Menú

La banca española acumula 313.000 millones en activos problemáticos

Para S&P, el sistema financiero se encuentra en la misma categoría que el de países como la República Checa, Israel, Corea, México y Eslovaquia.

Standard & Poor's (S&P) ha rebajado la calificación de la banca española en su conjunto por el riesgo económico de España, ya que considera que la merma de su previsión de crecimiento, la depresión del sector inmobiliario y la turbulencia de los mercados de capitales impactarán en las entidades en los próximos meses. De hecho, en su informe, la agencia calcula que las entidades tienen en su poder entre 296.000 y 313.000 millones de activos problemáticos -activos inmobiliarios adquiridos y adjudicados, depreciaciones acumuladas y créditos morosos- generados durante la recesión.

La agencia de calificación crediticia ha bajado la nota al sistema financiero español desde el grupo '3' al grupo '4' dentro de su escala del uno al diez que mida la fortaleza del sector financiero en función del riesgo país, 'Bicra' por sus siglas en inglés (Banking Industry Country Risk Assessment). El sistema financiero español se encuentra en la misma categoría que el de países como la República Checa, Israel, Corea, México y Eslovaquia.

La corrección de los desequilibrios en España seguirá teniendo un impacto negativo en los perfiles financieros de los bancos españoles en los próximos quince a dieciocho meses, "lo que supone más tiempo de los tres años en los que esperábamos que el sector financiero absorbiera el impacto del ciclo económico a la baja", argumenta S&P.

La firma dice que las perspectivas de crecimiento de la economía española son limitadas, lo que estrangula la posibilidad de un rebote del sistema financiero a corto plazo. El PIB crecerá entre un 0,8% y un 1,0% en 2011 y 2012, respectivamente.

La atonía de la actividad en el sector inmobiliario hará que la banca acumule mayores existencias de activos problemáticos durante 2012 y los primeros meses de 2013, al tiempo que afrontará mayores obstáculos para su venta, informa Europa Press.

"Esto a su vez restringirá la capacidad de los bancos para dedicar recursos del ladrillo a otros sectores de la economía, lo que apagará la recuperación económica", vaticina S&P. Por otro lado, apunta que pese a la tendencia a la baja en el déficit por cuenta corriente, España se mantiene vulnerable a los flujos de capital, dada la persistencia de la volatilidad en los mercados y la aversión al riesgo de los inversores.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador