Menú

España superará el umbral histórico de los 5 millones de parados en 2012

Los malos datos del verano y de septiembre auguran que se llegará a los cinco millones de desempleados en el primer trimestre del próximo año.

0

El verano de 2011 fue peor que el de 2010 en materia de empleo, y los datos registrados en septiembre no auguran recuperación en este ámbito. Según las cifras desveladas el martes por el Ministerio de Trabajo, una vez eliminado el efecto del ya tradicional maquillaje estadístico, España acumula en total 4.820.434 parados. El problema, sin embargo, es que la temporada de otoño e invierno constituyen, tradicionalmente, malos meses para la creación de empleo. De este modo, a poco que se mantenga la tendencia registrada en años previos, muy posiblemente, el país superará por primera vez en su historia el umbral psicológico de los 5 millones de parados en el primer trimestre de 2012.

En primer lugar, cabe destacar el fuerte aumento del paro en septiembre. Según las cifras oficiales (sin aflorar por tanto el maquillaje estadístico), el número de parados registrados en los Servicios Públicos de Empleo (antiguo Inem) subió en 95.817 personas respecto a agosto (un 2,3% más), hasta un total de 4.226.744 desempleados (datos oficiales), y en 208.000 respecto a septiembre de 2010 (5,2%). Se trata del mayor repunte en un mes de septiembre desde 1996, año en el que arranca la serie histórica comparable. De hecho, este aumento casi duplica al registrado en septiembre de 2010, cuando subió en 48.102 personas.

Por otro lado, los datos desestacionalizados (eliminando el efecto calendario), muestran que el paro aumentó en 77.910 personas respecto a agosto, algo inferior al récord alcanzado en septiembre de 2008, cuando subió en 96.280 personas.

Gráfico elaborado por Juan Carlos Barba

A ello se suma el hecho de que España sigue destruyendo empleo pese a los más de tres años de crisis. En concreto, la Seguridad Social perdió 64.956 afiliados respecto a agosto, aunque se trata de la segunda menor caída en un mes de septiembre desde que comenzó la crisis (julio de 2007). Esto supone la destrucción de casi 20.000 empleos más que la caída de afiliación registrada en septiembre de 2010. En los últimos doce meses, la afiliación se ha reducido en 235.918 cotizantes (-1,3%).

En total, España apenas cuenta ya con 17.435.562 efectivos. El volumen de ocupados queda muy alejado del que se alcanzó en julio de 2007, cuando había casi 19,5 millones de cotizantes. En la actualidad, el número de afiliados ha regresado a niveles de hace seis años.

En el mes de septiembre, todos los sectores pierden cotizantes excepto Agricultura. Servicios, en concreto, pierde 72.152 cotizantes a un ritmo del -0,57%, Industria los pierde a un ritmo del -0,1% (-2.890 cotizantes) y Construcción pierde cotizantes al ritmo del -1,4% (-18.900). Agricultura, por su parte, gana 28.992 cotizantes a un ritmo de 2,5%.

Pero, nuevamente, el dato que interesa es el desestacionalizado para comprobar así la evolución del mercado laboral de forma homogénea. La caída de afiliados en este caso asciende a 37.577 efectivos, la quinta caída consecutiva de manera intermensual en 2011. De hecho, este ritmo de destrucción laboral se encuentra en la media de los últimos cuatro meses, lo cual refleja que se mantiene la tendencia de deterioro laboral.

Malas previsiones

El análisis de septiembre arroja pues dos conclusiones básicas: por un lado, el paro sigue aumentando al igual que la destrucción de empleo; y, por otro, tal y como señala la patronal de empresas de trabajo temporal (Agett), "los datos desestacionalizados refuerzan la impresión de que se inicia una fase más delicada del mercado de trabajo español y que en los próximos meses la estacionalidad desfavorable que los caracteriza se verá agudizada por una atonía de la economía que ya muestran claramente los indicadores de actividad y que tendrá una expresión negativa en el empleo, el paro y la demografía empresarial".

Efectivamente, si el informe de Trabajo arroja ya un total de 4.820.434 parados (eliminando el maquillaje), la llegada del otoño y del invierno (malos meses para el empleo) y el riesgo creciente de recaer en la recesión auguran que España superará a corto plazo el récord absoluto de los 5 millones de parados.

A lo largo de 2011 la evolución del paro ha sido semejante a la de 2010, lo que supone un aumento suave del desempleo, aunque septiembre se ha desviado -a peor- de esa tendencia. De este modo, es posible realizar el siguiente paralelismo, tal y como recoge el blog de Kiko Llaneras.

"A estas alturas del año pasado el desempleo había bajado ligeramente (-0,75%), pero para diciembre el saldo total era un aumento del 4,5%. Con el dato de septiembre, en lo que llevamos de año el desempleo se queda plano (-0,1%), así que una extrapolación nos llevaría a un aumento del desempleo al cierre del año en la horquilla del 4% o 5%.

Por otro lado, desde 2007, el paro ha aumentado una media de 375.000 personas entre los meses de octubre y enero. De hecho, puesto que la tendencia laboral en 2011 está siendo muy similar a la de 2010, con que se repita el aumento del paro registro entre octubre y marzo pasados, España sumaría otros 315.000 desempleados a finales del primer trimestre de 2012.

Otro dato relevante es que la actual crisis económica el desempleo se ha incrementado en una media de 61.744 parados en los meses de septiembre, mientras que en la anterior crisis 92-94 el desempleo aumentaba una media de 50.474 parados en los meses de septiembre.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), mucho más fiables que los de Trabajo (no incluyen maquillaje estadístico), también ratifican esta previsión. España sumó un total de 335.400 parados más en el cuarto trimestre de 2010 y el primero de 2011. De mantenerse mínimamente esta tendencia, España registraría también más de 5 millones de parados. Y puesto que todos los indicadores económicos, lejos de apuntar a recuperación indican una recaída en la recesión, la ansiada creación de empleo será misión imposible en ausencia de un radical repunte de la actividad.

Por ello, tal y como también advierte Rafael Pampillón, profesor del Instituto de Empresa (IE), "desgraciadamente, y por razones estacionales se espera que en el 4º trimestre la ocupación se vuelva a reducir y el número de parados vuelva a aumentar. Y en el primer trimestre de 2012 la situación se agrave más y el número de parados llegue a los 5 millones de personas".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios