Menú

Rajoy exige al Gobierno que revele la "oferta irresistible" hecha al PNV

El Gobierno salvó in extremis la reforma de la negociación colectiva gracias a la abstención de CiU y PNV. El líder del PP reclama saber qué prometió Zapatero.

0

Mariano Rajoy cree que la deriva del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es "letal" para los intereses de España. Considera que "está en las últimas" y que hace lo inconfesable para mantenerse a flote. Y entiende como un ejemplo irrefutable la "oferta irresistible" realizada in extremis al PNV a fin de que, con su abstención, permitiera sacar adelante la reforma de la negociación colectiva.

"Que se ponga en conocimiento" de la opinión pública, clamó el jefe de la oposición en el acto de toma de posesión de María Dolores de Cospedal. Primero en una declaración que rozó lo institucional y después en conversación informal con periodistas, Rajoy mostró su indignación por un espectáculo "bochornoso" que deja constancia de un Ejecutivo "a la deriva".

Reforzó su discurso de firmeza, sí, pero a ello unió cierta perplejidad de lo lejos a lo que ha llegado Zapatero con tal de mantenerse en el poder. "Esto es muy peligroso, porque si el Gobierno tiene que hacer grandes concesiones para sacar adelante lo que se le ocurra, la situación va a empeorar y será mucho más difícil para el próximo Gobierno", aseveró.

Por ello, Rajoy dijo de la forma más clara hasta la fecha que no cree que se vaya a producir un adelanto electoral. Y argumentó esta opinión en lo acontecido en el Congreso de los Diputados este miércoles, con un ministro de Trabajo "subiendo y bajando de la tribuna" para ganar tiempo mientras los negociadores socialistas prometían "a saber qué" a las minorías nacionalistas. Todo con el fin de seguir "un día más" en La Moncloa, para "mantenerse en el poder".

En este sentido, lo que el PP quiere saber inmediatamente son los puntos de esa "oferta irresistible" gracias a la cual el PNV pasó del rechazo a la abstención a pesar de una negociación colectiva que no gusta a empresarios, sindicatos y resto de formaciones políticas.

"Si para aprobar las cosas hay que hacer concesiones, las más generosas", España padecerá "un gravísimo problema", continuó Rajoy, mientras su equipo económico, también presente en el acto, advertía de que "la reforma de la reforma está a la vuelta de la esquina".

"No nos podemos olvidar que estamos tutelados por la Unión Europea. En cuanto se den cuenta que no llegamos a los objetivos nos obligarán a más, y tendremos que volver a reformar", explicaban fuentes populares. Y esto, añadió ya Rajoy, es lo que provoca "incertidumbre" y que la confianza en la marca España esté tan devaluada.

"El Gobierno está en las últimas, en tiempo de descuento, intentando prorrogar épocas pasadas y de fin de ciclo", concluyó un Mariano Rajoy que como contraposición puso los Ejecutivos de Esperanza Aguirre, José Ramón Bauzá y la homenajeada Cospedal. Ellos son el espejo, explicó, al que mirar para vislumbrar las líneas maestras de su próximo gobierno.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation