Menú

Los últimos cinco años de Zapatero devastan el mercado laboral español

La tasa de paro subió hasta el 22,8% en 2011, el triple que en 2006. La crisis se cobra 3,5 millones de parados y 2,2 millones de empleos.

España acaba de perder su primer lustro en materia laboral. La crisis económica, cuyo inicio se puede situar en el segundo semestre de 2006 -cuando empezó a percibirse el estallido de la burbuja inmobiliaria- arroja, hasta el momento, unas cifras dramáticas en cuanto a paro y destrucción de empleo.

España registra un total de 5.273.600 desempleados a cierre de 2011, una tasa de paro del 22,85%, según refleja la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al último trimestre del pasado año, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El balance es el siguiente para el período comprendido entre el último trimestre de 2006 y el último de 2011: durante estos cinco años, el número de parados se ha disparado en 3.463.000 personas; han desaparecido algo más de 2.193.000 puestos de trabajo; y el volumen de hogares con todos sus miembros activos sin trabajo ha aumentado en 1.180.100.

El número de activos sube un 5,5%

La población activa -personas de 16 o más años que trabajan o están en condiciones de hacerlo- asciende a algo más de 23,08 millones, 1,2 millones más que en 2006 (un aumento del 5,5%) Este grupo se divide en ocupados y parados.

Los parados se disparan un 191%

Desde que comenzó la crisis, el número de parados ha pasado de 1.810.600 a finales de 2006 a 5.273.600 en 2011, lo cual supone un aumento de 3.463.000 personas. Es decir, el volumen de desempleados se ha disparado un 191% desde 2006. La tasa de paro ha pasado del 8,3% al 22,85%, respectivamente, con lo que se ha multiplicado 2,7 veces durante este lustro.

En 2007 el paro se incrementó en 117.000 personas, en 2008 subió en 1.280.300, en 2009 en 1.118.600, en 2010 se incrementó en 370.100 y 2011 cerró con 577.000 personas más sin trabajo. España lleva ya cinco años acumulando parados de forma consecutiva.

El 12,4% de los empleos destruidos

Asimismo, mientras que el número de ocupados superaba, por primera vez en la historia, los 20 millones de personas en 2006, esta cifra se reduce ahora a apenas 17,8 millones. Esto significa que la actual crisis se ha cobrado hasta el momento un total de 2,2 millones de puestos de trabajo que, directamente, han desaparecido del mercado laboral español. La población ocupada ha sufrido un descenso del 12,4% durante este período.

Volumen de ocupados en 2006

Volumen de ocupados en 2011

10% menos de asalariados y 17% menos de autónomos

En concreto, el número de asalariados ha bajado en 1,67 millones (un 9,9% menos), al pasar de 16.466.200 en 2006 a 14.829.200 en 2011. Los asalariados con contrato indefinido han aumentado en cerca de 200.000 personas (casi un 2% más), hasta un total de 11,1 millones, mientras que los temporales han bajado en 1,8 millones, hasta situarse en 3,7 millones en 2011 (un 32% menos).

Por su parte, han desaparecido cerca de 600.000 autónomos (trabajadores por cuenta propia), al pasar de 3,5 millones en 2006 a 2,9 millones en 2011 (17,1% menos).

Los hogares en paro se multiplican por cuatro

El drama del desempleo se hace aún más acusado al observar el drástico aumento del número de familias que tienen a todos sus miembros activos sin trabajo. El volumen de hogares en paro ha pasado de 395.000 en 2006 a 1,57 millones en 2011. Es decir, esta cifra se ha multiplicado por 3,75 veces en cinco años, lo que supone un aumento del 300%. Durante el citado lustro más de 1,1 millones de familias han entrado en esta situación.

La mitad del territorio con más del 25% de paro

Por último, si bien España presenta una tasa media del paro muy próxima ya al 23%, la agonía laboral se acentúa según las distintas regiones.

En 2006, Extremadura (12,94%), Andalucía (12,22%) y Canarias (11,48%) eran las autonomías que registraban una mayor tasa de paro. En el lado opuesto se situaban Navarra (4,6%), Aragón (5%) y País Vasco (6,7%).

Mapa del paro regional en 2006

Sin embargo, hoy por hoy, el 50% del territorio nacional (siete CCAA más Ceuta y Melilla) sufre un desempleo muy próximo o superior al 25%. Andalucía lidera esta tasa, con un 31,2%, seguida de Canarias con un 30,9%, mientras que Ceuta (29,1%) y Melilla (28,1%) se aproximan ya a la barrera del 30%.

Por el contrario, País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra se mantienen con tasas inferiores al 14%. En términos generales, la tasa de paro se ha multiplicado por tres en las distintas regiones españolas… Un lustro perdido en materia de empleo.

Mapa regional 2011

Temas

En Libre Mercado