Menú

Ya es posible comprar una casa en EEUU a precios de hace 25 años

El precio de la vivienda vuelve a caer en EEUU. Las casas acumulan una depreciación del 41,6% en términos reales, retrocediendo a niveles de 1987.

El precio de la vivienda en EEUU ha vuelto a registrar caídas en el primer trimestre de 2011 tras un período más o menos sostenido de moderados ascensos el pasado año. Los estímulos fiscales puestos en marcha por el Gobierno de Barack Obama lograron inflar, temporalmente y de forma artificial, el mercado inmobiliario del país, en un proceso similar al que experimentó la venta de vehículos en España en 2010 gracias al Plan 2000E (subvenciones públicas).

"El repunte de los precios visto en 2009 y en 2010 se debió sobre todo a la rebaja fiscal para los compradores de primeras viviendas", según los analistas de Standard & Poor's, encargada de elaborar el famoso índice Case-Shiller. "Si se excluyen los resultados de esa política (fiscal) no ha habido recuperación ni estabilización en los precios de las viviendas ni durante ni después de la reciente recesión". Además, "mientras en el último año se veían signos de recuperación económica, los datos recientes no apuntan a nuevas ganancias".

Así pues, este efecto gubernamental ha tenido un recorrido bastante corto. Las fuerzas del mercado se imponen y, como resultado, el ajuste de precios relativos sigue su curso para beneficio de los que buscan comprar casa y en perjuicio de los propietarios que, comprando en plena burbuja, ahora desean vender.

En concreto, el precio nominal de la vivienda en las veinte mayores ciudades de EEUU registró un descenso del 4,2% en el primer trimestre de 2011, después de que cayera otro 3,6% en el cuarto trimestre de 2010. La caída interanual asciende al 5,1% en los tres primeros meses del año.

De este modo, "a nivel nacional, el precio [medio] de las viviendas en este momento ha retrocedido a los niveles de mediados de 2002", según Standard & Poor's. Esto supone un descenso acumulado medio del 34% desde el pico máximo alcanzado en 2006, en plena burbuja inmobiliaria: desde los 240.000 dólares hasta los 158.000, una rebaja de casi 80.000 dólares en los últimos cinco años. El precio medio de la vivienda en términos nominales (incluida la inflación) ha retrocedido a niveles del tercer trimestre de 2002.

Por un lado, el índice que incluye las 20 mayores ciudades de EEUU (Composite 20) refleja una depreciación acumulada del 33% desde el pico máximo (rebaja de 105.000 dólares), al igual que la de los 10 núcleos urbanos más importantes (descenso de 137.000 desde 2006).

La intensidad del ajuste varía mucho en función de las ciudades analizadas. Así, las caídas oscilan entre el 10% de Dallas y el 58,6% de Las Vegas.

Pinchar en la imagen para ampliar

Hasta aquí los datos en términos nominales. Y es que, si la depreciación se analiza en términos reales (descontando el IPC) el desplome inmobiliario estadounidense es mucho mayor.

El precio real medio de las casas ha descendido un 41,6% desde el primer trimestre de 2006 (valor máximo), casi 113.000 dólares menos, regresando así a niveles del cuarto trimestre de 1999. De hecho, incluso se puede retroceder algo más en el tiempo para observar que el precio real se sitúa ya en niveles no vistos desde 1987, según muestra el mismo índice Case-Shiller (en términos reales). Esto significa que, hoy por hoy, ya es posible comprar una vivienda a precios equiparables a los de hace 25 años.

El desplome, en este caso, también varía en función de la ciudad, y oscila entre la caída del 21,6% registrada en Dallas y la intensa depreciación de Las Vegas (63,2%) desde máximos.

Temas

En Libre Mercado