Menú

Madrid es la única autonomía que cumplió el objetivo de déficit en 2011

Si se incluyen las liquidaciones negativas, es la única que cumple el límite máximo, pese al desvío registrado.

0

El pasado viernes 18 de mayo, el Gobierno anunció, tras una tarde llena de confusiones y medias verdades, que el conjunto de las administraciones públicas cerró 2011 con un déficit público del 8,9% del PIB, cuatro décimas por encima de lo comunicado oficialmente a Bruselas escasas semanas antes. El dato saltó a la luz tras la publicación de los planes de económico-financieros de reequilibrio 2012-2014 de las CCAA aprobados un día antes en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Según el comunicado de Hacienda, que trascendió en la noche del viernes, la desviación se debió, "en principio", a "cuatro comunidades", "fundamentalmente al aumento del déficit de la Comunidad de Madrid y de Valencia, y en menor medida a Andalucía y Castilla-León". En concreto, el déficit de la Comunidad de Madrid se elevó hasta el 2,21% frente al 1,13% previsto inicialmente; el de la Comunidad Valenciana subió hasta el 4,5% frente al 3,68% inicial; y el de Castilla y León se situó en el 2,59% frente al 2,35% anterior; Hacienda no concretó el desvío de Andalucía.

Además, el Gobierno dio a entender que el aumento fue consecuencia del afloramiento de "facturas ocultas en los cajones" gracias a la "operación de pago a proveedores", que ha supuesto una "auténtica circulación de deudas pendientes".

Hasta aquí la explicación oficial. A continuación, la trastienda de los datos revelados. En primer lugar, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se resistió el jueves (17 de mayo), en la rueda de prensa posterior al CPFF, a revelar la cuantía total del ajuste que deberán poner en marcha las CCAA en 2012 para cumplir con su objetivo de déficit público (1,5% del PIB), alegando que los periodistas podrían realizar fácilmente la suma por ellos mismos haciendo uso de los planes de reequilibrio que publicaría Hacienda de forma inminente. Sin embargo, tras la insistencia de los medios, finalmente facilitó la cifra: 18.349 millones de euros extra en 2012, entre recorte de gastos (13.071 millones) y subida de impuestos (5.278 millones).

Y es que la suma no era tan sencilla. En primer lugar, porque cada uno de los planes de reequilibrio autonómico consta de decenas de folios y, sobre todo, porque su publicación no se produjo hasta la tarde del viernes -curiosamente, tras el cierre del mercado-. Por otro lado, según comunicó Hacienda ese mismo viernes, el Gobierno creó un "gabinete de crisis" para evaluar tales cifras y anunciar el déficit definitivo de 2011, un dato que Montoro se olvidó de anunciar a los medios un día antes, dando así a entender que lo desconocía. Algo que no deja de sorprender, pues el Gobierno disponía de los planes de ajuste semanas atrás, con lo que conocía el déficit definitivo de 2011, al menos, desde el pasado abril.

El déficit de Madrid en 2011

Otro hecho que no cuadra es el argumento de las "facturas en el cajón". Y es que, en su propia nota, Hacienda reconoce que "se trata de gasto registrado", no oculto, "y pendiente de pago que no estaba incluido en la comunicación provisional de cierre de 2011 que se hizo el pasado mes de marzo". También sorprendió que, finalmente, no se optara por intervenir ninguna autonomía, tal y como se preveía pocos días antes, siendo Asturias la única que recibió un mero toque de atención por parte del Ministerio.

Pero, más allá de de toda la confusión propia de esas jornadas, uno de los datos que más caló en la opinión pública fue el hecho de que la Comunidad de Madrid duplicara su déficit previsto. No en vano, tanto Madrid como Galicia se presentaban ante el CPFF como las autonomías más cumplidoras en materia presupuestaria. Efectivamente, Madrid cerró 2011 con un desvío del 2,2% de su PIB frente al 1,1% inicial. Desde entonces, la gestión de Aguirre ha sido objeto de numerosas críticas por parte de la oposición. Pese a ello, el análisis en detalle de los datos arroja una perspectiva diferente.

1. No fue una sorpresa

El Gobierno regional anunció meses antes que el déficit del 1,1% previsto era provisional y que, de hecho, aumentaría como resultado del desplome de ingresos fiscales que registró en el último trimestre del pasado año -unos 2.000 millones de euros menos-. Es decir, el aumento no fue una sorpresa, ya que fue avanzado por la propia Comunidad.

2. La cuarta autonomía con menos déficit

Pese al desvío, Madrid se mantiene como una de las regiones con menos déficit fiscal de España. En concreto, se sitúa como la cuarta más cumplidora, tras Galicia (1,61%), Canarias (1,80%) y Navarra (1,89%).

3. La única región que cumple el objetivo

Y eso, sin tener en cuenta el efecto de las liquidaciones negativas de 2009 correspondientes al sistema de financiación. Durante ese ejercicio, el Gobierno central repartió entre las CCAA más recursos de los que debía, como resultado de unos Presupuestos Generales del Estado basados en unas previsiones económicas y fiscales irreales. Ese dinero recibido de más tenía que ser devuelto el pasado ejercicio por los gobiernos regionales, y aunque su pago efectivo se ha decidido retrasar 10 años se registra igualmente a nivel contable.

Así, contabilizando dichas liquidaciones negativas, Madrid fue la única autonomía de España que cumplió con el objetivo de déficit fijado para 2011. Y es que, incluyendo las liquidaciones, el desvío máximo permitido se estableció en el 3,3% del PIB, y sin incluirlas en el 1,3%. La cuestión clave es que Madrid cerró con un déficit del 2,92% incluyendo las liquidaciones negativas, siendo la única que cumplió con el límite marcado, superando incluso a las regiones forales, cuyo objetivo era el 1,3% por contar con un régimen de financiación propio (País Vasco cerró en el 2,56% y Navarra en el 1,89%).

4. La más cumplidora durante la crisis

Por si fuera poco, la Comunidad de Madrid registró el menor déficit de todas las CCAA en el período 2008-2011, con una media del 1% frente al 2,4% del resto de regiones.

De hecho, ese déficit de 1,4 puntos inferior a la media autonómica ha permitido que la Comunidad de Madrid haya frenado el déficit de España en cada ejercicio, ahorrando una media de 2.600 millones de euros cada año al conjunto de las administraciones públicas, frenando el déficit público español en casi 3 décimas. En concreto, al ser la única que cumplió su objetivo en 2011, hizo que el déficit de España se frenase en más de 700 millones de euros, cuando el desvío del resto de regiones provocó que el déficit aumentara en más de 17.000 millones de euros, según muestran los datos de la Intervención General del Estado.

Es decir, incluso en su año más adverso, Madrid, al ser la única región que cumplió, logró frenar el déficit del conjunto de España, mientras que el desvío del resto lo aumentó. Igualmente, es la que presenta un menor volumen de deuda en términos relativos, un 7,9% del PIB frente al 13,1% de media regional, y menor deuda comercial con proveedores (0,65% del PIB).

5. Déficit cero en el primer trimestre

Por último, todo indica que Madrid registrará déficit cero en términos de contabilidad nacional en el primer trimestre de 2012, alcanzando así el ansiado equilibrio presupuestario, clave para cumplir el objetivo del 1,5% en 2012, tal y como se cuantifica en su plan de reequilibrio financiero. En este sentido, el Gobierno regional está trabajando en la elaboración de un nuevo Presupuesto para este ejercicio, en el que, previsiblemente, optará por aplicar nuevos ajustes fiscales y por privatizar organismos públicos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation