Menú

Salgado presume en 'WSJ' de sistema financiero

El mismo día que el FMI levantó las alarmas sobre España, Salgado decía en Wall Street Journal que nuestro país era un ejemplo para el mundo.

0

Lejos han quedado ya aquellas grandilocuentes declaraciones en las que el presidente Zapatero presumía de que la economía española estaba en la "Champions League" de la economía mundial, o cuando explicaba cariacontecido a inversores internacionales en Nueva York que el sistema financiero español era el más sólido del mundo.

En aquel momento negaba una crisis que acabó superándole y que, siguiendo su propio esquema, dejó la economía española en el farolillo rojo de la tercera regional. Además, dejó al descubierto los pies de barro de nuestro sistema financiero y su talón de Aquiles también, un sistema de cajas de ahorro demasiado intrincado en la política y con agujeros financieros difícilmente superables.

La situación con el devenir de la crisis no ha mejorado, ni con el proceso de fusiones de las cajas, ni con las últimas exigencias marcadas al sistema financiero para privatizar las entidades mediante las salidas a bolsa y las participaciones en el FROB –fondo de Reordenación Ordenada Bancaria-. Tanto es así que el pasado martes el FMI alertaba sobre el sistema financiero español y urgía al Ejecutivo socialista, que pilota cada vez más Rubalcaba en lugar de Zapatero, que tomase medidas más drásticas y rotundas para atajar el déficit y reactivar el mercado de trabajo.

Bien, al día siguiente, Elena Salgado, vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, publicaba un artículo en el prestigioso diario Wall Street Journal. Si el FMI recelaba de nuestra economía, Salgado sacaba pecho: "las medidas de amplio alcance que ha tomado nuestro gobierno y la solidez de nuestras instituciones financieras nos permiten ser más eficientes y resistir a cualquier crisis en el futuro. Aquí están las lecciones para el resto de Europa y para el mundo", decía sin sonrojarse la ministra Salgado.

En el artículo alaba la "alta calidad de supervisión" del "Banco de España" y también el proceso de "reestructuración para mejorar la competitividad y reducir el volumen excesivo del sistema financiero, especialmente entre las cajas de ahorro" en un proceso cuyo "alcance no tiene precedentes" por disminuir el número de cajas de "18 a 45 en menos de dos años". Un proceso en el que el Estado ha gastado, según Salgado 10.000 millones en ayudas del FROB, el 1% del PIB.

Reformas y transparencia

El segundo paso del que se siente orgullosa es que "hemos avanzado en las reformas para mejorar la estructura de las cajas de ahorro y sus gobiernos corporativos además de su capacidad para acceder a los mercados de valores". Según cuenta en WSJ se hace mediante "una nueva Ley que estipula que todas las instituciones financieras, incluso aquellas que mantienen la estructura de cajas de ahorros, tendrán que cumplir con los requisitos similares a los de las sociedades anónimas cotizadas, en términos de Gobierno y, especialmente, de elegibilidad de los consejeros".

En tercer lugar habla de la "transparencia" que ofrece la rigurosidad aplicada por los test de estrés a las entidades españolas y por último, "para disipar cualquier duda sobre la solvencia de los bancos españoles, el Gobierno ha establecido un nuevo núcleo mínimo de capital del 8% de los activos, ponderados por riesgo".

Recuerda que "los bancos deben cumplir con estas nuevas normas el 30 de septiembre de este año". "Según el Banco de España, sólo 13 instituciones de 114 están por debajo de las nuevas condiciones obligatorias y requieren capital adicional".

"La transparencia, la reestructuración de las empresas, el aumento de la solvencia y mejora de la eficiencia son los pilares de los esfuerzos de España para anclar la confianza del mercado y garantizar la capacidad de nuestro sistema bancario para otorgar créditos al sector privado y para financiar el crecimiento futuro".

Una receta a la que "llamamos el modelo español" del que "otros sistemas podrían beneficiarse también".

En fin, un bonito artículo que quedaba obsoleto en el momento de la publicación merced al informe del FMI que, como decimos, alertaba sobre los riesgos que corría nuestra economía. En abril ya dijo que España "no está fuera de peligro". En mayo nos metió en el mismo saco que las rescatadas Irlanda, Grecia y Portugal y advertía del riesgo de que se consolidase la aparición de una "generación perdida" en España por el serio problema de desempleo que sufre nuestro país.

El pasado martes, justo un día antes de que Salgado escribiera su carta en WSJ, el FMI urgía a España a aprobar reformas "valientes".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios