Menú

La nueva manera anticrisis de utilizar el coche en la ciudad

Respiro Madrid es una iniciativa para poder tener coche en la capital de manera económica e inteligente.

0

El car sharing es una de las últimas tendencias en toda Europa y una opción "anticrisis" para los usuarios de coche en las grandes ciudades. También se denomina "coche compartido", es una forma de tener coche todos los días sin ser el dueño de uno propio con todo el ahorro que esto supone. Está implantado en más de 500 ciudades de todo el mundo desde que países como Suiza, Alemania y Holanda, algunos de sus precursores, decidieron exportar la idea hacia otras ciudades.

En España, con una cultura de la propiedad tanto en vehículos como en vivienda tan arraigada, es difícil concebir que una idea así tenga éxito. Una idea que ha funcionado muy bien en otros países y una necesidad de mercado dentro de Madrid es lo que llevó al francés Philippe Remise, al alemán Claus Biernoth, y al escocés Ian Paterson a crear Respiro en Madrid.

Los tres son unos enamorados de la capital, pero consideran que el exceso de coches y la contaminación a veces la estropea. La idea fue fácil, lo complicado fue explicársela a las autoridades locales y regionales, era un sistema de alquiler de vehículos pero no de manera tradicional, según explica a Libre Mercado Agustín de Saralegui, Director de Marketing y Comunicación de Respiro Madrid.

Pregunta (P): ¿Cuándo surge Respiro Madrid?

Respuesta (R): La puesta en marcha del negocio se inició en marzo de 2010, se retrasó un poco más de los previsto debido a las trabas, la ley nos obligaba a iniciar la actividad con 10 vehículos y no con uno o dos como habíamos previsto. Empezamos con una flota de 10 coches repartidos en siete aparcamientos. El tema de los garajes también fue complicado al principio.

P: ¿Cómo está funcionando el negocio en estos primeros años que se supone que son los más duros?

R: Empezamos en los distritos más típicos de la capital, Barrio de Salamanca, Arganzuela y Centro, ahora hemos casi duplicado la flota de coches, tenemos dieciocho y esperamos cerrar el año con cuatro coches más. Actualmente tenemos dieciocho garajes en Madrid, desde Plaza Castilla, hasta la zona del Paseo del Prado, pasando por Santa Engracia o la zona de O´Donell.

P: ¿De dónde surge la iniciativa de Respiro?

R: Es una iniciativa novedosa y diferente en España, pero es una iniciativa que funciona en los países de Centroeuropa muy bien desde que se inició en Suiza en los años 80. Surge de una necesidad que tenía Madrid, que se ha acentuado con la crisis.

P: ¿Choca esta idea con la tradición de propiedad que hay en España?

R: Aquí se tiene la idea de todo en propiedad, casa, coche... Pero eso nos ha sorprendido porque luego el usuario cuando lo ha empezado a utilizar le ha gustado y así lo demuestra el crecimiento de respiro y el incremento de los socios en tan sólo un año.

P: ¿En qué consiste exactamente?

R: Tenemos la idea de hacer un uso más racional del coche y que te puedas ahorrar todo lo que suponen los costes fijos, siempre pongo el mismo ejemplo, ¿qué necesidad tienes de comprarte una vaca cuando quieras un vaso de leche? Compra leche cuando la necesites. Pues lo mismo con el coche, si haces usos puntuales del coche no hay necesidad de comprar uno. Vas a hacer una inversión demasiado alta que puede que no sea necesaria.

P: ¿Es sólo para trayectos de Madrid?

R: No, es para todo lo que necesiten los socios de respiro

P: ¿Cómo funciona?

R: El socio tiene un nombre de usuario y una contraseña, entra en la plataforma de Internet para reservarlo y va al garaje de Respiro más cercano a coger su coche, con su tarjeta de socio. Tiene el kilometraje y la gasolina incluidos en la tarifa de 3,50 euros la hora. Con tantos garajes todo se puede hacer a través de Internet, no tienes que ir a una oficina de alquiler a rellenar contratos, ganas en independencia y en tiempo.

P: ¿Cuánto se puede ahorrar exactamente el usuario?

R: Lo que calculamos es que Respiro es realmente interesante para la persona que conduzca hasta 1.000km al mes y menos de 12.000 al año. Te puedes ahorrar entre unos 4.000 o 5.000 euros al año que son los gastos que supone tener un coche en propiedad, entre la compra la amortización, depreciación, gastos de aparcamiento, combustible, revisiones, mantenimiento, impuestos, todos estos costes fijos te los quitas.

P: ¿Cómo os ha afectado la crisis?

R: Positivamente, esta es una medida anticrisis, cada vez se venden menos coches y este sistema cada vez está ganando más adeptos. La gente se está empezando a darse cuenta que no es necesario tener un coche en propiedad para poder disfrutarlo. Muchos usuarios han abandonado el coche en propiedad en el último año, algunos por necesidad y otros por convicción.

P: ¿Cuál es el perfil de usuario del socio?

R: No tanto profesional y por sexo, porque hombres y mujeres están más o menos igual, como de personas que están preocupadas por las tecnologías, por el medio ambiente y por hacer un uso racional de los recursos. La horquilla de edad del usuario de Respiro se encuentra entre los 25-45 años.

P: ¿El comienzo fue complicado por ser una iniciativa tan novedosa en España?

R: Comenzar ha sido difícil en el sentido de que no hemos podido beneficiarnos de subvenciones de ningún tipo, hemos tenido que hacer demasiados trámites iniciales de hablar con todas las Administraciones locales y autonómicas para todo, incluso para lo que tiene que ver con las concesiones de los garajes. Un sistema como el nuestro para el usuario final es muy sencillo, pasa una tarjeta y se lleva el coche, pero detrás de todo eso hay mucha tecnología y mucho trabajo para que todo funcione.

P: ¿Cuántas personas trabajan en Respiro?

R: No trabajamos muchas personas porque es un servicio pensado para que funcione prácticamente sólo a través del alta de Internet y por medio de la tarjeta en los garajes. Estamos en plantilla ocho personas.

P: ¿Estáis pensando expandiros a otras ciudades españolas?

R: La idea de Respiro es crecer, pero todavía no hay ningún plan de expansión. Lo principal es seguir creciendo en Madrid, estamos creciendo mucho en el centro urbano y en la zona metropolitana de la capital y de momento la idea es que estemos presentes en otros municipios de la comunidad como Pozuelo, Getafe o Mostoles.

P: ¿Qué beneficios tiene, aparte del ahorro, el usuario de Respiro?

R: Nosotros decimos que es una decisión económica, inteligente y ecológica de tener coche en Madrid. Te ahorras los costes fijos y sólo pagas los variables, utilizas el coche cuando lo necesitas. En cuanto a lo ecológico, según diversos estudios, un coche de car sharing está quitando de la circulación aproximadamente diez coches. Se convierte en un coche multiusuario con lo que la contaminación es mucho menor.

P: ¿Sería una especie de trasporte público de uso particular?

R: Car sharing está pensado como un medio de transporte más, complementario a ir andando, en bici, en metro o autobús. Madrid tiene un trasporte público muy bueno, de los mejores de Europa y el usuario de car sharing en Madrid es fundamentalmente usuario de transporte público, que sabe ver la oportunidad de utilizar un coche de manera racional. De hecho, nosotros firmamos hace un año un convenio con el consorcio de transportes de la ciudad por el cual los titulares de cualquier tipo de abono transporte de la capital tienen una reducción en la cuota anual del 50%, es decir, tendrían que pagar sólo 25 euros al año de cuota al año, y luego se paga sólo por lo que se use el coche.

Empresa: Respiro
Nombre: Philippe Remise, Claus Biernoth e Ian Paterson.
Sector: Alquiler de coches

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation