Menú

Los políticos cargan a cada contribuyente con 24.000 euros durante la crisis

La deuda pública total sube hasta los 735.000 millones en 2011 (68,5% del PIB), el doble que en 2007.

0

La crisis económica no sólo ha pasado factura a los españoles en forma de desempleo, morosidad, impagos, cierre de empresas, ahogo financiero e incertidumbre generalizada. La crisis fiscal de las cuentas públicas se traduce también en una factura extra, poco visible pero real, que acaba traduciéndose tarde o temprano en más impuestos y/o inflación, deteriorando aún más el bolsillo del sufrido contribuyente.

La actual crisis da buena cuenta de ello. Los abultados déficits en los que han incurrido todas las administraciones públicas desde el estallido de la crisis inmobiliaria y financiera se han materializado en un aumento histórico de la deuda pública española. El conjunto del sector público acumula una deuda de 735.000 millones de euros a cierre del ejercicio 2011, un aumento del 14,2% respecto a 2010, según los datos publicados este viernes por el Banco de España. Esta cifra equivale al 68,5% del PIB nacional, medido según el Protocolo de Déficit Excesivo (la metodología que emplea la UE).

Se trata del mayor nivel de deuda desde 1990, el período que analiza el Banco de España en su informe. De hecho, si se amplía el tramo temporal de referencia, se observa que la deuda actual -medida en términos de PIB- se sitúa en máximos históricos desde la década de los 40, en plena posguerra civil y autarquía económica.

En concreto, la deuda pública de España casi se ha duplicado durante la crisis, al aumentar un 92% desde 2007, cuando se situaba en 383.000 millones (36,3% del PIB). De este modo, Gobierno central, CCAA y ayuntamientos han disparado su deuda en cerca de 353.000 millones de euros en los últimos cinco años.

Esta cifra supone una factura extra de 7.510 euros por cada persona -hombre, mujer y niño- que reside en el país (algo más de 47 millones de habitantes); 20.640 euros adicionales por hogar; casi 20.000 euros por trabajador -tomando como referencia el volumen de ocupados a cierre de 2011-; y, ni más ni menos, que 24.000 euros por cada empleado del sector privado, los contribuyentes netos de la Hacienda nacional, tras descontar los más de 3 millones de empleados públicos, cuyo sueldo depende de los presupuestos.

La deuda autonómica crece un 130%

Por administraciones, la deuda pública del Estado se sitúa ya en 560.000 millones de euros (52,1% del PIB), lo cual supone una subida del 14,5% interanual y un 91,6% más respecto a 2007, cuando ésta ascendía a 292.000 millones (27,7% del PIB).

Sin embargo, el mayor aumento relativo se produce en la administración autonómica. La deuda de las CCAA supera los 140.000 millones de euros en 2011 (13,1% del PIB), un 17,2% más respecto a 2010. La deuda regional se ha disparado casi un 130% desde 2007, año en el que alcanzó los 61.000 millones (5,8% del PIB). La deuda autonómica vuelve a registrar en 2011 la cifra más alta de toda la serie histórica. Los datos muestran que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords históricos, a pesar del compromiso de estabilidad presupuestaria adquirido en los últimos años.

Por último, en el caso de los ayuntamientos, la deuda subió hasta los 35.500 millones en 2011, el equivalente al 3,3% del PIB. Aunque el endeudamiento local es el único que desciende respecto a 2010 -apenas un 0,03%-, su volumen aumenta un 20,5% si se compara con los niveles de 2007, cuando ascendía a 29.300 millones (2,8% del PIB).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia