Menú

Aguirre: "La fusión de Caja Madrid fue un matrimonio a punta de pistola"

Bankia y Caja Madrid han sido las protagonistas de la sesión de control al gobierno de Aguirre de este jueves en la Asamblea de Madrid.

0

Esperanza Aguirre lo tiene muy claro y así se lo ha dicho a los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid en la tarde de este jueves: Caja Madrid era una caja en buen estado y los problemas han llegado después de una fusión en la que el Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, no cumplió con sus funciones de supervisión y control.

Preguntada por los portavoces de los IU, UPyD y el PSM, Aguirre no se ha andado con rodeos y ha hablado de una fusión que fue "un matrimonio a punta de pistola", una expresión que la popular traduce del inglés shotgun marriage, que es, según la presidenta, "como se denominan este tipo de uniones" en países anglosajones. La expresión se usa, habitualmente, para bodas provocadas por un embarazo no deseado.

Además, la presidenta ha asegurado que Fernández Ordóñez "incumplió sus responsabilidades" y "tendrá que dar explicaciones". Del mismo modo, se ha mostrado convencida de que si el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid y los responsables de Caja Madrid "hubieran tenido información veraz sobre el estado real de las otras entidades" participantes en la fusión, seguramente "no habrían aceptado".

"El mejor sistema financiero del mundo"

En respuesta a la pregunta de IU, formulada por la diputada Eulalia Vaquero en ausencia de Gregorio Gordo, Aguirre ha recordado que Zapatero calificó el sistema financiero español como "el mejor del mundo" y que "por eso no hizo las reformas necesarias", reformas que otros países sí hicieron "y hoy ya están saliendo de la crisis".

Pero sobre todo Aguirre ha centrado sus críticas sobre el Gobernador del Banco de España en aquellos momentos y todavía hoy, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, "compañero suyo de la agrupación socialista de Chamartín", tal y como ha recordado a Tomás Gómez durante su enfrentamiento parlamentario.

Así, la presidenta ha recordado que un consejero de Hacienda de su gobierno dio el visto bueno a la fusión, pero lo hizo "en base a los informes favorables de Deloitte, de auditores financieros exteriores" y, sobre todo, "con el acuerdo expreso del Banco de España, de la comisión rectora del FROB y del Ministerio de Hacienda"

Además, ha recordado las críticas a Fernández Ordóñez que han vertido medios internacionales cómo The Economist, donde "se llegó a afirmar que el Banco de España era una vergüenza para los reguladores".

Defendiendo Caja Madrid

En sus distintas intervenciones Aguirre se ha esforzado en defender la gestión de Caja Madrid y el estado de la entidad antes de la fusión. Así, ha dicho que "era una caja muy eficaz, tenía 10 millones de clientes y llegó a ser la cuarta entidad financiera de España".

Además, ha asegurado que la gestión era completamente independiente, tal y como ha dicho a Luis de Velasco, portavoz de UPyD: "Si su señoría encuentra una sola ocasión en la que yo o alguien en mi nombre se haya entrometido en una decisión de inversión de Caja Madrid, dígalo".

Sin embargo, ha sido a partir de que Caja Madrid "se fusionase con otras seis entidades" cuando "ha venido el problema". La presidenta se ha mostrado partidaria de que "lo que haya que revisar que se revise", una afirmación que ha hecho convencida de que "no era la misma situación la de Caja Madrid que la de las otras entidades".

Gómez mezcla a Caja Madrid con Franco

El portavoz socialista ha tenido una intervención muy dura si bien no excesivamente acertada. Así, ha vuelto a hablar de "Blesa, usted [en referencia a Aguirre], Gallardón y Rato han conseguido lo que no consiguió ni Franco: acabar con Caja Madrid que tenía 300 años de historia".

Gómez ha citado algunas inversiones fracasas de Caja Madrid, de las ha responsabilizado a Esperanza Aguirre y ha asegurado que para la presidenta "ha sido siempre su cortijo" y que "la ruina de Bankia viene de la ruina que dejaron en Caja de Madrid, llenándola de ladrillo".

Además, el socialista ha pedido a la popular que "asuma su responsabilidad" y "vaya a explicarse al Congreso" y le ha echado en cara que mantenga como presidente de Caja Madrid a Rato cuando el Gobierno ya lo ha apartado de la presidencia de Bankia.

Por último, la presidenta ha cerrado todas y cada una de sus intervenciones con un mensaje a "ahorradores, impositores" e incluso "sucursales" de Bankia, a los que "tenemos que transmitirles la tranquilidad de que el gobierno está detrás para respaldar y reflotar" el banco.

En Libre Mercado

    Servicios