Menú
Jaime de Piniés

¿Nos dirán la verdad?

¿Cómo es posible que se le exija tanto a un Berlusconi que ha decidido recortar la estructura administrativa del país, entre otras medidas contundentes, y tan poco a Rodríguez Zapatero?

Jaime de Piniés
0

La reunión de Merkel y Sarkozy para salvar el euro ha sido decepcionante. No ha habido acuerdo sobre los eurobonos que el mercado esperaba como una solución "definitiva" a la crisis fiscal en la zona euro. Según estos mandatarios, los eurobonos, si es que llegan, serán la culminación del proceso y no una solución en el corto plazo. Y para alcanzar ese punto culminante se apuesta por una integración fiscal mayor que, en el caso español, supone, sobre todo, poner límites al déficit público en todas las administraciones públicas. A Merkel y a Sarkozy les gustaría que se incorporase este límite en nuestra constitución pero la ministra Salgado ya ha aclarado que con solo cumplir la condición sería suficiente.

Y así llegaremos al día 19 de agosto, fecha en la que un Consejo de Ministros pretende adelantar el cobro de los pagos anticipados del Impuesto de Sociedades para las empresas de gran dimensión y algo relacionado con los fármacos con un posible ahorro para el Estado en el año 2011 de unos 5.000 millones de euros, pero a expensas de incrementar el déficit en años venideros.

Como indiqué la semana pasada, nuestra capacidad para tomar decisiones está ya altamente comprometida pues lo único que evita que la prima de riesgo de España vuelva a ponerse en los 400 o más puntos básicos en comparación con el bono alemán es la presencia compradora del BCE. Con esta espada de Damocles sobre nuestras cabezas, no se entiende como la respuesta de nuestro Gobierno es tan tímida, especialmente en comparación con Italia, país que a la fecha viene comportándose como España, pero con mucho menos pasivo neto exterior (20% del PIB en el caso italiano versus el 90% en el nuestro). ¿Cómo es posible que se le exija tanto a un Berlusconi que ha decidido recortar la estructura administrativa del país, entre otras medidas contundentes, y tan poco a Rodríguez Zapatero?

Creo que la respuesta más convincente es que los italianos han sido transparentes y han informado al público del compromiso adquirido con el BCE para mantenerlo operativo comprando deuda pública y que nuestro Gobierno todavía no lo ha hecho. Quizá salgamos de dudas este viernes o la semana que viene. Lo que está meridionalmente claro es que desnudar a un santo para vestir a otro no va a ninguna parte.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco