Menú

Obama, a la caza de los ricos

La portada del diario The Economist caricaturiza la figura de Obama y muestra su descontento con la política del presidente de EEUU.

Libre Mercado
0

La portada del periódico The Economist del miércoles, que titula La caza de los ricos, caricaturiza la figura de Barack Obama, que aparece dirigiendo una carrera hacia la imposición de más tributos a los ricos, muy de moda en las últimas semanas. Parece que todos los países desarrollados están buscando fórmulas para gravar más a los ricos.

Varios países europeos han incluido ya en sus nuevos presupuestos y planes de austeridad "la tasa a los ricos". Por ejemplo, Francia decidió en agosto crear un nuevo impuesto de un 3% sobre los grandes salarios superiores a 500.000 euros al año. El Gobierno italiano pretendía también incluir en su plan de ajuste de este verano un golpe a las grandes fortunas con su "impuesto de solidaridad", que preveía gravar con un 5% adicional las rentas anuales que superaran los 90.000 euros y con un 10% las que sobrepasaran los 150.000 euros, pero finalmente dio marcha atrás.

En el caso de España, tras el golpe al los ahorradores que supone la recuperación del Impuesto de Patrimonio, cada vez son más las voces que piden un impuesto a las grandes fortunas. El último en solicitarlo, el presidente de la Generalidad, Artur Mas,  este martes.

Portada de The Economist, 28 Septiembre 2011

El multimillonario Warren Buffett inició, por su parte, una serie de protestas ante su descontento con el sistema fiscal norteamericano, pididno a Obama subidas fiscales para los ricos. El presidente recogió el guante lanzado por el famosos inversor, incluyendo la denominada "Regla Buffett" para garantizar que ningún hogar que gana más de 1 millón de dólares al año pague una tasa media inferior a la "clase media".

Desde The Economist muestran con esta portada y el artículo que le acompaña su total descontento con la idea de pagar impuestos cada vez más altos para mantener un Estado del Bienestar del todo insostenible. Rechazan la idea de que el aumento de impuestos a los ricos se justifica por el papel del sector financiero en la crisis: la retribución es una razón pobre para pagar más impuestos.

Según la publicación, las altas tasas de impuestos marginales desalientan el espíritu empresarial, y no importa lo mucho que Obama hable de "los millonarios y los multimillonarios", los impuestos más altos sobre ellos no pueden, por sí solos, acabar con el abultado déficit público de Estados Unidos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios