Menú

El caos griego degenera: "¿Quién se cree el señor Schäuble para ridiculizarnos?"

Alemania e Italia cargan contra el país heleno por incumplir sus promesas; los políticos griegos responden que no tolerarán más insultos.

LM/Agencias
0

El caos económico en Grecia, aumentado por las crecientes dudas de la Eurozona acerca de si conceder un segundo rescate al país, está llegando casi al terreno de lo personal. Las sospechas sobre las finanzas griegas y sobre la efectividad de los ajustes presentados por el Gobierno heleno han llevado a los gobiernos de la Eurozona a estudiar un posible retraso de la entrega de la ayuda de 130.000 millones (en realidad, cada vez se habla en voz más alta de la opción de expulsar al país del euro).

Ante la incertidumbre, crece el nerviosismo y se está llegando a un nivel de enconamiento desconocido en las últimas décadas en la UE. Así, este miércoles, el primer ministro italiano, Mario Monti, justificó que la Unión Europea trate con dureza a Grecia porque el país mediterráneo es un "mal ejemplo" en casi todo. Era una postura similar a la del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, que ha dejado claro que su Gobierno se fía cada vez menos de Atenas. El alemán ha asegurado que Grecia no puede ser "un barril sin fondo" y ha pedido al Gobierno de Atenas medidas concretas y ha advertido de que "ya no bastan las promesas". El ministro alemán subrayó en declaraciones a la emisora alemana SWR este miércoles, que el principal problema ahora, son las dudas sobre si el Gobierno que salga de las elecciones en Grecia en abril cumplirá los compromisos adquiridos por el Ejecutivo actual para recibir más ayuda financiera internacional.

Estas declaraciones del ministro alemán han encendido la llama de la ira del presidente griego, Karolos Papulias, que no ha tardado en salir a defender el honor de su país ante los alemanes y ha advertido este miércoles que no aceptará "insultos" de Alemania, en referencia a las dudas de Schäuble, sobre el cumplimiento por parte de los partidos griegos, especialmente los conservadores, de sus compromisos con Bruselas. "No puedo aceptar que el señor Schäuble insulte a mi país. ¿Quién se cree que es el señor Schäuble para ridiculizar a Grecia?", recriminó el jefe de Estado griego durante una visita al Ministerio de Defensa.

"Siempre hemos estado orgullosos de defender, no sólo nuestra libertad, no sólo la libertad de nuestro país, sino también la libertad de Europa", subrayó Papulias, en referencia a la resistencia helena contra las Potencias del Euro. El presidente Papulias decidió este miércoles renunciar a su sueldo, de unos 300.000 euros anuales, algo que el Gobierno ha aplaudido como un gesto simbólico en el contexto de los esfuerzos que se están exigiendo al pueblo griego, informó el diario Kathimerini.

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, no se ha quedado atrás en las acusaciones. Después de reunirse con el presidente griego ha dicho que resulta difícil cumplir con las exigencias del segundo rescate porque "algunas personas en Grecia y fuera del país están jugando con fuego. "Algunos tienen cerillas y otros antorchas", colocando al país "en el filo de la navaja", ha afirmado en clara referencia a Mario Monti.

"Hay mucha gente en la eurozona que no quiere que continuemos dentro y debemos convencerles de que podemos permanecer en ella, de que podemos recuperar el terreno perdido", dijo Venizelos al presidente del país, según informa la prensa griega.

El rescate se podría retrasar hasta abril

Los países de la zona euro están estudiando posponer la entrega de la ayuda internacional a Grecia, 130.000 millones de euros, hasta después de las elecciones anticipadas de abril en ese país, indicaron a EFE fuentes diplomáticas. "Sí, se está discutiendo, aunque no es una propuesta formal", señalaron las fuentes, que aseguraron que los países que defienden esta idea son los que gozan de la máxima calificación crediticia triple A, y los más inflexibles con el rescate griego, entre otras cosas porque necesitan la autorización de sus respectivos parlamentos, es decir Alemania, Holanda y Finlandia.

Los ministros de Finanzas de la zona euro mantienen contacto telefónico para analizar la situación de Grecia, antes de que el Eurogrupo se reúna el próximo lunes para, eventualmente, dar "luz verde" al plan de rescate si Atenas cumple con las exigencias de Bruselas.

Las discusiones sobre un posible retraso de parte, o incluso de todo, el rescate a Grecia comenzaron en el grupo de trabajo del Eurogrupo de ayer, al extenderse la idea de que "resulta difícil creer las promesas de alguien que quizá no esté en el poder tras las elecciones", por los tres partidos que forman la coalición gubernamental que lidera Lukas Papadimos, indicaron las fuentes.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation