Menú

El FMI teme que en Andalucía aflore un gran 'déficit oculto'

Al organismo le preocupa el agujero presupuestario que podría presentar la región tras las elecciones del 25-M.

Si algo han demostrado hasta ahora las Administraciones Públicas españolas es que la realidad presupuestaria poco o nada tiene que ver con las cuentas oficiales. Así, por un lado, el Gobierno del PP denunció tras su llegada al poder que el déficit público ascendía a un nivel próximo al 8% del PIB en 2011 frente al 6% anunciado por el anterior Ejecutivo de Zapatero (aunque el martes surgió en Bruselas una intensa polémica al respecto). Asimismo, el traspaso de poderes acontecido tras las últimas elecciones autonómicas acabó aflorando agujeros presupuestarios muy superiores a las cifras oficiales, destacando, sobre todo, el caso de Cataluña y de Castilla-La Mancha.

Ante tales evidencias, el Fondo Monetario Internacional (FMI) teme ahora que Andalucía sea la próxima región en sacar a la luz un desequilibrio fiscal muy superior al que admite la Junta que preside José Antonio Griñán. La delegación del Fondo, que acaba de visitar España para supervisar la situación económica y presupuestaria del país, se ha mostrado muy preocupada por el hecho de que las cuentas andaluzas arrojen un déficit adicional al previsto oficialmente tras las elecciones regionales del próximo 25 de marzo. De hecho, según ha podido saber Libre Mercado, los técnicos del FMI estudian aterrizar en Andalucía en su próxima visita a España, prevista para el próximo abril, para analizar en más detalle el previsible agujero extra que dejará como herencia Griñán.

Esta preocupación surge, precisamente, poco después de que la consejera de Hacienda de la Junta, Carmen Martínez Aguayo, admitiera que el déficit público andaluz podría acercarse al 3% del PIB regional. Y ello, veinticuatro horas después de que Griñán asegurara en sede parlamentaria que apenas superaría el 1,4%. El mayor problema en este ámbito surge, además, al observar los datos oficiales que recogen los Presupuestos de la Junta para 2012. Las cuentas de Griñán para el presente ejercicio, aprobadas por el Parlamento andaluz, prevén un gasto público de 32.020,1 millones de euros, un aumento del 1,1% interanual, bajo el supuesto -muy improbable- de que el déficit cerrará este año en el 1,3% del PIB, tal y como exige el techo de déficit fijado para las CCAA.

El Partido Popular de Andalucía ya pidió formalmente a Griñán que renunciase como candidato a presidir la Junta por "engañar a todos los andaluces", ya que "ha mentido sobre la deuda, ha mentido sobre el déficit y ha mentido sobre los ERE". Moncloa también ha reflejado su preocupación sobre la gestión presupuestaria de la Junta. Tanto la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acusaron el pasado enero a Griñán de falta de transparencia.

El FMI coincide con el diagnóstico y ha puesto sobre la lupa las cuentas públicas de la región, pues podría suponer un impacto adicional sobre el déficit público total de España. En sus últimas previsiones, el organismo empeoró drásticamente su previsión de déficit para España en 2012 y 2013, hasta el 6,8% y el 6,3%, respectivamente, frente a los objetivos de déficit fijados por Bruselas (del 4,4% en 2012 y del 3% en 2013). Y ello, debido en parte a la ausencia de austeridad en las CCAA. Todas las CCAA incumplirán el objetivo de déficit en 2011, a excepción de la Comunidad de Madrid.

Temas

En Libre Mercado