Menú

Rayos y centellas

Quienes más han reducido su déficit, como Alemania y Bélgica, la más beneficiada porque estuvo un año sin gobierno que se gastara el dinero, han crecido. El único sitio donde la "austeridad mata" es Grecia.

GEES
0

Cual Napoleón en Austerlitz, Hollande iba a romper las cadenas de la austeridad y abrir camino al crecimiento. De momento casi le parte un rayo y no dejan de saltar centellas tras el primaveral respaldo electoral a la izquierda.

Más allá de la incertidumbre atmosférica, política y mercantil dos certezas planean sobre Europa. Una, nadie va a ser obligado a permanecer en el euro contra su voluntad. Y dos, nadie financiará las promesas electorales del vecino con su propio dinero.

Es probable que si sale Grecia del euro se piense que otros pueden seguirla. Sería peligroso para España, aunque fuera injusto pues muchas razones la distinguen, pero en las noches financieras todos los gatos son pardos. Por eso es normal que el gobierno español lo prevea pidiendo garantías a Alemania.

Pero estas no van a llegar a financiar la contratación de funcionarios en Francia, la reducción de su edad de jubilación a 60 años ni a aplaudir el rechazo de Hollande a ratificar un tratado ya firmado. ¿Por qué? Primero porque el sol sale por el Este, pero también por lo siguiente.

Se han publicado los datos de crecimiento de la zona euro. Según las portadas y el dogmatismo izquierdista la malísima austeridad está matando Europa ¿Verdad? Pues no. Portugal, sometido a un rescate y medidas más restrictivas que España está en cifras de evolución de PIB infinitamente mejores que las helenas, pero también preferibles a las españolas. Igual cabe decir de Irlanda, el otro país rescatado. Además, quienes más han reducido su déficit, como Alemania y Bélgica, la más beneficiada porque estuvo un año sin gobierno que se gastara el dinero, han crecido.

Así que el único sitio donde la "austeridad mata" es Grecia. Pero en este caso "austeridad" quiere decir: chupar 110.00 millones del primer rescate más 130.000 millones del segundo incluyendo el perdón de la mitad de la deuda debida a los bancos. Lo que realmente demuestra que no conviene prestar a quien no quiere devolver y se enfada si le disculpas la mitad. Pero esto está a punto de remediarse.

Es decir, del rigor presupuestario no se salvará nadie.

Ahora bien, dentro del marco de contención del gasto público como condición para el crecimiento, la permanencia en el euro permite acogerse a sus ventajas y la solidaridad de sus miembros. Dicho de otro modo: hay que prepararse para la salida del euro de Grecia en la convicción de que cualquier ayuda que proporcione Alemania estará vinculada al cumplimiento de los compromisos adquiridos.

No es de esperar, pero la situación podría mejorar si el 17 de junio, en que coinciden la segunda vuelta de las legislativas francesas y las griegas, hay sorpresas. Si no hay un parlamento francés que revoque el tratado, o si no vencen los radicales en Grecia. Será la última oportunidad para detener el plan de emergencia suscitado por la rebelión izquierdista contra la realidad. Gracias por la ayuda.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios