Menú

Polonia defiende las "modélicas" reformas del Gobierno de Rajoy

Rajoy encuentra en Polonia un potencial aliado. Anuncia para este mismo año dos foros empresariales en Madrid y Varsovia.

0

La primera cumbre bilateral del Ejecutivo concluye con muy buen sabor de boca en clave económica. Se celebró en Varsovia, bajo petición expresa del primer ministro polaco, Donald Tusk, con quien Mariano Rajoy alcanzó plena sintonía desde que se hiciera con el poder, manteniendo varios encuentros bilaterales en foros europeos. De ellos surgió la invitación formal de Tusk, que se materializó este jueves.

La economía monopolizó la cumbre, que para empezar arrancó un anuncio importante: dos foros empresariales para fomentar la inversión española en Polonia, y que se celebrarán este mismo año. Además, el presidente acudió con los ministros de Fomento, Ana Pastor, y el de Industria, José Manuel Soria, que en reuniones con sus homólogos consiguieron importantes acuerdos en sus áreas.

Así las cosas, en octubre se celebrará en Madrid una reunión de pequeñas y medianas empresas de los dos países y después se organizará una cita en Polonia de grandes inversionistas, con especial interés en las infraestructuras por carreteras, el ferrocarril y la energía, informa EFE.

En rueda de prensa, Tusk subrayó que la marca España es hoy "conocida y respetada" en muchos sectores polacos, desde las infraestructuras hasta la banca, y ha apostado por que esta presencia crezca gracias a los grandes proyectos que tiene en marcha su país financiados con los fondos europeos.

"La política de cohesión puede ser rentable no sólo en el país donde se construye, sino también para el país que construye", recalcó el primer ministro, tras recordar que Polonia sigue el camino que recorrió España, que pasará en breve a ser contribuyente neto de la UE.
 

El líder polaco no ahorró elogios para la "imponente" gestión de la crisis que está liderando Rajoy, asegurando que sigue con admiración "la determinación y la competencia" de su Gobierno para emprender reformas difíciles."Sus actuaciones pueden ser modélicas para muchos países, un ejemplo de cómo hay que actuar en situaciones críticas y eso debe despertar confianza en la Unión Europea", sentenció.

En la comparecencia conjunta que ambos mantuvieron, quisieron dejar constancia de las excelentes relaciones bilaterales, que defendieron cultivar. Se da la circunstancia de que Polonia fue un destino maldito para José Luis Rodríguez Zapatero, que tuvo que cancelar por dos veces su visita al país. Ahora, Tusk se ofrece como un gran aliado de Rajoy.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation