Menú

El Gobierno ve afianzado el eje Madrid-Berlín tras el espaldarazo de Merkel

El Ejecutivo de Merkel defiende la "muy convincente" intervención de Rajoy en Bruselas. Soraya lo agradece, y corrobora el rumbo económico.

0

El Gobierno se muestra convencido de que la Unión Europea, y en especial Alemania, no dejará caer a España en caso de que la crisis de deuda no cese. Esta semana, y ya van varias, volvió a ser muy complicada en los mercados, con la prima de riesgo bailando alrededor de los 480 puntos. Y esto, admite el equipo económico de la Moncloa, es "inadmisible" porque "no hay economía que se sustente con un diferencial con el bono alemán tan alto". La pregunta es cuánto tiempo puede aguantar el Ejecutivo con una presión tan elevada.

En el Consejo de Ministros de este viernes, así como en la Comisión Delegada para Asuntos Económicos de la víspera, Mariano Rajoy hizo balance. Su entorno se afana en transmitir tranquilidad porque, aseguran, España empieza a contar de nuevo en el contexto comunitario y se están creando lazos diplomáticos muy fuertes, especialmente con Angela Merkel pero sin desdeñar a otros Estados.

Lo primero que hizo la vicepresidenta nada más atender a los medios de comunicación fue ensalzar una agenda internacional del presidente que, a su juicio, "está permitiendo afianzar la percepción" del país en los círculos internacionales. Desde Chicago a Bruselas, pasando por París. A renglón seguido, volvió a poner encima de la mesa las patas que sustentan la política económica del Ejecutivo: consolidación fiscal como base para el crecimiento -esto es, el objetivo del déficit público es irrenunciable-, reformas en profundidad a fin de incentivar la economía -este viernes se llevó a deliberación que el pequeño comercio podrá abrir sin necesidad de licencias previas- y también actuaciones en el ámbito de la UE. Y, en este sentido, España cree necesario que el Banco Central Europeo mueva ficha e inyecte, de una vez por todas, liquidez.

Soraya Sáenz de Santamaría traía una buena noticia debajo del brazo: por primera vez, el Gobierno alemán escenificaba un alineamiento claro con España y calificaba de "muy conveniente" los conceptos planteados por Rajoy en Bruselas, incluyendo la presión al BCE. En Moncloa destacan que, aunque en teoría sea un órgano independiente, es Alemania quien toma las decisiones las decisiones importantes. Y de ahí la satisfacción: "Estamos buscando un horizonte" de estabilidad y "Berlín consideró muy convenientes los argumentos y opiniones del presidente español", explicó la vicepresidenta.

En concreto, el portavoz del ministerio de Finanzas, Martin Kotthaus, destacó como Merkel observa "con gran respeto" todas y cada una de las medidas adoptadas por el Ejecutivo de España. Deseó a Rajoy "suerte" y "éxito" en sus cometidos.

En paralelo, el Gobierno sigue lanzando mensajes que provoque confianza en todos los ámbitos. "En absoluto" la banca necesitará ayuda económica de la UE, zanjó Sáenz de Santamaría. En Moncloa, recuerdan que se están poniendo todos los instrumentos al alcance -incluido la contratación de auditoras extranjeras- para demostrar que las partidas no son peligrosas y que se puede apostar por las entidades patrias. "Estamos haciendo lo que tenemos que hacer", indicen. Pero preocupa la deuda, con la Bolsa sin dar tregua alguna. Y de ahí la pregunta que muchos se hacen, también de puertas para adentro: "¿Hasta cuando podremos aguantar sin ayuda del BCE?".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation