Menú

Grecia entra en suspensión de pagos parcial

La agencia de calificación degrada el rating de Grecia a nivel de "impago selectivo" por obligar a sus acreedores a aceptar una quita.

0

La agencia de calificación Standard & Poor 's (S&P) ha rebajado este lunes el rating de Grecia desde bono basura (CC) hasta el nivel de 'SD', conocido como 'default selectivo', y prevé por tanto una posible situación de suspensión de pagos.

Y ello, después de que Atenas introdujera la semana pasada con carácter retroactivo las denominadas Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) en ciertas series de deuda soberana, un mecanismo bajo el cual los tenedores de deuda helena están obligados a participar en la quita acordado si así lo ha decidido la mayoría. De esta forma, todos están vinculados a un canje necesario para completar el segundo plan de rescate de la economía griega, valorado en 130.000 millones de euros.

Dado que Grecia modifica los términos originales de dicha deuda bajo "términos menos favorables" y afecta a la reestructuración prevista, la agencia rebaja a 'SD' la nota del país y a 'D' -'default general'- la de los bonos afectados.

Grecia lanzó el pasado viernes la oferta oficial para realizar un canje de bonos estatales que prevé la quita de 107.000 millones de euros de su deuda en manos de bancos y otros inversores privados. Este proceso está previsto dentro del último plan de rescate por valor de 130.000 millones pactado por el Eurogrupo la pasada semana. Los bonos serán sustituidos por nuevos títulos griegos por un valor del 30,5% de los actuales, de 20 años de vencimiento a contar desde 2023, más otros con un valor del 15% emitidos por el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), con vencimiento a dos años.

Para iniciar el proceso, el Parlamento heleno aprobó el jueves las citadas cláusulas (CAC) en la legislación, que obligarán a los tenedores de la deuda griega a acudir a la quita si hay una mayoría de acreedores que apoya la reestructuración. Una vez la mitad de los tenedores por el monto de deuda acepten acogerse a la quita, se dará por comenzado ese proceso. Las agencias de calificación ya habían anunciado que el uso de estas cláusulas sería considerada un "impago" que activaría los seguros de impago crediticio (CDS). S&P es la primera agencia en adoptar esta decisión.

"En nuestra opinión, la inserción con carácter retroactivo de las CAC por parte de Grecia impone cambios sustanciales en las condiciones originales de la deuda afectada, y constituye el inicio de lo que consideramos una reestructuración de deuda con problemas. Bajo nuestro criterio, cualquiera de estas condiciones es motivo para que bajemos nuestra calificación de crédito soberano de Grecia a SD [default selectivo] y las calificaciones de las emisiones de deuda afectadas a D".

Pese a ello, la agencia advierte de que si el canje de deuda tiene éxito y se consuma, de forma que una gran mayoría de acreedores acepta la quita de forma voluntaria, es "probable" que suba de nuevo el rating heleno hasta el nivel de CCC (bono basura, al borde del impago). Ahora bien, al mismo tiempo señala que "si un número suficiente de tenedores de bonos no aceptan la oferta de canje, creemos que Grecia se enfrentaría a una pura y simple suspensión de pagos inminente". Y ello, debido tanto a su falta de acceso a la financiación del mercado como a la probable ausencia de nuevos rescates adicionales, añade, ya que el segundo plan de ayuda pivota sobre un canje exitoso de deuda con los inversores privados.

Por último, S&P señala que "si Grecia sale del euro (que no es nuestro escenario base) e introduce una nueva moneda [...] el Banco Central de Grecia ya no formaría parte del Eurosistema", por lo que revaluaría el rating heleno en las series de deuda pública que deban ser pagadas en euros (emisiones que no se rigen por la ley griega).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD