Menú

Fin de año arroja 5 millones de parados y la menor ocupación desde 2003

España cierra 2011 con 4.998.225 parados, 450.000 más que en 2010. El número de cotizantes baja hasta 17.229.922, casi 355.000 menos.

0
España cierra 2011 con 4.998.225 parados, 450.000 más que en 2010. El número de cotizantes baja hasta 17.229.922, casi 355.000 menos.

El año que acaba de concluir ha sido peor que 2010 en materia laboral, arrojando de nuevo una cifra histórica en desempleo. España cierra el pasado ejercicio rozando los 5 millones de parados -una cifra récord-, mientras que el nivel de ocupación registra niveles mínimos desde 2003, con apenas 17,2 millones de afiliados a la Seguridad Social.

El número oficial de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar el pasado diciembre en 4,42 millones de personas, tras subir en 322.286 desempleados en el conjunto de 2011, con un aumento interanual del 7,86%, según informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En concreto, el volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado año la cifra de 4.422.359 desempleados, su nivel anual más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996. La subida del desempleo en 2011 ha sido muy superior a la experimentada en 2010, cuando el paro aumentó en 176.470 personas, pero inferior a las experimentadas en 2008 y 2009, años en los que las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 999.416 y 794.640 parados más, respectivamente.

(Pinche para ampliar)

La de 2011 ha sido, de este modo, la tercera mayor subida anual del desempleo de toda la serie comparable, y, por tanto, la tercera más elevada desde que comenzó la crisis. A esa cifra de más de 4,42 millones de desempleados con la que se cerró el año se ha llegado después de que el paro subiera en diciembre en 1.897 personas, el 0,04% respecto al mes anterior. La subida de diciembre es la quinta consecutiva tras las de agosto, septiembre, octubre y noviembre, cuando 51.185, 95.817, 134.182 y 59.536 personas más se sumaron a las listas de parados, y contrasta con el dato de diciembre del año pasado, cuando el desempleo bajó en 10.221 personas.

Paro real: casi 5 millones de personas

Hasta aquí los datos oficiales. Sin embargo, a estas cifras es preciso sumar la bolsa de desempleados que quedan fuera del registro del Inem, como consecuencia del maquillaje estadístico que introdujo el anterior Gobierno socialista en 2008. Desde entonces, el Ministerio descuenta de la cifra oficial a los parados que acuden a cursillos de formación, catalogados bajo el epígrafe de "demandantes de empleo no ocupados" (DENOS). El pasado diciembre su cifra ascendía a 319.307 personas, contabilizadas estadísticamente como parados "ocupados".

Además, el informe tampoco contabiliza a los 256.559 desempleados agrupados bajo el título de demandantes de empleo con "disponibilidad limitada" o "demanda de empleo específica". Estas personas, según afirma el antiguo Inem, "son aquellos demandantes, sin empleo, que indican en su solicitud condiciones especiales de trabajo". Es decir, que son también parados.

De este modo, el número real de parados -sumando ambos epígrafes- asciende a un total de 4.998.225 el pasado diciembre, ocultándose así a casi 576.000 parados en las listas oficiales. Esto supone un aumento de casi 450.000 parados respecto al dato real de cierre de 2010.

(Pinche para ampliar)

Preguntada sobre este maquillaje, la nueva secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha subrayado durante su estreno en el cargo, que responderá a esta cuestión metodológica en su próxima comparecencia, ya que el cambio de Gobierno acaba de producirse. Hidalgo ha destacado, además, que el paro de diciembre "confirma el deterioro de la situación económica" producido en el segundo semestre de 2011, y ha reconocido que las sucesivas reformas laborales de los últimos meses "no terminan de dinamizar y flexibilizar el mercado laboral", con lo que urge reformar el mercado laboral. Hidalgo ha atribuido el empeoramiento de la situación del mercado laboral al "enfriamiento" de la actividad económica y ha admitido que este empeoramiento no es "coyuntural".

El sector servicios y Andalucía lideran las subidas

Por sectores, el paro subió en 2011 en todos ellos, especialmente en los servicios, con 240.590 desempleados más (+10,1%). En la construcción se registraron 22.861 parados más (+3%), en el colectivo sin empleo anterior el paro subió en 21.871 desempleados (+6,1%), en la agricultura repuntó en 19.132 personas (+15%) y en la industria aumentó en 17.832 desempleados (+3,6%).

(Pinche para ampliar)

Por otro lado, en 2011, el paro aumentó en todas las comunidades autónomas, encabezadas por Andalucía, con 65.153 desempleados más, Cataluña (51.571 parados más), Comunidad Valenciana (33.721) y Madrid (26.781). Los menores incrementos los registraron La Rioja y Navarra, con 2.975 y 3.935 parados más, respectivamente.

El número de afiliados cae hasta los 17.229.922

Por otro lado, la Seguridad Social cerró 2011 con un descenso medio de 355.060 afiliados (-2%), tras registrar en diciembre 18.609 cotizantes menos (-0,1%), su quinto descenso mensual consecutivo, situándose el total de ocupados al finalizar el ejercicio en 17.229.922, alcanzando su nivel más bajo desde 2003. El volumen de afiliación media a lo largo de todo 2011 (17.433.161 cotizantes) retrocede hasta niveles de 2004.

(Pinche para ampliar)

La pérdida de afiliados en 2011 supone la cuarta caída anual la ocupación y es superior a la registrada en 2010, cuando el sistema experimentó un descenso de cotizantes superior a las 218.000 personas. En 2008 y 2009, el sistema perdió 841.465 y 727.473 cotizantes, respectivamente.

Según datos facilitados este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Régimen General, el más numeroso del sistema, fue el que registró la mayor caída del año, al perder 343.445 ocupados, un 2,59% respecto a 2010, seguido del Régimen de Autónomos, con 32.579 afiliados menos (-1%).

Dentro del Régimen General, la evolución de la afiliación durante 2011 fue, en general, a la baja. Entre los descensos, el mayor fue el de la construcción, que perdió 198.836 afiliados en 2011 (-19%), seguido de la industria manufacturera, con 70.553 cotizantes menos (-3,9%); la administración pública, que se apuntó un descenso de 43.586 afiliados (-4%), y el comercio, que perdió 29.207 cotizantes (-1,3%). Además, la afiliación descendió en 2011 en todas las comunidades autónomas, encabezadas por Cataluña (-84.525 ocupados), Comunidad Valenciana (-44.200 cotizantes), Andalucía (-33.971) y Castilla-La Mancha (-32.174).

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que el sistema sufrió un deterioro "significativo" en 2011. "Asistimos en la segunda mitad del año a una pérdida de afiliación especialmente acentuada, que ha supuesto un gran impacto en los datos globales de afiliación a la Seguridad Social en el conjunto de 2011", ha señalado. "La caída de más de 355.000 afiliados en 2011 es un dato muy negativo, sobre todo si se pone en relación con 2010, en que la pérdida de ocupados fue de 218.857", ha admitido Tomás Burgos en su estreno en el cargo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD