Menú

Rajoy defenderá una España con voz y recetas propias ante la UE

Rajoy asegura que sabe "qué hacer" para mejorar la reputación de España, y por eso defenderá sus propias recetas ante el Consejo Europeo.

0
Rajoy asegura que sabe "qué hacer" para mejorar la reputación de España, y por eso defenderá sus propias recetas ante el Consejo Europeo.
Mariano Rajoy, en la convención del PP en Málaga | EFE

Mariano Rajoy se enfundó por primera vez el mono de mitinero desde que aterrizara en la Moncloa. Lo hizo junto a Javier Arenas, que da inicio a una precampaña electoral en Andalucía en la que todas las encuestas le dan como favorito. La orden del presidente: "Salir de la lista de espera", consiguiendo arrebatar a los socialistas el último de sus bastiones.

Al jefe del Gobierno le apetecía darse un baño de masas, tras un inicio de presidencia marcado por las malas noticias. Y de ahí que admitiera haberse emocionado cuando un auditorio repleto por más de mil simpatizantes y militantes se puso en pie para recibirle y tardó varios minutos en dejar de aplaudir. "Estas cosas le ponen a uno más difícil la intervención".

Una vez los ánimos más templados, tocó los principales palos de la actualidad pero, principalmente, los referidos a la situación económica. Para ello, tuvo ayuda de dos de dos de sus ministros especializados, Fátima Báñez (Trabajo) y Cristóbal Montoro (Hacienda) que le hicieron la cama con intervenciones previas a la suya.

"Vivimos un momento difícil", afirmó Rajoy en un par de ocasiones, sacando a colación el que será el último dato de desempleo del año, que ofrecerá próximamente la EPA: 5,4 millones de españoles que buscan trabajo y no lo encuentran. El gran objetivo, en Andalucía y en España, el mismo de siempre: "Crecer, crear empleo y mantener el Estado de Bienestar".

Mensaje propio en el Consejo Europeo

El presidente intentó hacer pedagogía, ya que "nunca habíamos oído hablar" de la prima de riesgo o la calificación de las agencias. Ahora bien, si algo remachó es que su equipo sabe "lo que hay que hacer" y ya está poniendo en marcha el plan de reformas necesario. También en Europa, donde se estrenará el próximo día treinta ante el Consejo Europeo.

"Voy a ir a decir lo que creo que hay que hacer. Una apuesta clara, firme y contundente por el euro, por no gastar lo que no tenemos y por un control del déficit público", sentenció, dejando claro que alzará su voz para que España vuelva a la primera división. Para que al país se le tenga en cuenta, tras la era Zapatero, en las instituciones europeas. "Todos los países de la UE tienen que hacer las reformas, tienen que resolver los problemas de financiación", continuó, a cual portavoz comunitario.

En España, defensa de las reformas

Volviendo dentro de las fronteras patrias, Rajoy habló tanto de objetivos como de los instrumentos para conseguirlos. Sobre los primeros, nada nuevo: control del déficit, las reformas anunciadas -principalmente laboral y financiera- o la Ley de Emprendedores para antes del verano. Y puso un ejemplo de lo que no hay que hacer en el futuro: "El año pasado, las administraciones nos gastamos 90.000 millones de euros más de lo que ingresamos, y esto no puede seguir así. No es sano, no es normal y no se debe hacer".

Frente a ello, toma de decisiones. "No hay otra alternativa, lo contrario sería irresponsable", justificó Rajoy, en relación a la subida impositiva. Otra norma fundamental: la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que estará lista "en pocas semanas" a fin de que comunidades y ayuntamientos tengan "un techo de gasto" igual que lo tienen "familias y empresas". El eslogan: "Los españoles se han apretado el cinturón, también las administraciones".

Otro punto encima de la mesa del Consejo de Ministros seguirá siendo la "reducción considerable" de organismos y entes autónomos para acabar de una vez por todas con las duplicidades. "Hay más de cuatro mil y esto no puede ser", motivo de "obligación de todos" para meter la tijera. En este sentido, hizo copartícipe a comunidades y ayuntamientos, así como a patronal y sindicatos.

En relación las reformas, varios apuntes. Sobre la laboral, no será "la panacea" pero sí "otro paso más en la buena dirección". Báñez advirtió, en este sentido, que se mantiene el ultimátum: el domingo es el último día para que Patronal y sindicatos lleguen a acuerdos y, a partir de entonces, el Ejecutivo empezará a legislar. Lo hará, en voz de Rajoy, "por necesaria" ya que "lo peor es no hacer nada, sobre todo cuando es necesario e imprescindible hacerlo".

En cuanto a la financiera, una máxima: "Si un solar vale 100, no puede figurar en el balance que vale 1000". "España necesita crédito", afirmó el presidente, llamando a la "transparencia", como primer punto, al "saneamiento", como segundo, y a adecuar el valor de los activos, como tercero. El cuarto, un igual de importante: "Más fusiones" sin que estas "pueda costar dinero al contribuyente, porque no tiene la culpa".

"Yo siempre pido ayuda. Probablemente, es lo que me toca. A cambio, vamos a dar lo mejor de nosotros mismos. Creo que tenemos un Gobierno de categoría, de gente que sabe de lo que habla", fue concluyendo un Rajoy interrumpido en constantes ocasiones por los suyos. Relajado y sonriente, por fin se pudo quitar la corbata.

"España es una cosa de todos"

Y, una vez más, volvió a defender su tono más patriótico, el mismo que ya usó en campaña para reclamar un esfuerzo general y que ahora retoma al grito de que "España es una cosa de todos". "Tengo la firme voluntad, no tengo más compromiso que el interés general", y se muestra seguro de que "hemos empezado ya a poner las bases" para que el país "salga de esto con fuerza".

"¡Sabemos lo que hay que hacer, nadie nos lo tiene que decir!", exclamó, para bajar de la tribuna entre aplausos y volver a llamar a la familia de Manuel Fraga, cuyo estado de salud es cada vez más delicado. En las últimas horas, la cosa ha empeorado, y de ahí que el presidente le incluyera en su discurso, hasta el punto de iniciar con él su intervención: "Quiero acordarme de él en estos momentos difíciles. Estamos con él. Un partido como el que hoy tenemos nunca hubiera existido sin la persona de Fraga. Seguimos acordándonos de él y esperamos que se recupere pronto".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation