Menú

La pregunta del millón: ¿quién se quedará con la CAM?

La CAM podrían terminar en las manos de sus antiguos socios del Banco Base o de cualquiera de los dos grandes bancos españoles.

0

Al final la CAM ha sido nacionalizada. Era la caja de la que más y peor se hablaba tras las intervenciones de la CCM y de Cajasur. Trató infructuosamente de unirse en el SIP de Banco Base junto a Cajastur, Caja Cantabria y Caja de Extremadura, pero los consejos de todas ellas rechazaron la unión porque la alicantina presentaba un balance muy poco atractivo y repleto de activos "tóxicos", básicamente inmobiliarios.

Tras la implosión del Banco Base era cuestión de tiempo que la CAM tuviese que ser recapitalizada por el Estado y puesta de nuevo en el mercado una vez el FROB la haya saneado.

No existen candidatos oficiales, pero sí posibles, los que más cerca han estado de la CAM durante los últimos meses y, necesariamente, las dos grandes entidades españolas: el Santander y el BBVA, aunque podría haber sorpresas de última hora.

La primera opción es que sus antiguos socios del Banco Base, liderado por Cajastur, podrían reanudar las negociaciones y hacerse con la entidad. Ahora las circunstancias han cambiado radicalmente. La CAM acaba de recibir una inyección de 2.800 millones de euros más una línea de crédito de otros 3.000 millones que, en principio, permitirán que la entidad se recapitalice y alcance los requisitos de capital exigidos por el regulador.

En su momento el SIP Banco Base estaba participado por Cajastur y la CAM en un 40%, Caja Extremadura poseía un 11% y Caja Cantabria un 9%. Luego el SIP se rompió y entraron los canarios. Por el momento ni Cajastur ni ninguno de sus socios ha mostrado su intención de adquirir los restos de la CAM. De suceder lo anunciarían tan pronto la caja quedase saneada.

Un fondo de inversión norteamericano, JC Flowers, estudió la posibilidad de entrar en la CAM y quedarse con ella. JC Flowers propuso al Banco de España crear un "banco malo" donde se depositasen todos sus activos "tóxicos" mientras que la entidad madre mantendría los que tienen valor. Una solución similar propuso el BBVA, el Santander y Barclays. El Banco de España no aceptó a pesar de que cuando se hizo esta propuesta –hace sólo unas semanas– la intervención era inevitable. La CAM necesitaba urgentemente 2.800 millones, los mismos que ha recibido del Fondo de Reestructuración Bancaria.

Por último quedan las "novias" de siempre: Santander y BBVA, los dos principales bancos españoles que, aunque en principio no tendrían necesidad alguna de absorber un nuevo banco dentro de España, quizá se vean "obligados" por las circunstancias políticas. Para ello las dos grandes entidades pedirían un esquema de protección de activos al estilo del propuesto por JC Flowers, pero Mafo no quiere hablar oír de ello, de modo que todas las posibilidades quedan abiertas.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD