Menú

El Rey llamó a Cristina Kirchner para detener la nacionalización de YPF

La llamada del Rey facilitó una reunión del ministro de Industria, José Manuel Soria, con los titulares de Economía y Planificación de Argentina.

LM/AGENCIAS
0

Antes del discurso que pronunció ayer la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, todos los rumores apuntaban a que la presidenta pondría punto y final al conflicto Repsol-YPF y anunciaría su nacionalización.

Tras el discurso en el que Kirchner batió el récord de duración con sus 195 minutos, la sorpresa fue que la presidenta argentina no hizo un anuncio claro sobre el tema YPF. Se limitó a decir que uno de los temas que debe abordar su Gobierno es "el incremento exponencial de la importación de combustible por la caída de su producción", y afirmó que adoptará "todas las medidas" necesarias para "asegurar el abastecimiento de los combustibles" en el país.

El Rey Don Juan Carlos mantuvo una conversación telefónica el lunes pasado con Fernández de Kirchner que siguió a una llamada anterior efectuada unos días antes para tratar el mismo asunto, señalan fuentes conocedoras de la gestión.

En la noche de ese mismo día, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, emprendió un viaje a a Buenos Aires para celebrar una reunión urgente con el ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, y tratar los problemas de YPF en el país.

El ministro permaneció doce horas en el país intentando apaciguar la situación del Gobierno argentinom con YPF y, de vuelta a Madrid, se mostró convencido de que el Ejecutivo de Kirchner no nacionalizaría la empresa, como se había especulado unos días antes.

Además, Soria recibió garantías de que se formarán sendos grupos de trabajo, uno en Argentina y otro en España, para buscar soluciones al problema entre el Ejecutivo argentino e YPF, en la que Repsol tiene un 55% del capital.

El Gobierno argentino asegura que YPF no cumple las inversiones en el país y ha llegado a prohibir las exportaciones de gas de la empresa por una deuda de 8 millones con el fisco. Además, el representante del Estado se negó a participar en la última reunión del consejo de YPF después de que la empresa no dejase entrar a sus acompañantes.

Tras este episodio, la Comisión Nacional de Valores (CNV) argentina declaró la existencia de "irregularidades" y de acuerdos "ineficaces a los efectos administrativos" durante la última reunión del consejo de YPF, informa Europa Press.

Este viernes, la provincia argentina de Chubut, situada en el Sur del país, ha dado un plazo de siete días a YPF, filial de Repsol, para que presente un plan de inversiones "convincente" en materia de producción de hidrocarburos.

 

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios