Menú

El secreto mejor guardado de Apple

De cada iPhone vendido, Apple se embolsa casi 300 dólares limpios de beneficio.

0

Valorada en más de 550.000 millones de dólares, Apple es la compañía más valiosa del mundo. Tan sólo en 2011 vendió 73 millones de iPhones y 40 millones de iPads. El valor de sus acciones ha experimentado una ascensión meteórica, en especial durante el último año. Hoy, una acción de Apple cuesta nada menos que 573 dólares, unas siete veces más que a principios de marzo de 2009. Cuando se presentó el iPhone 4S en octubre de 2011, justo un día antes de la muerte de Steve Jobs, su cotización era una tercera parte menor que la actual. Dos meses y medio más tarde empezó una gran escalada que todavía continúa.

El iPhone: mucho más que un móvil

El iPhone es el producto estrella de Apple. Su desarrollo innovador ha conllevado una verdadera transformación tecnológica del sector de los teléfonos móviles y del modelo de negocio de la propia compañía. Las prestaciones novedosas que introdujo frente a los móviles convencionales atrajeron inmediatamente la atención de los consumidores y la competencia.

Aunque sencillo en apariencia, el iPhone incluía una colección de características de gran calidad antes no vistas en un único terminal portátil: pantalla capacitiva multitáctil, cámara de alta definición, conexión a internet y reproductor de música al estilo del también exitoso iPod. Además, las funciones del aparato se complementaban estratégicamente mediante el servicio Apple Store, una tienda en internet que ofrece un sinfín de aplicaciones para productos de Apple -algunas de ellas tremendamente populares, como WhatsApp Messenger o Angry Birds- con las que la compañía ganó cerca de 2.000 millones de dólares en 2010.

El primer iPhone empezó a desarrollarse en 2005 y a principios de 2007 tuvo lugar su presentación oficial a cargo de Steve Jobs, en aquél momento CEO de Apple. Desde entonces, cinco generaciones del iPhone se han lanzado al mercado, siempre precedidas de una extraordinaria expectación. Empezando el mismo año que se presentó, cada verano ha salido un nuevo modelo al mercado, con la sola excepción del iPhone 4S, que se puso a la venta en octubre. Su diseño con un único botón simboliza la sencillez de esta familia de teléfonos móviles.

Dónde y cómo se hace un iPhone

Apple encarga la elaboración de sus productos estrella a Foxconn, un fabricante multinacional de productos electrónicos tan conocidos como el Kindle de Amazon y las consolas de videojuegos PlayStation 3, Wii o Xbox 360. Un 40% del total de la electrónica consumida en todo el mundo se hace en las instalaciones de Foxconn en Asia, Europa y América Latina.

China es el país en el que tiene mayor presencia, con 13 fábricas. La instalación más grande está situada en Longhua, Shenzhen, cuyo parque industrial de quince edificios es conocido como Foxconn City o iPod City. Se estima que en esta ciudad trabajan 235.000 personas en una superficie de 3 kilómetros cuadrados. Esta relación con Foxconn permite a Apple beneficiarse de una mano de obra barata. Según Foxconn, el 75% de los trabajadores gana 349 dólares al mes, lo que viene a ser 2,18 por hora trabajada.

La cadena de embalaje de un iPhone consta de 141 pasos y sólo se tardan 24 horas en crear uno de estos aparatos, desde que se juntan todas las partes hasta conseguir el producto final embalado. De estas 24 horas, entre seis y ocho se dedican al proceso de grabación de software en el que se instalan y prueban los componentes.

Desglosando sus costes

Podemos empezar comparando los precios y costes de cuatro teléfonos inteligentes o smartphones distintos: BlackBerry Torch 9800, iPhone 4, Nexus One y Nokia N8. El agregado del beneficio y el coste en la gráfica siguiente es el precio por el que se vendían cuando salieron al mercado en 2010.

Además de tener unos costes totales muy similares, el desglose de dichos costes es también semejante. Por ejemplo, la memoria RAM es el componente más caro en casi todos ellos, entre 29 dólares (Nexus One) y 44 (iPhone 4). El resto de piezas varía en cada caso y difiere más en precio. Por ejemplo, el Nokia N8 incorpora una cámara de 12 megapíxeles valorada en 31 dólares, mientras que en los otros modelos este componente cuesta alrededor de 12 dólares. La inversión en las interfaces también es considerable, entre 12 y 25 dólares. Por último, la parte más barata en casi todos los modelos es la batería, cuyo coste no supera los 6 dólares en ningún caso.

El componente más caro de la Blackberry Torch 9800 es el visualizador, 35 dólares, 6 más que el del iPhone 4. Los del Nexus One y N8 son ligeramente más baratos, alrededor de 21 dólares. Por otro lado, Apple también se beneficia de la mano de obra barata en China y el montaje le sale por 7 dólares. A Nokia le resulta un poco más costoso y a Blackberry, casi el doble. Google gasta casi tres veces más en este concepto por su Nexus One.

Los datos del último móvil de Apple, el iPhone 4S, son similares a los del iPhone 4. Según iSuppli, los costes desglosados de sus piezas se aproximan a la siguiente distribución y suman un total de 200 dólares. A esto se le ha de añadir el montaje, que cuesta 8 dólares y otros 7 del embalaje.

Estos costes sólo cuentan el hardware y no incluyen otros gastos como software, licencias, derechos de autor y demás. Horace Dediu (Asymco) estima que, una vez tenidos en cuenta estos otros costes, el total se incrementaría en 110 dólares.

Así, mientras el precio medio de venta es de 630 dólares, los costes por unidad son de 310, con lo que Apple se está embolsando alrededor de un 50% de beneficio vendiendo el producto por el doble de lo que le cuesta crearlo. La mitad del precio de un iPhone representa su coste total y la otra mitad los beneficios netos.

Si comparamos estas cifras con las de otras compañías del sector de las telecomunicaciones, como Nokia o Samsung, observamos que, si bien venden muchas más unidades totales (Nokia vendió más del doble de móviles que Apple en el cuarto trimestre de 2011), los beneficios, así como los costes de fabricación, son mucho menores.

Esto puede tener varias explicaciones: la primera, que Nokia y Samsung tienen una amplia oferta de modelos muy dispares, cosa que contrasta con Apple, que únicamente ofrece uno de muy alta gama; y segunda, que la mayor parte de los ingresos que el iPhone genera provienen de los operadores de redes móviles.

El futuro de Apple

Con todo, es probable que los mejores años de Apple todavía estén por llegar. O eso parecen sugerir sus cuentas. En el informe del último ejercicio de Apple, los ingresos fueron dos veces mayores que en el anterior, situándose en el mejor período de su historia. En esta misma etapa los ingresos generados por el iPhone representaban un 52% del total.

En los meses de octubre a diciembre de 2011 se vendieron 37 millones de iPhones, un aumento del 117% con respecto al trimestre anterior. La cifra de los 200 millones vendidos está al llegar.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD