Menú

Los 'road shows' económicos del Gobierno se centran en la amnistía fiscal

Así lo recoge hoy Cinco Días. Por otro lado la situación no contribuye al optimismo. Una actitud penalizada en España.

0

Corren malos tiempos para el optimismo. Así al menos lo cuenta el psiquiatra Luis Rojas Marcos en Expansión donde afirma que "en España está mal visto decir que eres optimista". Quizá se deba a que los motivos para serlo son cada vez menores. Ayer conocimos los datos de Eurostat sobre empleo en la UE y la zona euro. España sigue a la cabeza generando casi la mitad de los parados del continente. Además, el drama del desempleo se ceba en los jóvenes, cuya tasa de paro ronda el 50%.

Dice Expansión que el paro juvenil supera el 50% por primera vez desde 1998 y añade que "7 de cada 10 nuevos parados en la UE son españoles. La tasa de paro alcanza el 10,8% en el conjunto de la UE impulsada por las malas cifras de España".

Mientras, De Guindos sigue explicando las medidas adoptadas por el Gobierno en sucesivos road shows fuera de nuestras fronteras. Este martes conocemos una entrevista que ha concedido al diario Wall Street Journal en la que habla de que el Gobierno se encuentra en la situación de "lose-lose", es decir de "perder o perder", y advierte de que la deuda pública crecerá hasta el 80% del PIB, en parte por el plan de pago a proveedores.

Pero no se quedan aquí los road shows ya que, según cuenta Cinco Días, "Hacienda venderá la amnistía entre los despachos fiscales" y que la Agencia Tributaria defenderá que la regularización no derivará en represalias, es decir que se hará hincapié en la confidencialidad a la que podrán acogerse los evasores que deseen regularizar su situación con este nuevo plan.

En el Economista nos cuentan que las "autonomías harán grandes ajustes en sanidad y educación" porque "el Gobierno presentará un catálogo de servicios mínimos". Además, cuentan que "trece patronales de industria se plantan a la subida del recibo de la luz", ya que podrían suponer una importante merma en sus balances.

Y es que los datos que aparecen estos días son más que preocupantes. Si el paro aumenta, el consumo desciende mientras los precios suben. Lo que nos cuentan en el Economista son los  efectos directos de la subida de la luz. Pero es que la gasolina está en máximos históricos y hoy leemos en Cinco Días y el Economista que las matriculaciones de turismos caen en 4,5%. Aunque los mercados de segunda mano estén funcionando mejor, el precio de la gasolina atrasa la decisión de comprar un coche.

Además, el tabaco también prevé problemas con una subida de la cajetilla que estará entre los 20 y los 25 céntimos de euro. Dice Cinco Días que "las tabacaleras se enfrentan a otra guerra de precios" ya que, ante la caída previsible del consumo merced a la subida del precio por el incremento impositivo, podrían bajar sus márgenes.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios