Menú

Renfe cierra el AVE de Barreda: tenía 9 viajeros al día

La compañía admite que la línea era un "desastre", que no llegaba al 0,5% de ocupación diaria.

LIBRE MERCADO
0

La línea de AVE regional castellano-manchego que Renfe se inventó el pasado diciembre ha tenido que cerrar. El trayecto Toledo-Cuenca-Albacete (línea directa entre las tres ciudades, pasando por Madrid pero sin cambiar de tren) no cumplía los ingresos mínimos necesarios. Sólo 9 viajeros al día compraban billetes sumando las tres frecuencias diarias, lo que supone menos del 0,5% de los 2.190 asientos que ponía Renfe a la venta.

La página web de la Junta de Castilla la Mancha aseguraba en diciembre, cuando se abrió la línea, que con su puesta en marcha "se ha dotado a la región de un nuevo servicio que supone un hito histórico en las comunicaciones". Desde el principio se cuestionó la viabilidad económica del proyecto, en el que puso mucho empeño José María Barreda, que aseguró que era un "paso cualitativo hacia adelante en la cohesión y en la integración de la propia comunidad autónoma". El entonces presidente autonómico recalcó que “muchos ciudadanos, cada vez más, se relacionan entre sí dentro de las capitales de Castilla-La Mancha”.

Ahora, menos de un mes después de las elecciones autonómicas que han mandado a la oposición a Barreda y al PSOE, Renfe tiene que cerrar este ruinoso proyecto. La compañía ferroviaria suspenderá los tres trayectos directos de AVE que comunican Toledo, Cuenca y Albacete a partir del 1 de julio, que se pusieron en marcha en diciembre de 2010, a causa de la "demanda insuficiente" y aumentará de once a trece las frecuencias del servicio Avant entre Toledo y Madrid.

El director general del área de viajeros de Renfe, Enrique Urkijo, ha informado hoy en una rueda de prensa en Toledo que el balance de los seis meses de servicio directo entre las tres ciudades castellano-manchegas es "un desastre" al contar sólo con 9 viajeros al día de los 2.190 potenciales en ambos sentidos, informa Europa Press.

Los viajes directos que se suspenden serán sustituidos por billetes combinados con los que los viajeros podrán enlazar trenes Avant con AVE, Alvia o Altaria haciendo transbordo en Madrid. Urkijo ha asegurado que los transbordos no deben ser un "inconveniente" puesto que resultarán "más económicos" y el viaje se realizará en un "tiempo similar".

En este sentido, ha explicado que el trayecto actual entre Toledo y Albacete se realiza en 2 horas y 5 minutos con un coste de 70 euros y que "con los mejores tiempos con transbordos", se realizarán en 2 horas y 28 minutos por 60 euros (AVE), en 2 horas y 31 minutos por 52 euros (Alvia) y 3 horas y 33 minutos por 37 euros (Altaria).

Para agilizar estos transbordos, y para dar respuesta a la gran demanda, Renfe introduce dos frecuencias más en los servicios directos entre Madrid y Toledo en las horas en las que, según el balance realizado, hay más clientes: a las 8.25 horas y 16.18 horas desde Toledo y a las 8.20 y 14.50 horas desde Madrid.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios