Menú

Montoro dice que España estaba "mucho peor en 1996 que ahora"

El responsable económico del PP admite en privado que "las cosas estaban mucho peor" en 1996 porque la renta era la mitad que la actual.

Libre mercado
0

Martín Varsavsky, un empresario argentino/español que ha fundado siete empresas en los últimos 20 años, entre ellas algunas grandes compañías de telecomunicaciones tales como Jazztel, Ya.com o Fon describe en su blog la reciente reunión privada que mantuvo con el actual responsable de la política económica del PP, Cristóbal Montoro.

Según desvela Varsavsky, una de las cosas que le confesó Montoro es que cuando el PP asumió el poder en 1996 "las cosas estaban mucho peor que ahora", ya que "la renta española media era la mitad que la actual" y, aunque ahora hay más personas en términos absolutos en el paro, "en términos de porcentaje de ocupados y desempleados en 96 las cosas estaban aún peor". Además, "los tipos de interés eran más altos", según el particular diagnóstico del alto cargo popular, uno de los nombres que suenan con fuerza entre las filas del PP para ocupar la cartera de Economía.

Ante tal respuesta, Varsavsky reflexiona de este modo:

Puede ser que en medio de esta crisis nos estemos olvidando que antes estábamos peor y mejoramos. Mi crítica es que mucha de esta mejoría era falsa, era endeudamiento. Ahora vamos a tener que encontrar una manera de reinventarnos para desapalancarnos y crecer al mismo tiempo.

Por otro lado, el conocido empresario explica el particular plan que le expuso a Montoro para tratar de generar empleo en España durante 2012, cuyos principales puntos son los siguientes:

  • Que durante 2012 (y sólo en 2012) las empresas que aumenten plantilla sobre el número que tenían en diciembre de 2011 puedan contratar empleados sin tener que abonar las cargas sociales; en 2013 contribuirán con el 25% de dichas cargas; en 2014 con el 50%; en 2015 con el 75%; y en 2016 esa cohorte de empleados del 2012 sea igual que todos los demás empleados.
  • Lo mismo con las indemnizaciones por despido: para los nuevos empleados contratados en 2012, la empresa no pagará indemnización el primer año; pagará el 25% el segundo; el 50% el tercero; el 75% el cuarto; y en 2016 los empleados contratados en 2012 serán iguales a los demás en términos de indemnizaciones.

La idea, según Varsavsky, es que, "como tenemos 5 millones de personas en el paro, este aumento de plantilla vendrá en gran parte de esta gente que cobra el paro". Además, señala que dicho plan "no le costaría nada al Gobierno porque primero se beneficiaría de dejar de pagar el paro, más el efecto multiplicador de estos empleados y luego de las cargas sociales que le llegarían en los años siguientes".

El empresario le recordó a Montoro que para que un empleado cobre 1.200 euros al mes "la empresa gasta 2.500", sumando las cargas sociales, IRPF, IVA y el resto de impuestos y, "aunque estos gastos son en parte fundamentales para que el Gobierno se pueda mantener, ahora mismo quitándose del medio por un año puede ser el estímulo que el empleador necesita para arriesgarse a crecer".

Y es que, según Varsavsky, "el único parámetro que el español medio y los organismos internacionales de cuya merced ahora dependemos (si el BCE no comprara nuestra deuda ahora seríamos insolventes) es la evolución del paro". Así, si el PP logra en su primer año de Gobierno "sacar a un millón de personas del paro, la tendencia será muy positiva y España entraría en el ansiado proceso de recuperación", añade. "Pero los únicos que podemos fichar somos los emprendedores y empresarios, las empresas", destaca.

En otro orden de cosas, recomendó al cargo popular cambiar la Ley Hipotecaria para permitir la dación en pago (entregar el inmueble para saldar la deuda), como ocurre en EEUU. Y es que, "la gran irresponsabilidad de los bancos españoles fue prestar demasiado por viviendas a sabiendas de que tendrían al hipotecado endeudado de por vida".

Por último, también comentó con Montoro "el rol nefasto de la banca española, que no presta a las empresas, y cómo hacer para obligar a los bancos, a los que el Gobierno ayuda, a prestar a empresas a tipos altos, digamos al 12% o más, pero prestar, porque ahora las empresas están ahogadas por la falta de crédito".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation