Menú

José Luis Olivas no percibirá indemnización tras su salida de Bankia

Los derechos en forma de planes de pensiones o ahorros ligados al retiro o jubilación ascienden a 2,9 millones de euros.

El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, no percibirá indemnización tras dimitir este lunes como vicepresidente de Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y de Bankia, pero sí accederá a los derechos de pensión adquiridos, según informaron a Europa Press fuentes próximas al consejo de administración de estas entidades.

Los derechos en forma de planes de pensiones o ahorros ligados al retiro o jubilación ascienden a 2,9 millones para los consejeros ejecutivos y altos directivos de Bankia. Concretamente, 1,265 millones de euros anuales corresponden a los tres primeros ejecutivos de Bankia: el presidente, Rodrigo Rato; el consejero delegado, Francisco Verdú, y el hasta ayer vicepresidente, José Luis Olivas.

Olivas, nacido el 13 de octubre de 1952 en Motilla del Palancar (Cuenca), podrá acceder a sus derechos de pensión devengados en Bankia cuando cumpla los 65 años.

La remuneración anual conjunta de Rato, Olivas y Verdú se eleva a un máximo de 10,15 millones de euros, según consta en la información sin desglosar de forma individualizada que Bankia remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con ocasión de su salida a Bolsa el pasado 20 de julio.

De esta cantidad, un total de 4 millones de euros son retribución fija y el resto, variable, sujeta ésta última a la aprobación del Banco de España, sobre todo en el caso de las entidades que han recibido dinero público del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El banco cotizado fruto de la fusión de siete cajas de ahorros lideradas por Caja Madrid y Bancaja no ha enviado ninguna información sobre gobierno corporativo al organismo supervisor de los mercados en los que detalle las remuneraciones de sus altos ejecutivos de forma individualizada después de remitir dicho folleto.

Olivas dimitió ayer de la vicepresidencia de BFA y de Bankia después de que el Banco de España interviniera Banco de Valencia, presidido por él hasta el pasado 28 de octubre y participado en un 27% por BFA, matriz de Bankia.

Olivas abandonó la presidencia del Banco de Valencia antes de que se conociera que el Banco de España estaba inspeccionando la entidad y que podría requerir provisiones por entre 600 y 800 millones de euros debido a su elevada exposición al sector inmobiliario.

Olivas fue nombrado presidente de Bancaja y de Banco de Valencia en enero de 2004, y cerca de siete años después, el 3 de diciembre de 2010, pasó a ser vicepresidente ejecutivo de Bankia y primer ejecutivo de la cartera de participadas, tras el proceso de integración mediante un Sistema Institucional de Protección (SIP) liderado por Caja Madrid y Bancaja junto con otras cinco cajas de menor tamaño, informa Europa Press.

Bancaja ha celebrado esta tarde un consejo de administración extraordinario, después de que Olivas anunciara ayer su marcha como vicepresidente de BFA y vicepresidente único para Participadas de Bankia.

En un principio se había apuntado a la posibilidad de que durante dicho consejo de administración José Luis Olivas presentara su dimisión como presidente de Bancaja, pero éste permanece como presidente.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso