Menú

Báñez replica al PSOE que lo primero para conciliar es trabajar

"Los socialistas han dejado a 5,3 millones de personas en el paro y sin oportunidades", más de la mitad de ellas mujeres.

0

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha defendido este miércoles la reforma laboral aprobada hace un mes y que será convalidada por el Pleno del Congreso este jueves diciendo que servirá para fomentar la conciliación entre la vida profesional y la personal porque lo primero para poder hacer eso es "tener empleo".

Durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, el PSOE ha preguntado a la ministra si ha valorado adecuadamente las repercusiones que la reforma tendrá en la conciliación, especialmente entre las mujeres. "La reforma laboral es muy positiva para la conciliación, porque es la reforma para el empleo y, para conciliar, lo primero que hay que hacer es trabajar", ha dicho Báñez, recriminando a los socialistas que sus gobiernos hayan dejado "a 5,3 millones de personas en el paro y sin oportunidades", más de la mitad de ellas mujeres.

Además, la titular de Empleo ha defendido que la reforma popular no sólo servirá para crear empleo, sino que éste será "estable" gracias a "nuevas formas de contratación que permitirán compatibilizar las responsabilidades familiares con un empleo digno", mediante el nuevo "contrato estable a tiempo parcial" y "el primer contrato de teletrabajo".

La flexibilidad interna que garantiza el decreto ley también contribuirá a este objetivo, lo mismo que los cambios en la negociación colectiva, que permitirán que "empresarios y trabajadores se pongan de acuerdo en horarios y jornadas para conciliar mejor en el ámbito de la empresa".

Sin embargo, la diputada socialista Elvira Ramón Utrabo ha rechazado estos argumentos alertando de que "esta reforma laboral supone un fuerte retroceso en todos los derechos alcanzados, un enorme obstáculo a la incorporación y al mantenimiento de las mujeres en el mercado de trabajo". "Éste no es el camino para conciliar, para apoyar a las familias, a esas familias de las que tanto se llenan la boca y que no sé ni entiendo a qué tipo de familia se refieren. No, desde luego, a la inmensa mayoría de las familias españolas", ha reprochado.

A renglón seguido, ha apuntado que la reforma laboral significará "despido libre y gratuito, rebaja de salarios y modificación unilateral de las condiciones de trabajo". "¿Y ahora a cargarse la negociación colectiva le llaman modernizarla? Antes de la reforma el trabajador tenía la suficiente flexibilidad para reducir su jornada", ha defendido.

Además, ha alertado de que los contratos parciales "permitirán que se pueda obligar al trabajador a echar tantas horas extraordinarias como dura la jornada" y de que "el permiso de lactancia corre un serio peligro".

"Esta reforma se propone expulsar a las mujeres del mercado de trabajo. Quizá sea porque consideran, como (el ministro de Educación, José Ignacio Wert), que la incorporación de las mujeres al trabajo incide negativamente en las familias", ha añadido Ramón Utrabo, criticando que el PP se haya "cargado los incentivos a la incorporación al mercado laboral tras un periodo de excedencia por cuidado de hijos".

Sin embargo, Báñez ha insistido en la defensa de su reforma, y ha alegado que "en España hay dos modelos de conciliación: la del PP, que es el empleo para la conciliación; y la del PSOE, que es la conciliación por obligación" por estar en el paro. "Ésa es la realidad de lo que quieren los socialistas con las políticas de conciliación", ha zanjado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD