Menú

La burbuja inmobiliaria, un caso de miopía severa de la Bolsa

La Bolsa tuvo una enorme burbuja delante de sus narices y, para cuando quiso darse cuenta, ya se había estampado. (Volver)

pabloj dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 22:33:54:

No busquemos conspiraciones. Busquemos buenas empresas.... y a esperar. El mercado es muy cortoplacista. Paciencia, paciencia

KingCreo dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 21:18:16:

¿El mercado listo? Por favor, la burbuja inmobiliaria fué un casino fraudulento montado desde los EE.UU. para que un grupo de gente ganaran millones en "bonus". Incluso maniobraban contra sus propios accionistas minoritarios ... "Inside Job". Generaron un dinero ficticio varias veces superior (no cabe en la calculadora) al que hubiera surgido de los bienes y servcios producidos en el mundo.

solaikan dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 20:52:58:

Mira, Pablo Vázquez, el mercado si es mas “listo” de lo que parece y controla los medios, el dinero, el tiempo y más cosas. Su misión es arruinar a muchos inversores que ingenuamente pretenden “ganarle” en el juego del engaño y la especulación salvaje, en que se ha convertido la bolsa. Da la impresión de que hay un manual perfecto, de aplicación a los pequeños accionistas, que, yo le llamo del “hijoputismo bursátil”. Y para comprobarlo, no solo hay que mirar gráficos de valores del sector inmobiliario. Date una vuelta por la mayoría de valores del mercado continuo y verás la ruina que han creado. Y la CNMV pisoteando a los modestos accionistas. Todo un ejemplo del mercado libre.

elviejoy dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 18:02:32:

El punto de partida de la crisis inmobiliaria se remonta, además, al momento en que el BCE subió los tipos de interés. Antes que lo de Lehman Brothers.
Del día a la mañana no había quien vendiera una casa y comenzaron los problemas de mora hipotecaria. Los bancos cerraron el grifo, pero los precios de las viviendas y, más aún las acciones de esas empresas siguieron al margen de la calle.
La paradoja: apenas hubo sociedades de asesoría y estudios del mercado que vieran el desastre y los bancos seguían promocionando la inversión en esos valores. Claro que las tasadoras importantes son propiedad bancaria y sus empresas de intermediación bursatil y departamentos de estudios son también de los bancos -y cajas, por supuesto- y su negocio estriba en la comisión que obtienen.
Curiosamente, ayer leí una frase en el libro de un trader muy indicativa de los tiempos que vivimos:

"ya no es tan importante ganar ni perder sino como generar volúmenes para generar comisiones."

yattote2 dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 16:57:02:

Las burbujas basicamente son borracheras y evidentemente uno que esté borracho no lo reconocerá nunca en su momento de euforia. Lo mismo se puede aplicar ahora mismo al oro, hay una burbuja tremenda y la llaman valor refugio como lo fue en su momento el ladrillo, y como toda buena burbuja le llegará el día en el que se bajará de las nubes.
Lo que más me hace gracia de esa burbuja es que con frases muy bonitas como que la vivienda nunca baja (es para coger y colgar publicamente al que lo dijo), la gente se dejaba mentir y de qué manera.

Jamuja dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 15:36:36:

Cualquier persona con un poco de sentido común se daba cuenta de que el mercado de la vivienda se había disparatado y que en cualquier momento iba a producirse el pinchazo. ¿Que no se dieron cuenta los bancos?, ¿con esos ejecutivos tan listos, tan preparados, que cobran unos sueldos astronómicos? No me lo creo. Ellos estan al negocio a corto plazo y fácil. Tu tira "pa alante" y más tarde ya se verá. ¿Que hay problemas?, ya vendrá papá estado a sacarnos las castañas del fuego. Y así ha sido.

Jose2010 dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 15:23:14:

Si partiendo de un supuesto se llega a contradicción, el problema es el supuesto. En este caso, que el mercado tiende a la coordinación es una ley apodíctica, que si no se observa en la realidad es porque no se dan los supuestos. Como por ejemplo, que no hay mercado, porque intercambiarse se intercambia, pero no en libertad, lo cual ya no es tan eficiente.

Herbert dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 15:05:58:

¡Coño, Sr. Vazquez! Es que en eso consisten las burbujas; todas ellas. La inmobiliaria fue una, la de las punto.com otra... será por falta de burbujas, oiga.

Wyckoff dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 14:31:49:

Estoy totalmente de acuerdo con jlh, y además pregunto: ¿en vez de miopía no se trataría más bien de intereses turbios de los responsables de la información en la institución?

jlh dijo el día 3 de Enero de 2012 a las 13:50:30:

La burbuja inmobiliaria es un claro ejemplo de que sin libertad de información no puede haber libre competencia, ni libertad económica. Los medios de comunicación están controlados por socialistas, el suelo está controlado por socialistas. El resultado es que todos ellos trabajaron en la misma dirección y nos la liaron.

« 1 »