude esperarse de un Nobel en Economía si el de la Paz manda a los SEAL con nocturnidad y alevosía para resolver sus problemas.

En mi modesto entender, los problemas de la zona Euro se agravan porque las ovejas están a la altura de los pastores y en este sentido, me parece de aurora boreal esa frase del artículo en la que se afirma:  “Los ciudadanos de los periféricos, por su parte, también protestan, especialmente en Grecia, ya que no aceptan las condiciones y los recortes públicos impuestos por las autoridades internacionales, orientados a salvar a gobiernos y bancos“.

Ya he señalado en alguna ocasión que la postura de los Griegos me recuerda a la del mendigo que a la puerta de una Iglesia pretende negociar con los parroquianos las condiciones de sus limosnas y aunque entiendo que puedan hacer bueno el viejo dicho de que ellos son dueños de su hambre, creo que los demás deberían contarles el cuento de las lentejas -ya saben, si quieres las tomas y si no las dejas-. Pero como también he comentado en alguna ocasión, creo que debería ayudárseles a tomar la decisión correcta dejándolos que pasen un poco de hambre. Porque quizás así aprendan a valorar en su justa medida ese binomio tan importante que es el dinero y el trabajo. A los que de momento, han demostrado aproximadamente el mismo respeto que la cigarra del cuento.

Aquí lo dejo porque no quiero abusar demasiado de la paciencia de los lectores que hayan tenido la amabilidad de seguir las cogitaciones de este simple aficionado, que no tiene más sapiencia económica que la que tenía su abuela, pero que cada día que pasa -quizás por efecto de la edad- está más convencido de que estaba cargada de razones y de que pese a lo que digan, su modesta ciencia, ha avanzado muy poco desde entonces.

ddiablo1 dijo el día 13 de Mayo de 2011 a las 13:58:09:

la solución para ESPAÑA es salir del EURO, VOLVER A LA PESETA y convertirnos en el PARAÍSO TERRENAL... ...y lo digo muy, muy, pero que MUY EN SERIO.


¡¡¡ que arda el infierno !!!

reader dijo el día 13 de Mayo de 2011 a las 13:29:14:

Que un medio de comunicación español se complazca en utilizar ese término inventado por el RU -que son siglas, sí, pero elegidas en su orden a conciencia para formar la palabrita PIGS- clama al cielo. Que estos países se merecen grandes críticas, bien, pero otra cosa es que te regodees en llamarte a tí mismo de esta manera descalificativa, porque así asumes esa identidad y terminarás comportándote de manera acorde.
El titular de esta noticia sí que produce rechazo.

« 1 »