Menú

El incoherente, ineficiente e inmoral "juego" de la política monetaria

El objetivo y función primordial del Eurosistema (constituido por el Banco Central Europeo y los Bancos Centrales Nacionales integrados en el euro) es el de "mantener la estabilidad de precios en aras del bien común".

0

El objetivo y función primordial del Eurosistema (constituido por el Banco Central Europeo y los Bancos Centrales Nacionales integrados en el euro) es el de "mantener la estabilidad de precios en aras del bien común". Para ello, el Consejo de Gobierno del BCE determinó, en 1998, que "La estabilidad de precios se define como un incremento interanual del Índice Amortizado de Precios de Consumo (IAPC) inferior al 2% para el conjunto de la zona euro"; y en marzo de 2003, de acuerdo a aquella definición, especificaron que sus esfuerzos, por tanto, consistirían en mantener la tasa de inflación por debajo y/o "próxima al 2% a medio plazo".

Para acometer dicho objetivo, el BCE realiza la tarea mensual (con ayuda de los centros nacionales de estadísticas de los estados miembros) de recolectar, a través de observadores de precios, 1.8 millones de precios en más de 200.000 establecimientos comerciales en cerca de 1600 ciudades de la comunidad europea, consiguiendo así, una representación promedio, por país, de 700 productos y servicios que, pesados y ponderados por grupos de precios, determinan el IAPC que publica Eurostat (Oficina Estadística de la Unión Europea).

Es precisamente el IAPC el que sirve de indicador principal sobre el cual, una vez al mes, el Consejo de Gobierno del BCE tras un análisis económico y monetario determina 1) el tipo de interés, 2) la situación de liquidez del mercado monetario del Eurosistema y 3) la orientación de su política monetaria.

Respecto a la determinación del tipo de interés, en el libro La estabilidad de precios: ¿Por qué es importante para ti?, publicado por el BCE y escrito por Dieter Gerdesmeier (quien está al frente de la División de Orientación de la Política Monetaria del BCE), después de reconocer que a corto plazo la variación del tipo de interés afecta a la economía real, justifica dicha intervención bajo la idea generalizada del mainstream económico de que "no obstante, existe un amplio consenso entre los economista en cuanto a que, a largo plazo, es decir, una vez que los ajustes se han transmitido a la economía, una variación de la cantidad de dinero suministrada por el banco central, (si todos los demás factores se mantienen constantes) se reflejarán únicamente en un cambio del nivel general de precios y no alterará permanentemente variables reales, como el producto o el empleo reales", concluyendo que "en última instancia, una variación de la cantidad de dinero en circulación a consecuencia de la actuación del banco central no es más que la variación de una unidad de cuenta (y por tanto del nivel general de precios), que no afecta al resto de las variables, de la misma forma que un cambio de la unidad estándar utilizada para medir la distancia (por ejemplo, un cambio de kilómetros a millas) no alteraría la distancia real entre dos puntos".

Sin embargo, tales objetivos y políticas son 1) Incoherentes, porque es precisamente la manipulación de la oferta monetaria (independientemente del tipo de estudios de campo que se quieran hacer para justificarlas) el origen y causa fundamental de los ciclos económicos y de crisis sistemáticas como las actuales; 2) Ineficientes, porque dichas políticas distorsionan los precios relativos de mercado a corto plazo, dejando en peores circunstancias la situación real de la economía a largo plazo por no atender a las necesidades reales que la sociedad demanda permanentemente, consiguiendo precisamente lo contrario a una estabilidad económica; y 3) Inmoral porque con dichas políticas se favorecen las relaciones mercantilistas entre estados y grandes empresas privilegiadas que tienen acceso prioritario para hacer uso de dichos movimientos económicos y financieros, dañando, además, al resto de la población (ciudadanos de a pie) que sin saber, ni entender lo que está ocurriendo, van perdiendo poder adquisitivo y nivel de vida paulatinamente.

El BCE dispone, en su página web, de una aplicación didáctica titulada €CONOMÍA: El juego de la política monetaria donde uno, actuando como Consejo de Gobierno del BCE, debe ir tomando decisiones, mes a mes, respecto del tipo de interés, para mantener la inflación por debajo o cerca del 2%, frente a las "perturbaciones económicas" que el mercado va presentando.

Lamentablemente dicho juego es mucho más real de lo que cabría imaginar, donde, sin lugar a dudas, la única perturbación económica real es la propia existencia del entramado de bancas centrales del Eurosistema encabezadas por el Banco Central Europeo.

Leonardo Ravier es Secretario de Política Económica del P-Lib

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ridículo en la recogida de firmas de profesores universitarios por la independencia
    2. Neymar y Cavani casi llegan a las manos por dinero
    3. Ana Rosa Quintana da un toque de atención a Andrea Janeiro
    4. Los separatistas usarán viejos inválidos y niños de pecho como escudos humanos
    5. Las cuatro vías por las que Puigdemont y Junqueras pueden ser destituidos de sus cargos
    0
    comentarios

    Servicios