Menú

La vida en Grecia: un infierno marcado por paro, robos y cheques sin fondos

La crisis helena se refleja en el día a día de sus ciudadanos, amenazados por el desempleo, la subida de impuestos, los impagos y los robos.

Toni Mascaró
0

Los griegos llevan tres años de recesión y han tenido que soportar aumentos de impuestos, valorados en miles de millones de euros, combinados con recortes del gasto público. El Gobierno prevé que el PIB se contraerá un 5,3% este año, tras caer un 4,5% en 2010. La tasa de desempleo pronto podría alcanzar el 20%.

Por si fuera poco, parece que todas estas dolorosas medidas no van a servir para alcanzar el compromiso de reducir el déficit público hasta el 7,6% del PIB este ejercicio, frente al 10,5% del pasado año. Pese a ello, el Ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, dijo que "si implementamos plena y sistemáticamente las medidas [de austeridad] ya acordadas y votadas, nos acercaremos mucho a nuestro objetivo fiscal y cambiaremos el clima".

Paro

Tradicionalmente, durante el mes de mayo los datos empiezan a mostrar la mejoría correspondiente al inicio de la temporada turística veraniega. Pero este año, en promedio, unas 1.200 personas se sumaron cada día de mayo a las listas del paro, según la Autoridad Estadística Helénica (Elstat). Así, el nivel de desempleo se ha elevado hasta el 16,6%, el doble que hace dos años. La OCDE había previsto un paro del 16% para este año y del 16,4% para 2012.

El número total de parados se situó así en 822.719, superando la barrera de los 800.000 por primera vez en varios años. De hecho, desde mayo de 2010 esta cifra ha aumentado en casi un cuarto de millón, y algunos estudios avanzan un millón de parados para finales de año. Los inactivos, hombres y mujeres que no forman parte del mercado laboral, suman 4.383.374 y los ocupados 4.183.300.

Ante esta grave situación, el ministro de Trabajo ha anunciado que los trabajadores asegurados por la Fundación de la Seguridad Social, el principal fondo social del sector privado, no necesitarán completar los 80 días de trabajo antes de 2012 para asegurarse la cobertura médica para sí y sus familias sino tan sólo 50.

Según un estudio de la Confederación General de Pequeñas Empresas (GSEVEE) realizado en julio, decenas de miles de pequeños negocios (con menos de 50 empleados) podrían cerrar durante 2012. Unos 100.000 podrían desaparecer antes de que acabe el año y unos 183.000 en los próximos doce meses. Por ello, estima que un cuarto de millón de empleos están en peligro, de los que 134.000 podrían perderse en lo que resta de 2011.

Turismo

La crisis se está notando en todos los sectores, incluso en el turístico. El número de llegadas de vuelos nacionales cayó un 11,6% interanual durante la primera mitad del año. Los profesionales del sector estiman una bajada anual del 20%, pero el descenso se ha compensado en parte por los extranjeros que usan vuelos nacionales.

La llegada de turistas extranjeros, sin embargo, ha mejorado respecto al año pasado, aunque los expertos aseguran que la cifra habría sido mayor de no ser por las revueltas callejeras en Atenas y las continuas huelgas de transporte (público y privado) que sufre el país desde hace meses.

Cheques sin fondos

Según el sistema de información bancaria Tiresias, los cheques devueltos hasta julio alcanzaron los 1.380 millones de euros, un aumento del 43,3% interanual. Mientras, las letras de cambio devueltas alcanzaron un importe de 134,5 millones, lo que representa un aumento del 6,47% respecto al año pasado. Se espera que para finales de año la cifra total de cheques y letras sin fondos haya alcanzado los 2.000 millones de euros.

Una encuesta de la Confederación General de Pequeñas Empresas (GSEVEE) revela que un 37,9% de las compañías dispone de cheques que ya han sido devueltos y un 7,3% cuenta con cheques con alto riesgo de impago.

Fraude fiscal

Por otro lado, cuando se puso en marcha el servicio telefónico de la Unidad de Crímenes Económicos y Financieros (SDOE) en 2008, este servicio recibió 4.000 denuncias. Al año siguiente, la cifra aumentó en medio millar. Pero en 2010 se disparó hasta las 19.000. En lo que va de año, hasta julio, ya se han registrado 7.500 denuncias de este tipo-

Aunque la propia unidad reconoce que muchas de estas llamadas se refirieron a quejas sin demasiada importancia sobre los recibos de las tiendas, algunos casos muy importantes fueron descubiertos mediante este número y reportaron importantes ingresos para las arcas públicas tras los pertinentes trámites judiciales.

El Ministerio de Finanzas ha reconocido este mes que los inspectores no están haciendo todo lo que debieran en su lucha contra la evasión fiscal. Los datos de junio revelaron que de las 34 principales oficinas tributarias del país, 12 no habían realizado ni una sola investigación a los contribuyentes y las otras 31 lucían un promedio inferior a una comprobación por empleado.

En lo que va de año, hasta mediados de agosto, las 288 oficinas del Fisco han inspeccionado sólo 152.822 casos, mientras que otros 358.503 seguían pendientes de investigación, es decir, que sólo se han comprobado tres de cada diez casos.

Peor todavía. Según el Ministerio, hay varias oficinas con más de un 10% de contribuyentes registrados que no pagan sus deudas, en su mayoría, grandes empresas. Y es que el cobro de las deudas atrasadas parece ser otra gran asignatura pendiente de la Hacienda griega; concretamente, 33 de las 34 principales oficinas han realizado menos del 1% del trabajo necesario en ese sentido.

El Gobierno de Atenas acaba de aprobar una nueva norma para reforzar la lucha contra el fraude fiscal. Hacienda publicará los nombres de las personas y empresas que deben grandes sumas de dinero al Estado. Según datos oficiales, unos 900.000 contribuyentes deben 41.100 millones de euros al Fisco heleno. La mayoría del fraude se concentra en el 5% de estos contribuyentes, unas 14.700 personas o empresas con una deuda fiscal próxima a los 37.000 millones

Asimismo, el Gobierno sigue con su intención de subir los impuestos para tratar de incrementar la recaudación, aunque su eficacia se pone en duda. Así, por ejemplo, este año la subida del 9% al 13% en el IVA sobre el agua embotellada se calcula que ha causado un desplome del 20% en las ventas. Aún así, Atenas ha anunciado que podría subir nuevamente este tributo hasta 23%.

Emigración

Ante esta situación de crisis generalizada, no son pocos los que optan por salir del país. Pero esto también tiene sus peligros. La policía australiana está investigando un posible caso de fraude denunciado por la comunidad griega en Australia; al parecer los timadores habían creado una página web en la que ofrecían gestionar los trámites para emigrar a ese país. "Al principio piden 300 euros y después quieren 4.000 más", dijo el secretario general de la Comunidad Griega Ortodoxa de Melbourne y Victoria, Costas Markos.

Uno griego que había mostrado interés por la oferta de la empresa escribió a Markos diciendo: "Es una verdadera vergüenza que la gente necesitada que busca dejarlo todo atrás para buscarse una nueva vida al otro lado del mundo sea explotada". Este hombre se dio cuenta en el último minuto de que se trataba de un fraude y no pagó. Según Markos, en alguna semana su comunidad recibe hasta veinte llamadas de griegos interesados en emigrar a Australia.

Inmigración

Por otro lado, se calcula que alrededor del 80% de los inmigrantes ilegales que vive en Europa entra por Grecia. El problema es que con el paro en continuo aumento, las tensiones entre éstos y la población autóctona están empeorando. Y a medida que se agrava la situación, aumenta también el crimen, del que algunos acusan a los inmigrantes.

Recientemente, según informa NPR, varias decenas de afganos sin hogar se concentraron una tarde en la plaza principal de Atenas buscando empleo en vano. "En casa todos me decían que cuando viniese aquí la gente me cuidaría", dice Farhod Bahteri, de 25 años, pero ahora él, su esposa y sus dos hijos son inmigrantes sin techo en Grecia.

Tasos Boulis, un kiosquero griego de la plaza, dice que le han robado en varias ocasiones y que es testigo de la creciente violencia existente cada noche. "Roban en casas, autobuses, trenes... Y a nadie le importa", denuncia. "Si nos quejamos, somos racistas. Creo que pasará algo horrible, como en Noruega, porque la gente está sometida a demasiada presión".

Chrysi Avgi, Alba Dorada, un grupo nacionalista, ha empezado a organizar operaciones de vigilancia por su cuenta en los vecindarios de Atenas, a veces, con brutalidad. Ilias Panagiotaros, portavoz de esta organización, dice que los inmigrantes, "si no les gusta Atenas y tienen tantos problemas, deberían volver a sus países, donde todo era bonito y seguro y tenían buenos trabajos y todo era perfecto, como en Paquistán, en Somalia, en Argelia..."

Aunque la calma ha vuelto a la plaza Victoria, los inmigrantes la llenan cada noche. Un niño de cinco años llamado Hamidullah acude todos los días porque su padre está en la cárcel, mientras una niña de 10, llamada Donya, aprovecha la concentración para vendee tabaco barato.

Un segundo kiosquero dice: "Mira, no estoy en contra de que los inmigrantes vengan aquí a labrarse un futuro mejor, pero es que son demasiados". Este cambio de sentimientos parece estar teniendo efectos sobre la legislación griega. Así, en el marco de las reformas sobre la familia que pretende impulsar el Gobierno, la Shariah será abolida para los musulmanes griegos, informa Greek Reporter.

Crimen

Un sector que sí se está beneficiando de la actual situación griega es el de las empresas de seguridad, que están ganando nuevos clientes y expandiendo su negocio. Los bancos, las tiendas, las empresas en general y el propio sector público están contratando guardas de seguridad, instalando sistemas de alarma y alquilando coches blindados, a medida que aumenta el crimen, según informa Bloomberg. Entre estas compañías, destaca la inglesa G4S Plc., la norteamericana Brink’s Co. y la griega Pyrsos Security.

"Puesto que el presupuesto estatal ha sufrido importantes ajustes, las instituciones del sector público se han visto obligadas a despedir a sus propios guardias y han empezado a contratar personal de las empresas privadas para garantizar su seguridad", señala David Lea, un consultor de Control Risks.

Los robos a mano armada habían caído a mínimos históricos en 2007, pero la cifra se duplicó en menos de dos años. En 2009, hubo 80.000 robos en bancos y domicilios particulares, casi el doble que en 2005, según informaciones el ICAP Group. Dados los frecuentes ataques con fusiles de asalto AK-47 a los furgones blindados, Pyrsos Security ha mejorado recientemente sus vehículos. Y es que, en los últimos doce meses han sufrido robos en cinco ocasiones por un valor total de 700.000 euros.

Sus ingresos aumentaron un 22% interanual en 2009, hasta alcanzar los 16 millones de euros, y prevén un aumento adicional del 25%, hasta alcanzar los 20 millones. Pyrsos, además de ofrecer servicios de transporte de efectivo a entidades financieras y sistemas de seguridad a diversas empresas, ofrece sus servicios al metro de Atenas y a otras agencias públicas. Sin embargo, ha anunciado que dejará de prestar nuevos servicios al sector público debido a la acumulación de facturas por parte del Estado heleno.

Aún así, Alison Flynn, la portavoz de la empresa de seguridad G4S Plc, avanza que "habrá un incremento de la demanda en los años venideros para este sector debido a los esfuerzos del Gobierno para externalizar los servicios de seguridad".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios