Menú

La solitaria rabieta de la consejera de Andalucía

Sola y muy exaltada la consejera andaluza de Sanidad en funciones ha comparecido para rechazar frontalmente las medidas acordadas.

0

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha comparecido en el Ministerio arropada por los consejeros de todas las comunidades autónomas; de todas menos de la consejera en funciones de Andalucía, María Jesús Montero, que lo ha hecho minutos después justificando su actitud diciendo que no se había enterado de la comparecencia que se estaba produciendo en esos momentos.

Montero ha sido la más crítica con las reformas anunciadas por Mato. Según la consejera socialista en funciones, suponen "el desmantelamiento del Sistema Nacional de Salud". Sobre el copago farmacéutico, ha dicho que es "extraordinariamente injusto" porque supone "una bajada a las pensiones y a las rentas del trabajo".

Asimismo, la socialista ha asegurado que este modelo es "el que más castiga a las personas enfermas". Y ha añadido que como mucho estas medias supondrán "un ahorro de 1.000 millones de euros". 

No obstante, ha reconocido que, pese a su postura en contra, Andalucía no protagonizará un acto de "rebeldía" porque se trata de un asunto de Legislación Básica y es al Estado a quien corresponde fijar qué colectivos contribuyen al pago de sus medicinas. La región tendrá que aplicarla si el Consejo de Ministros la aprueba. Más tarde, en la sede del PSOE en Ferraz, este extremo era confirmado también por la exministra de Sanidad Trinidad Jiménez.

País Vasco y Cataluña, junto al Gobierno

En cambio, el consejero vasco del PSE Rafael Bengoa, no sólo ha comparecido junto a la ministra de Sanidad y el resto de los consejeros, sino que ha indicado que está de acuerdo con algunas medidas aprobadas por el Consejo Interritorial de Salud, como acabar con el turismo sanitario.

No obstante, ha adelantado que no coincide principalmente con el aumento de lo que habrá que abonar por los medicamentos y no le parece que sea la solución a "los grandes retos del sistema sanitario". Bengoa ha dicho que perjudicará a los pacientes crónicos, por lo que se asegurará de que "eso no sea así".

Para el consejero de otra de las comunidades críticas con el Gobierno, Cataluña, el Gobierno se ha quedado corto en las medidas. Boi Ruiz, quien también ha comparecido junto a Ana Mato, ha considerado que aumentar el porcentaje que pagan los ciudadanos por cada receta es "insuficiente" para asegurar la viabilidad del sistema sanitario, por lo que ha conminado al Gobierno a realizar más reformas.

"Bienvenidas las medidas, pero necesitaremos más", ha resumido el consejero, que ha puntualizado que las reformas a tomar exceden el ámbito del Ministerio y, pese a tratarse de decisiones duras y difíciles, son necesarias para asegurar el futuro del sistema.

En Libre Mercado

    Servicios