Menú

El beneficio neto de las empresas se hunde un 20% en 2011

Las empresas frenaron el ritmo de destrucción de empleo, congelaron las inversiones y su actividad se contrajo.

0

El beneficio neto de las empresas no financieras sufrió una fuerte caída del 19,8% en 2011, que se suma al descenso del 14,6% contabilizado en 2010, según los datos de la Central de Balances contenidos en el último Boletín Económico del Banco de España.

Esta abrupta caída de las ganancias se explica, entre otros factores, por el impacto negativo de los resultados atípicos, con "cuantiosas" minusvalías generadas en operaciones de venta de acciones, así como por las dotaciones extraordinarias para procesos de regulación de empleo en algunas grandes compañías.

El Banco de España constata que la actividad de las empresas no financieras interrumpió en 2011 la suave recuperación iniciada el año anterior y volvió a la senda de la contracción, con una caída del valor añadido (VAB) del 1%, en contraste con el aumento del 2,9% experimentado en 2010.

Esta evolución es consecuencia de la debilidad de la demanda interna, dado que la actividad exterior de las empresas españolas mantuvo un mayor dinamismo, "si bien fue perdiendo pujanza a medida que avanzaba el año".

En este contexto, el resultado bruto de las empresas bajó un 2,3% en 2011, frente al crecimiento del 6,9% un año antes. Los ingresos y los gastos financieros aumentaron un 7,6% y un 9,6%, respectivamente, por la tendencia al alza de los tipos de interés en la primera mitad de 2011, lo que propició una caída del resultado ordinario neto (RON) del 7%, en contraste con la subida del 8,8% en el ejercicio precedente.

Por lo que respecta al endeudamiento de las compañías analizadas, apenas se registraron variaciones que incidieran en los gastos financieros, "dada la reducida apelación a nuevos recursos realizada por las empresas, en un contexto de fuerte atonía inversora".

Empleo

En cuanto al empleo, la institución que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez constata que las empresas siguieron reduciendo sus plantillas, aunque a menor ritmo que en períodos anteriores. Así, el número de puestos de trabajo cayó un 0,6% en 2011, frente a la reducción del 2,1% contabilizada en 2010.

La destrucción de empleo siguió concentrándose en el indefinido, con una caída del 6,9% en los contratos eventuales, mientras que el empleo fijo "apenas presentó variaciones", con un incremento del 0,6% durante el pasado año.

El menor ritmo de destrucción de empleo propició que los gastos de personal crecieran un 0,6%, frente a la disminución del 1,2% registrada en el ejercicio precedente, mientras que las remuneraciones medias subieron un 1,1%, un ritmo ligeramente superior al 0,9% registrado en 2010.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD