Menú

La caída del precio de las empresas en venta atrae inversión extranjera

La moderación de los precios se ha traducido en un interés creciente de compañías extranjeras sobre todo en sectores "nicho".

LM/AGENCIAS
0

El precio de las empresas que cuelgan el cartel de 'en venta' se ha abaratado ostensiblemente como consecuencia de la crisis, en algunos casos en más de un 50%, lo que ha acrecentado el interés de compañías extranjeras por adquirir firmas en España como inversión a largo plazo.

"Los precios han bajado a la realidad. Antes se hablaba de precios ridículos, había una burbuja en las valoraciones, aunque no era tan evidente para el gran público", ha explicado a EFE el experto en intermediación empresarial Francisco Wendt, socio fundador de la firma GD&A Business Brokers.

Esta moderación de los precios se ha traducido en un "interés creciente" de compañías extranjeras, principalmente industriales, por invertir en España, conscientes de que "las cosas se están empezando a poner en la justa medida y que la crisis no será eterna".

Empresas en sectores "nicho"

Las firmas extranjeras buscan sobre todo empresas en sectores "nicho", aquellos que ofrecen un valor añadido y ventajas competitivas, y lo hacen como una inversión estratégica y con visión de futuro.

GD&A, por ejemplo, ha intermediado en la compra de una empresa catalana dedicada a la fabricación de material auxiliar de la construcción por parte de una compañía estadounidense, que ha desembarcado de esta manera en territorio nacional.

Esta misma empresa ha encargado más compras en España, según ha indicado Wendt, que en la actualidad tiene diversos mandatos extranjeros para la adquisición de empresas del sector de la alimentación y del transporte de Cataluña, y está ultimando la compra, por parte de un grupo australiano, de una compañía del sector informático.

Aumenta el "tiempo de maduración"

Francisco Wendt ha indicado que, al mismo tiempo que se ha aumentado el interés de grupos extranjeros por firmas españolas, se está produciendo, también como consecuencia de la crisis, un notable incremento del "tiempo de maduración" de las operaciones de compra-venta, que si antes se cerraban en un plazo de entre 8 y 12 meses, ahora requieren casi el doble de tiempo.

El período necesario para cerrar las transacciones se ha ampliado y con ello también "el riesgo de que ocurran más cosas" y que surjan problemas que compliquen o frustren estas operaciones.

La consultora GD&A está especializada en la asesoría e intermediación en la compra-venta y fusiones de pymes, aunque ha trabajado también para grandes firmas como Nutrexpa, Hotusa, Solvay, RBA Editores o Piaggio España.

Esta empresa tiene abiertos unos 25 mandatos de clientes, la mayoría de los cuales, aproximadamente un 60 %, son de venta de empresas, mientras que un 25 % son de compra y el 15 % restante corresponde a búsqueda de socios.

"Desde principios de 2011 han aumentado los mandatos de compra, sobre todo de extranjeros, y la tendencia es creciente", ha subrayado Wendt.

En cuanto a las motivaciones que llevan a un empresario a poner en venta su compañía, Wendt remarca que no son sólo económicas, sino que también los problemas de sucesión abocan a esta situación, así como la falta de dimensión de algunas firmas y la necesidad de internacionalización.

A los empresarios catalanes les cuesta fusionarse

Como alternativa para poder crecer, Wendt anima a los empresarios a emprender fusiones, un tipo de operación que resulta "más barata, pero también más compleja", ya que "hay que lidiar con el factor humano".

Sin embargo, los empresarios catalanes, con una "excesiva tendencia al individualismo", son bastante reacios a asociarse y fusionarse.

Wendt propugna un "cambio de mentalidad" empresarial en este sentido y advierte que "a veces hay que llegar a una situación límite para darse cuenta" de la necesidad de llevar a cabo un proceso de fusión, aunque a menudo "es demasiado tarde".
 

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios