Menú

El Gobierno deja de ingresar 14.000 millones por Loterías y Aena

En tan sólo un mes, Moncloa ha paralizado la privatización de sus joyas de la corona, destinada a aliviar las cuentas del Tesoro.

0

A principios de diciembre de 2010, el Gobierno presentó una de las soluciones que lograrían parchear la complicada situación deficitaria de las arcas públicas españolas. José Luis Rodríguez Zapatero anunció entonces que los aeropuertos de Barajas y el Prat tendrían gestión privada mediante un régimen de concesión y, por otra parte, que la joya de la corona de la Administración, Loterías y Apuestas del Estado se privatizaría parcialmente (hasta un 30%).

Elena Salgado aseguró en ese momento que la privatización parcial de Aena y de Loterías y Apuestas del Estado permitiría reducir para el año 2011 las nuevas emisiones de deuda soberana hasta los 30.000 millones de euros, comparado con los 45.000 millones de euros extra que se preveía inicialmente. Con ambas privatizaciones, el Gobierno pretendía recaudar aproximadamente 14.000 millones de euros que, en palabras del candidato por el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, conseguirían "reducir deuda, tener más margen de maniobra presupuestaria" y, de esta manera, dedicar más recursos "por ejemplo, a políticas activas de empleo".

Doce meses después de esta declaración de intenciones por parte del Ejecutivo, todo ha quedado paralizado. Se pone fin así, al menos de momento, a una medida que permitiría aliviar las ahogadas cuentas públicas españolas. A los cerca de 14.000 millones de euros que se esperaba recaudar y que se han perdido con ambas actuaciones hay que añadirle la campaña publicitaria puesta en marcha para colocar estos activos que, en el caso de Loterías, asciende a 14 millones de euros (una cantidad pequeña pero que no deja de resultar dolorosa en un momento como el actual).

Aena retrasa tres meses la licitación de Barajas y el Prat

Menos de un mes ha tardado Aena en dar marcha atrás a la licitación de los grandes aeropuertos españoles desde la paralización de Loterías. El ente público ha asegurado que la demora se debe a la dificultad de los grupos que acudirán a la subasta "para reunir la financiación en la fecha establecida", prevista para el 31 de octubre y que se retrasará hasta el mismo día del mes de enero de 2012.

La sociedad AENA aeropuertos fijaba el pasado mes de julio la licitación de Barajas en 3.700 millones y la del aeropuerto de la Ciudad Condal en 1.600 millones y la concesión se prolongará a 20 años más cinco prorrogables. Un total de siete conglomerados empresariales están luchando por hacerse con el 90% del capital de sendos aeropuertos. Sin duda el que más polémica está generando es la Constructora San José por su estrecha relación con el actual Presidente de AENA, Juan Ignacio Lema Devesa que durante años fue Presidente y Consejero de la filial tecnológica de dicha empresa.

AENA Aeropuertos considera que la ampliación del plazo de presentación de ofertas "refuerza la operación, ya que permitirá asegurar la máxima calidad técnica y financiera de las ofertas que se presenten".

"Los consorcios han reiterado su interés por participar en el concurso, pero aducen que dadas las crecientes tensiones en el sistema financiero internacional necesitan más tiempo para reunir los recursos necesarios", añadió. El resto de condiciones, tanto económicas como técnicas, se mantendrán tal y como figuran en los pliegos de licitación publicados, por lo que "no podrán optar otras empresas" al concurso ya iniciado, explicaron fuentes del ente. El Consejo Consultivo de Privatizaciones ya ha sido informado de la propuesta que llevará mañana al consejo de administración de Aena Aeropuertos.

Se trunca "La Bolsa de tus Sueños"

Con la venta de un 30% de Loterías, una de las empresas más rentables del mundo, se hubiese obtenido entre 5.000 y 8.000 millones de euros. El Consejo de Ministros aprobó el pasado 29 de abril la operación. La campaña publicitaria ya estaba en marcha. La privatización del 30% de esta sociedad pública ponía a la venta 375,6 millones de acciones y se esperaba colocar la mitad entre inversores minoristas, el 40% entre grandes inversores y el 10% restante entre las entidades colocadoras (Goldman Sachs, JP Morgan, UBS, Crédit Suisse, BBVA y Santander).

Esta golosina del mercado, ofrecería a los inversores minoristas un dividendo mensual de hasta un 8% con tan sólo una inversión mínima de 1.500 euros. La salida oficial a Bolsa de Loterías estaba prevista para el 19 de octubre, pero el miércoles 28 de septiembre saltaba la sorpresa de la suspensión in extremis por parte del Gobierno de dicha operación. La ministra de economía, Elena Salgado, alegaba la suspensión por la situación actual del mercado y afirmaba que aunque existía interés entre los inversores, "no hemos querido admitir" el precio que exigían. En declaraciones a RNE, indicó que los colocadores dijeron que "no era seguro que pudiera obtenerse el precio que entiende el Gobierno que vale el 30% de esta empresa".

Sin embargo, fuentes directas a la operación consultadas por Libre Mercado, aclararon que "la principal causa han sido los bancos, que han presionado a la baja al ver peligrar sus depósitos y su situación financiera ante una oferta tan atractiva como las Loterías". La explicación a este fracaso estaba por tanto, ligada a la emisión de pagarés y otro tipo de productos para captar pasivo que venían realizando en las últimas semanas los grandes bancos españoles, desde depósitos combinados y referenciados, hasta seguros de vida-ahorro, fondos de inversión e, incluso, pagarés de hasta el 3,75%.

Y es que la privatización del 30% de loterías era un verdadero chollo que competía de forma directa con los intereses de los bancos de conseguir financiación adicional por medio de ahorradores. "Los bancos han temido que los ahorradores saquen el dinero de sus depósitos para invertir en Loterías y que no compren sus pagarés, no hay ahorro para todos, y los fuertes en esta operación han sido ellos, que se han defendido al ver que perderían inversores", aseguraba un colocador de la operación a Libre Mercado.

Futuro incierto de las privatizaciones

La relación entre el titular de fomento, José Blanco y el Presidente de AENA, Lema-Devesa y la licitación del aeródromo de Barajas es la que más recelo ha suscitado. A esto se una la complicada situación en la que se encuentra el ministerio de Fomento con Blanco a la cabeza, acusado, entre otras cosas, de aceptar sobornos. Por ello el PP ha pedido en varias ocasiones la paralización de ambas privatizaciones. De hecho en el caso de Loterías, la oposición argumentó que suponía "malvender" una de las empresas más entables del mundo, sin deudas y que genera un gran negocio.

La privatización de Loterías y Apuestas del Estado tras el 20N se complica. El coordinador económico del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que a su partido nunca se le ocurriría privatizar Loterías, porque "no es viable económicamente renunciar a unos ingresos anuales fijos". Habrá que esperar al 31 de enero de 2012 para ver qué ocurre finalmente con Barajas y El Prat.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD