Menú

EEUU desconfía de Obama: sólo el 26% aprueba su gestión económica

La gestión económica de Obama baja hasta el 26%, un nuevo mínimo, pese a los esfuerzos del presidente de EEUU para remontar en las encuestas de popularidad.

0

Tan sólo el 26% de los estadounidenses aprueba la gestión económica del presidente de EEUU, Barack Obama, lo cual implica un nuevo mínimo, 11 puntos menos que el pasado mayo y muy por debajo del anterior mínimo de noviembre de 2010 (35%), según la última encuesta elaborada por la prestigiosa firma Gallup. De este modo, el 71% de los estadounidenses desconfía de su capacidad para liderar la recuperación de la primera potencia mundial.

Además, apenas un 24% apoya su manejo del déficit público, y sólo un 29% le otorga alguna credibilidad a la hora de impulsar la creación de empleo. Mientras, su índice de aprobación mejora algo en materia de política exterior: el 53% apoya su política antiterrorista y casi el 40% valora positivamente su gestión en asuntos exteriores y de la guerra de Afganistán.

En términos globales, su popularidad cae hasta el 41%, siete puntos menos respecto a febrero de 2010 y casi 10 puntos inferior al pasado mayo, cuando anunció la muerte de Bin Laden. Así pues, el presidente no logra remontar en las encuestas pese a los esfuerzos llevados a cabo en los últimos tiempos para tratar de mejorar su imagen de cara a las elecciones presidenciales de 2012. La desconfianza hacia Obama crece en todas las áreas, pero especialmente en materia económica tras los crecientes signos de ralentización que padece EEUU, la aún elevada tasa de paro, el arduo debate para aumentar el techo de deuda, la rebaja de rating y la incertidumbre de Wall Street.

Obama acaba de concluir una gira en autobús para tratar de reconectar con los votantes de su país, que le ha llevado a recorrer durante tres días los estados de Minesota, Iowa e Illinois. El presidente ha anunciado que ofrecerá un discurso sobre empleo y déficit en septiembre, como primer paso de su nueva estrategia para tratar de reactivar la economía.

Nuevo plan de estímulo

Aunque todavía no hay detalles concretos, se prevé que Obama presente al Congreso un nuevo paquete de iniciativas que incluya recortes tributarios para la clase media, más inversiones públicas para la construcción de carreteras y ayudas para los desempleados, así como un plan paralelo para reducir el déficit a largo plazo. Con ello tratará de ganar la iniciativa de nuevo en el campo de batalla que más interesa a los estadounidenses, la economía y la creación de puestos de trabajo.

Obama reconoce que podría perder la reelección si los votantes no ven una mejoría económica. Y es que, casi dos años después que Estados Unidos saliera oficialmente de su recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, y durante la cual se perdieron 8,5 millones de puestos de trabajo, el índice de desempleo sigue por encima del 9% y unos 14 millones de personas buscan y no encuentran trabajo.

Ante tal situación, y pese a que niega el riesgo de que EEUU recaiga en la recesión, Obama prepara un nuevo plan de estímulo (más gasto público) para tratar de reactivar la economía, según fuentes consultadas por Bloomberg. Y ello, pese a que se comprometió con los republicanos a consensuar un plan antes de fin de año para recortar el déficit en 1,5 billones de dólares durante la próxima década.

A priori, la aprobación de un nuevo estímulo resulta contradictoria con la intención de recortar el déficit. Sin embargo, "el monto en dólares de las medidas adicionales de reducción, a largo plazo, del déficit excederá el costo de los nuevos gastos de corto plazo que (el presidente) propondrá", según esas mismas fuentes oficiales.

Independientemente de que lo consiga o no, lo cierto a día de hoy es que la desconfianza hacia Obama crece entre los estadounidenses. El presidente suspende de forma notable en materia económica.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD