Menú

Gallardón promete normalizar el pago a proveedores en 2015

El Ayuntamiento de Madrid reducirá su deuda en 1.351 millones hasta 2015, y promete normalizar el pago a proveedores también para esa fecha.

Libre mercado
0

El Ayuntamiento de Madrid reducirá su deuda en 1.351 millones de euros de aquí a 2015 -en la actualidad supera los 7.000 millones-, recuperará el equilibrio presupuestario en términos de contabilidad nacional el próximo ejercicio y volverá a tener ahorro neto positivo desde 2013, según se ha comprometido en un nuevo Plan Económico Financiero y un Plan de Saneamiento que han aprobado este jueves la Junta de Gobierno municipal. Asimismo, el municipio que dirige Alberto Ruiz Gallardón también se compromete a ponerse al día en el pago a proveedores a partir de 2015.

Los dos planes recogen las medidas de contención del gasto y las previsiones de evolución de los ingresos que garantizan la sostenibilidad de la Hacienda Municipal en los próximos años "gracias a una optimización de los recursos municipales, compatibilizando la recuperación de todos los ratios financieros con el funcionamiento normal de la Administración Local", según ha explicado el Ayuntamiento.

Así, el objetivo, es recuperar el equilibrio presupuestario en términos de contabilidad nacional en 2012, cuando también se prevé un superávit presupuestario gracias al cual el saldo negativo del remanente de Tesorería disminuirá progresivamente hasta llegar a ser positivo en 2015.

Paralelamente, disminuirá el plazo de pago a proveedores, llegando a normalizarse por completo en 2015. En ese tiempo, las únicas operaciones de endeudamiento que se formalizarán serán las de refinanciación de los vencimientos ordinarios del ejercicio, amortizándose por completo la operación extraordinaria de endeudamiento aprobada en 2009.

A lo largo de este periodo, el endeudamiento del Ayuntamiento experimentará un reducción de 1.351 millones de euros. "Eso supone que desde 2009 el stock de deuda se reducirá en 2.041 millones de euros". De esta manera, el ratio de endeudamiento volverá a situarse por debajo del límite del 110 por ciento y el ahorro neto será positivo en 2013.

Plan económico financiero

En este documento se recoge que 2011 se cerrará con necesidad de financiación en términos de contabilidad nacional aunque, igual que en 2010, el resultado se mantendrá dentro de la senda de consolidación presupuestaria trazada por el Programa de Estabilidad estatal.

En 2012, "gracias a la entrada en vigor de la nueva ponencia de valores catastrales [subidas fiscales] y a la aplicación de las medidas de ahorro", será posible alcanzar el equilibrio presupuestario con vocación de permanencia.

El Ayuntamiento madrileño cerró el ejercicio 2010 con un déficit de 754,38 millones de euros, un 0,6 por ciento del PIB de la ciudad. A pesar de que la previsión es recuperar la estabilidad el año próximo, el Plan introduce la evolución prevista de los ingresos y gastos hasta el año 2015 con la finalidad de acreditar que la estabilidad que se alcanzará en 2012 se mantendrá posteriormente, "como consecuencia del efecto de las medidas adoptadas desde mediados de 2010 y de las previstas en el presente Plan".

Plan de Saneamiento

Por otro lado, con respecto al Plan de Saneamiento, señala que las restricciones en materia de endeudamiento a las que ha tenido que enfrentarse el Ayuntamiento han sido en buena parte la causa de que 2010 se cerrara con un remanente de tesorería negativo.

"El saneamiento de esta situación es el objetivo de este plan. La negativa estatal a financiar dicho déficit mediante endeudamiento se traduce en un empeoramiento del remanente de tesorería", lamenta el Ejecutivo local, que critica que las comunidades han recibido 11.000 millones en cada ejercicio desde 2009 en mejora de la financiación, y además tienen un marco jurídico más flexible.

"Por el contrario, los ayuntamientos sólo dispusieron en 2009 de la posibilidad de financiar dicho déficit, en condiciones mucho más restrictivas que las comunidades. Sin embargo, la denegación de la autorización para formalizar las correspondientes operaciones de refinanciación ha alterado los flujos de caja previstos, lo que ha impedido cumplir con las previsiones", continúa.

Para adecuarlo a las circunstancias reales, el Gobierno municipal ha revisado el Plan de Saneamiento garantizando dos factores esenciales: la amortización de la operación de endeudamiento prevista y el saneamiento del remanente de tesorería, que según La Ley de Haciendas Locales se puede realizar formalizando una operación de endeudamiento por un importe equivalente al saldo negativo del remanente de Tesorería.

Para conciliar este Plan de Saneamiento con el Económico-Financiero, el Ayuntamiento ha optado por una progresiva amortización del saldo negativo del remanente de Tesorería en lugar de hacerlo en un solo ejercicio. "De ese modo no se genera déficit ni se incrementa el stock de endeudamiento", asegura.

"La fórmula propuesta es flexible y solvente: sin generar un impacto negativo en las finanzas municipales se garantiza el saneamiento del remanente de Tesorería en 2015 (último año de su aplicación) en el que, además, se amortizará por completo la operación extraordinaria de endeudamiento, en los términos previstos inicialmente en el Plan de saneamiento aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 21 de mayo de 2009. En 2012 el ahorro neto será negativo, pero el presente Plan garantiza que en 2013 volverá a ser positivo", zanja el Consistorio.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios