Menú

Europa prepara el "cortafuegos" definitivo para salvar la Eurozona

Según informa el Telegraph, las autoridades alemanas y francesas han empezado a trabajar en una estrategia millonaria para evitar riesgos.

Su objetivo es, relata el diario, construir un "cortafuegos" en torno a Grecia, Portugal e Irlanda para prevenir que la crisis se extienda a España e Italia, los países considerados "demasiado grandes para caer".

Los líderes globales idearon un plan que sólo operaría correctamente en su conjunto, en la medida que sus medidas no funcionarían por separado.

En un comunicado emitido el viernes, el G20 aseguró que las principales economías del mundo se dieron un plazo de seis semanas para resolver la crisis, y desvelar la solución a la misma en la cumbre que tendrá lugar el 4 de noviembre en Cannes.

En primer lugar y en líneas esenciales, los bancos europeos deberán recapitalizarse para asegurar que la deuda griega y portugesa no precipita una crisis sistémica, dice el diario. Esto requerirá cifras abultadas que el diario estima en dos billones y medio. En segundo lugar, habrá que reafirmar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiero con más dinero por si España o Italia no alcanzan las previsiones más optimistas.

El plan de Geithner

Se trata de un plan muy similar al propuesto por Timothy Geithner en la pasada cumbre en Polonia. El secretario del Tesoro estadounidense usó hoy un lenguaje inusualmente drástico para animar a los gobiernos de la eurozona a colaborar con el Banco Central Europeo para aumentar el tamaño del fondo de rescate y evitar la amenaza de "una bancarrota en cascada y el riesgo de una catástrofe".

Geithner también dedicó unas palabras al Fondo Monetario Internacional (FMI), del que consideró que se "quedaba corto" a la hora de desarrollar sus políticas referentes al tipo de cambio y debería estar sujeto a un mayor escrutinio.

"La gestión del fondo se beneficiaría de la publicación de un Informe de Estabilidad Externo que permitiría evaluar con franqueza la excesiva acumulación de reservas y el progreso que se está realizando a la hora de reducir los desequibrios", declaró Geithner.

El secretario del Tesoro concluyó con un llamamiento al FMI para que "presente un contundente paquete de medidas que respondan a estas deficiencias".

Aceleración del rescate

El Gobierno alemán se propone acelerar la implantación del mecanismo de rescate europeo permanente (ESM) para que entre en vigor antes de 2013, informa en su última edición el semanario Der Spiegel.

De acuerdo con esa publicación, que cita fuentes del Ministerio de Finanzas sin identificar, el propósito del Ejecutivo de la canciller Angela Merkel es que el mecanismo entre en vigor ya en 2012, en lugar de 2013 como está previsto.

La idea del equipo de Finanzas es que quede activado en cuanto haya sido ratificada la reforma del fondo de rescate por los Parlamentos nacionales de los países de la eurozona. De acuerdo a lo previsto, el ESM contará con un capital de 80.000 millones de euros (107.000 millones de dólares).

El Gobierno alemán propone, además, según ese semanario, a modo de solución ante la insistencia de Finlandia en obtener garantías especiales a cambio de su aprobación, que este país aporte de una vez su contribución al fondo, establecida en 1.500 millones de euros (unos 2.000 millones de dólares). Esta posibilidad estaría abierta a otros países, de desearlo, aunque no se cuenta con que ninguno más siga esta fórmula. La mayoría de los socios, incluida Alemania, se proponen hacer efectivas sus aportaciones de forma escalonada, en cinco plazos anuales, según "Der Spiegel".

La cámara baja del Parlamento alemán (Bundestag) votará el próximo jueves, día 29, la reforma del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera" (FEEF), que previsiblemente será sustituido por el mecanismo permanente en 2013. La votación en la cámara baja se presenta delicada para la canciller Merkel ya que parte de los diputados de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside ha anunciado que la rechazará.

Se da por hecho, sin embargo, que el proyecto logrará la aprobación del Bundestag, puesto que la oposición socialdemócrata y Los Verdes han anunciado que lo respaldarán. Los líderes de la eurozona aprobaron esa reforma en su cumbre del 21 de julio y debe pasar por la aprobación de los Parlamentos nacionales de los países implicados.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados