Menú
Juan Velarde

¡Adelante con la energía nuclear!

Para Michel Rocard, "la cuestión es saber exactamente en qué proporciones la energía nuclear es menos peligrosa que el petróleo y el carbón. Si se plantea esta buena pregunta, la buena respuesta es evidente: relancemos la nuclear"

Juan Velarde
0
Para Michel Rocard, "la cuestión es saber exactamente en qué proporciones la energía nuclear es menos peligrosa que el petróleo y el carbón. Si se plantea esta buena pregunta, la buena respuesta es evidente: relancemos la nuclear"

El exprimer ministro socialista Michel Rocard acaba de publicar un libro para contribuir al triunfo electoral de sus ideas. Se titula Mes points sur les i. Propos sur la présidentielle et la crise (Odile Jacob, 2012, 218 páginas). Recojo, sencillamente, algunos párrafos de este importante libro de este no menos importante político socialista francés.

Para él, el asunto nuclear se vincula "a nuestra seguridad energética y a nuestra salud económica". Y lo aclara así: "Teniendo furiosas necesidades de exportar energía más que de importarla, no teniendo casi los medios presupuestarios para una reordenación fundamental de nuestra política energética, disponiendo de un patrimonio internacionalmente reconocido (parque de centrales, savoir faire industrial y nuestro dominio científico), Francia no precisa en esto más que de decisión política. Su situación exige una adscripción presidencial clara para relanzar y extender el empleo de una forma de energía que le proporcionó, según estimaciones, entre 200.000 y 500.000 empleos directos e indirectos. La idea de recuperar y mejorar nuestra participación en el mercado mundial es potencialmente creadora de empleos por decenas de millares. Puede hacer que entren divisas por miles de millones de euros".

Y más adelante agrega: "Eliminemos toda ambigüedad: si el análisis de las catástrofes de Chernobyl y Fukushima debiesen desmentir la clave de mi reflexión sobre la nuclear, salir de ella se convertiría en una perspectiva seria. Pero, en tanto que la mirada objetiva y el examen de las cifras confirman que el miedo a la nuclear está fundado sobre extrapolaciones y en parte sobre fantasmas, no es preciso renunciar. La elección es clara: es preciso retrasar el drama de la entrada en la regresión energética", porque había señalado algo antes que "la cuestión verdaderamente presidencial es saber exactamente en qué proporciones la nuclear es menos peligrosa que el petróleo y el carbón para los hombres y para el planeta. Si se plantea esta buena pregunta, la buena respuesta es evidente: relancemos la nuclear, ante la situación del planeta, con todas las precauciones necesarias de radioprotección. Ésta es, en efecto, comprendido el efecto invernadero, menos peligrosa que el carbón".

Desde el flanco socialista francés, ¿no contemplamos algo así como un respaldo al cambio de la política antinuclear que en España se practicó desde Felipe González a Rodríguez Zapatero?

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot