Menú

De Guindos anunciará el jueves el nombre del sucesor de Mafo

El Ejecutivo pretende aprobar su nombramiento en el Consejo de Ministros del viernes, un día antes de que el Congreso decida si MAFO comparecerá. 

0

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, comparecerá este jueves en la Comisión de Economía del Congreso para informar sobre el nombramiento del nuevo gobernador del Banco de España, que sustituirá a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, cuya renuncia se hará efectiva el próximo 10 de junio.

Según fuentes parlamentarias consultadas por Europa Press, el ministro comparecerá este jueves, aunque aún está por decidir si lo hará antes o después de la sesión de la subcomisión de seguimiento del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), en la que está prevista la comparecencia del subgobernador del Banco de España y presidente del FROB, Javier Aríztegui, para informar sobre las últimas intervenciones de este fondo en diferentes entidades bancarias.

La previsión del Ejecutivo es aprobar el nombramiento del nuevo gobernador en el Consejo de Ministros del próximo viernes porque quiere que esté hecho cuando el actual gobernador deje su cargo y proceder de inmediato al relevo, que será la próxima semana, según las fuentes consultadas. Y es que el mismo día 11 de junio, el nuevo gobernador debe estar disponible para recibir los resultados de las auditorías independientes sobre el sector financiero encargadas a dos empresas extranjeras.

Cumplimiento de la legislación

Con la comparecencia de De Guindos, el Ejecutivo da cumplimiento a la ley del organismo regulador, de 1994, donde se establece que el gobernador será nombrado por el Rey, a propuesta del presidente del Gobierno, y que, "con carácter previo", el ministro de Economía y Hacienda habrá de informar al Congreso sobre el candidato.

Así se acaba con la posibilidad de que surgiera un nuevo conflicto jurídico sobre si el candidato a gobernador debía o no comparecer antes de su nombramiento ante la Cámara Baja, según consta en la Ley de 2006 de Conflicto de Intereses de los Altos Cargos, que dejó establecido que los candidatos a los órganos constitucionales y reguladores debe ser sometidos a un examen en el Congreso "con carácter previo al nombramiento" para certificar su idoneidad para el puesto y la ausencia de incompatibilidades.

El conflicto jurídico ya se produjo con el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, que no se sometió a examen previo porque el Gobierno, cuando le nombró, optó por seguir la ley específica de la institución, más antigua que la de 2006 pero de mayor rango por su carácter orgánico. Ante las protestas del PSOE, al final el Gobierno congeló el nombramiento hasta que Romay Beccaría compareció en el Congreso, donde pasó el examen sin problemas, y fue después cuando ya tomó posesión.

Esta vez sí

La comparecencia de De Guindos subsana esta posibilidad y además, al producirse esta misma semana, evita un vacío de poder en el organismo regulador en plena escalada de la prima de riesgo y con el plan de rescate de Bankia en el foco de los mercados y de la Unión Europea.

Así, la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, se ha congratulado en rueda de prensa de que el PP haya permitido en esta ocasión "cumplir con el trámite legal", a diferencia de lo ocurrido con otros nombramientos como el del presidente del Consejo de Estado o el presidente de EFE, según ha recordado.

"Hemos recordado al Gobierno que no podía nombrar al nuevo gobernador del Banco de España sin que, previamente, compareciera el ministro de Economía para hacer la presentación del candidato. Y esta vez hemos recibido una respuesta inmediata en el sentido de que De Guindos sí comparecerá el jueves, cosa que agradecemos", ha dicho.

Sin embargo, ha lamentado que hasta que los socialistas no presentaron la petición de comparecencia del ministro "no había habido ninguna información ni notificación de solicitud de comparecencia a petición propia para ejecutar este requisito legal".

En la misma línea, el PSOE tampoco ha recibido ninguna llamada del Gobierno para discutir el nombre del sucesor de Fernández Ordóñez, si bien Rodríguez ha reconocido que su abandono del Banco de España a finales de semana "hace que el proceso de nombramiento sea inminente".

Nombres sobre la mesa

En todo caso, se espera que esta vez el relevo en la cúpula del Banco de España se haga con consenso entre los dos grandes partidos, con opción a que el PSOE pueda aportar nombres para el puesto de subgobernador. De hecho, la propia Rodríguez ha reconocido que espera que se repitan los "precedentes de funcionamiento democrático" según los cuales "el Gobierno propone al gobernador y el principal grupo de la oposición, al subgobernador".

Hasta ahora despuntan tres nombres para suceder a Fernández Ordóñez: Luis María Linde, que acaba de ser nombrado consejero y cuya edad no le permitiría completar su mandato (todo gobernador debe dejar el cargo al cumplir 70 años); Fernando Bécquer, consejero autonómico y alto cargo del PP en los noventa y actualmente directivo de Iberdrola pero también de la nacionalizada Bankia; y José Luis González Páramo, que acaba ahora mandato en el Banco Central Europeo (BCE).

Como subgobernador y a sugerencia del PSOE se ha mencionado a Vicente Salas, el consejero del Banco de España que ha sido relevado hace sólo una semana. En cualquier caso, los socialistas se fían de la palabra del ministro Luis De Guindos de que elegirán a alguien con un "perfil profesional y adecuado" y esperan que no haya motivo para que tener que protestar. Por el mismo motivo, también confían en que el PP no les ponga trabas al nombre que propongan como subgobernador.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD