Menú

Recarte: "Si las administraciones no cumplen con los objetivos de déficit, seremos Grecia"

El consejero de Libertad Digital resuelve, como todos los jueves, las preguntas sobre economía de los oyentes de esRadio.

Alberto Recarte ha vuelto este jueves a su cita semanal con los oyentes de Es la Noche de César. El economista y consejero de Libertad Digital ha respondido a las dudas sobre la situación económica que le han planteado los seguidores de esRadio. En esta ocasión, las preguntas han versado fundamentalmente acerca de la reforma laboral y los últimos datos de crecimiento de la economía española.

- ¿Le ha sorprendido la revisión del déficit hasta el 8,5%? ¿No estamos en una situación de emergencia de la que habría que salir con propuestas más valientes?

- No me ha sorprendido, yo había descontado que estábamos alrededor del 8,4%. En cuanto a las propuestas, creo que el ajuste fiscal que hay que hacer para llegar al 5,5%, que ya había calculado que intentará negociar el Gobierno español, va a exigir un recorte de los gastos y de las inversiones de las administraciones públicas del orden de 34.000–36.000 millones de euros. Eso para llegar al 5,5%. Esa cifra es muy complicada y por sí sola nos lleva a una caída del PIB cercana al 2%. Por lo tanto, si eso se hace no puede pedirse más.

- ¿Se guarda el Gobierno un as en la manga en materia de recortes para después de las andaluzas?

- Se guarda una batería de decisiones para alcanzar esos 34.000-36.000 millones de reducción del gasto. Porque hay dos factores que hace que esa cifra sea tan elevada. Por una parte, los ingresos posiblemente van a disminuir en unos 2.000–4.000 millones de euros. Por otra parte hay una carga de intereses superior a la del año pasado en unos 4.000 millones de euros, porque la deuda pública aumentó en unos noventa mil millones de euros. Por lo tanto, habrá hasta 4.000 millones menos de ingresos tributarios y por otra parte habrá unos 4.000 millones más de intereses. El resto, hasta esos 36.000 millones, habrá que recortarlos: yo calculo que saldrán de las inversiones, que se reducirán en unos 15.000–20.000 millones y el resto será de gasto corriente.

- ¿Cree que la UE revisará nuestros objetivos de déficit para 2012?

- Sí, creo que los revisará y los pondrá alrededor del 5,5%. No se puede pedir más. Aunque se fije otro no se iba a alcanzar y nos interesa a todos que el objetivo sea realista y alcanzable.

- ¿No sería mejor salirse del euro ante la magnitud de los recortes que nos exigen?

- No. Los países acreedores, como Alemania, sí se lo pueden plantear. Las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) son para ayudar a España, Italia y Portugal, por ese orden. Esto pone en riesgo a todo el sistema financiero alemán, francés, austriaco u holandés. A todos los sistemas financieros del norte, que son más sólidos que los nuestros. Lo hacen para soportar el euro y para soportarnos a nosotros. Quien tiene que estar agradecido de las últimas decisiones del BCE [subastas de liquidez] somos nosotros. Somos los grandes beneficiarios porque nos permite aportar unas garantías para recibir alrededor de 250.000 millones de euros al 1%. Permite al sistema financiero español ganar tiempo para en esos dos años terminar de hacer el saneamiento y dar créditos otra vez. Es una situación que será la primera muestra de que esta crisis ha alcanzado suelo. No creo que vaya más allá del final de este año. Por lo tanto, salir del euro ahora, no podemos. La salida del euro de España significaría la quiebra de todo el sistema financiero y todo el sistema productivo. No somos Grecia, todavía. Si las administraciones públicas no cumplen con los objetivos de reducción del déficit, sí seremos Grecia. Si lo cumplen a una cifra en el entorno del 5,5%, creo que habremos pasado lo peor de la crisis.

- ¿Ha tenido éxito la segunda subasta de liquidez del BCE?

- Ha tenido mucho éxito, se han pedido en total 530.000 millones. ¿Repercusiones? Ya las estamos viendo en la colocación de deuda pública y en los tipos de interés en los que la están colocando Italia, España o Francia. Este aporte de liquidez no será muy ortodoxo desde el punto de vista de una autoridad monetaria, pero a nosotros, que estamos al borde de la catástrofe, nos viene muy bien. Sólo con esta inyección de dinero a este tipo de interés conseguirá que el sistema financiero gane 6.000–8.000 millones de euros más de lo que estaba ganando. Y también hace que la deuda pública en vez de colocarse al 4% se coloque al 3,5% de promedio. Medio punto en una deuda total de 800.000 millones, pues estamos hablando de 4.000 millones menos de pago de intereses al año por parte de las administraciones públicas.

- ¿Cuándo comenzará a fluir el crédito para las empresas?

- Una vez que la banca se haya recapitalizado y tapado sus agujeros. La situación es distinta en unos bancos y otros. El sistema financiero en su conjunto tendrá una situación mucho más relajada a finales de este año, principios del que viene. Habrá algo más de crédito y tipos de interés algo más bajos. Quizás incluso antes en algunos casos. La situación puede ir más deprisa para algunas entidades. Si los tipos de interés se sitúan y se mantienen en una situación tan baja como la de ahora, si no es una reacción a corto plazo, pues la banca también va a tener que ganarse la vida y con la deuda pública ya no se la va a ganar y va a tener que buscar créditos con mayores tipos de interés y los va a tener que buscar en el sector privado. Se va a encontrar en un callejón sin salida y no va a tener la salida fácil. Ahora el sector público le va a remunerar en promedio al 3,5%, pero al corto plazo va a ser al 1%-2% y eso va a hacer que la banca que se lo pueda permitir tenga otra actitud respecto de los créditos al sistema productivo.

- ¿Hay algún motivo en la Reforma Laboral para una huelga general?

- Ninguno. Los sindicatos no han dejado de hacer una huelga general a ninguno de los presidentes de Gobierno de la democracia. Sólo se libró Calvo-Sotelo porque estuvo muy poco tiempo. A Rajoy le espera por lo menos una, si no dos.

- El otro día, mi hija de 13 años me preguntaba, si lo que falta es dinero, los bancos no lo tienen y lo fabrica el Gobierno, ¿por qué no hacen más?

- Es imposible explicarlo de una forma sencilla. No hay nada más complejo en teoría económica que la teoría monetaria. Pero hay una cosa que sí puede decirle a su hija: dinero fácil, ahora, el que está creando el BCE. Acaba de crear 500.000 millones de euros. ¿A quién favorece? Los grandes favorecidos son las economías españolas, italianas y portuguesa. De lo que se trata es de darnos tiempo. Si lo aprovechamos mal, acabaremos con el euro y con el sistema financiero alemán. Las decisiones del BCE dejan el euro en nuestras manos y en las manos italianas. Por eso los alemanes están preocupados.

Temas

En Libre Mercado