Menú

Finlandia no ayudará a Grecia si la UE veta un pacto sobre garantías

El Gobierno finlandés reconoció que la situación es "muy compleja", y aseguró que está negociando con varios países comunitarios.

0

El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, afirmó este lunes que Finlandia no participará en el segundo rescate financiero de Grecia si sus socios europeos vetan el pacto bilateral entre Helsinki y Atenas, por el que el país heleno se compromete a avalar con efectivo parte del préstamo finés.

Los ministros de Finanzas de Finlandia y de Grecia, Jutta Urpilainen y Evangelos Venizelos, respectivamente, alcanzaron el pasado martes un acuerdo bilateral, en virtud del cual Atenas hará un depósito en efectivo acorde a la parte proporcional de las garantías de préstamo que aportará Finlandia en el rescate, informa EFE.

Este depósito, cuyo montante no ha trascendido pero que se situaría entre el 20 y el 40 por ciento de los 1.400 millones de euros correspondientes a Finlandia, se invertirá en valores de bajo riesgo a nombre del Estado finlandés.

En caso de que Grecia devuelva los créditos a sus socios europeos, recuperaría el dinero y los intereses acumulados en ese depósito, pero si no fuese capaz de hacer frente a la deuda, pasaría a ser propiedad del Gobierno finlandés.

En declaraciones a la prensa local, Katainen reconoció hoy que será "políticamente difícil" lograr el visto bueno de los países de la eurozona a este pacto, pero aseguró que, sin las garantías acordadas, el país nórdico no aprobará el plan de rescate griego, valorado en 109.000 millones de euros.

"Mi Gobierno ha tomado la decisión de exigir esas garantías para limitar nuestra propia responsabilidad. Son un requisito para que participemos en un posible rescate del que queremos formar parte", declaró Katainen.

Las exigencias de Finlandia han causado indignación en algunos países de la UE por negociar de forma bilateral una contrapartida económica a cambio de su aportación al rescate financiero de Grecia, mientras que otros, como Austria, Holanda y Eslovaquia, estudian exigir las mismas condiciones.

"Nuestro acuerdo con Atenas seguramente aumentará las presiones políticas en otros países. Desde luego, no es lo que pretendemos, pero así es la realidad política de Finlandia", señaló Katainen.

El mandatario finlandés reconoció que la situación es "muy compleja", y aseguró que su Gobierno está negociando con varios países comunitarios para intentar encontrar una solución aceptable para todos. EFECOM

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia