Menú

Te mando unos callos a Alemania ¿o prefieres una paella a Polonia?

Alejandro Casanovas es el fundador de Mamá mándame, una empresa de nueva creación dedicada a la distribución por Europa de productos made in Spain.

0

La crisis ha convertido a España en un país de emigrantes. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), nuestro país viene registrando un saldo migratorio negativo desde el pasado año, esto quiere decir que el número de españoles que salen fuera es mayor que el de los extranjeros que entran. De hecho, este cambio de tendencia se ha acelerado en el primer trimestre del año, en el que la salida de extranjeros aumentó un 6,3% respecto al mismo periodo de 2011, mientras que de los españoles se cuadruplicó.

Pero ante la adversidad, no hay nada mejor que el ingenio. Lo que para la mayoría es una noticia cuanto menos alarmante, para unos pocos valientes puede ser la clave para un negocio de éxito.

Este es el caso de Alejandro Casanova, fundador de Mamá mándame, una  web dedicada a la distribuir en el extranjero de unos alimentos muy particulares: los que se podrían comprar en cualquier supermercado español y los platos más típicos de la comida casera (pipas Tijuana, Nocilla, aceitunas, paella, callos, cocido…). El portal empezó a funcionar el 1 de junio y ya tienen una media de 8 pedidos diarios y 600 visitas al día. Casanovas, en una entrevista a Libre Mercado, analiza el primer mes de vida de su empresa.

Pregunta (P): ¿Cómo surge la idea de crear Mamá mándame?

Respuesta (R): Mi mujer y yo hemos trabajado fuera de España muchos años y cuando salía el tema de vivir en el extranjero, todo el mundo coincidía en que lo que más echábamos de menos era: la familia, los amigos y la comida. Por eso, hace más de un año nos pusimos a trabajar en esto último y hace 8 meses se unieron a nosotros otros dos emprendedores más.

P: ¿A qué os dedicabais antes?

R: Mi mujer se dedicaba al mundo de la logística y la distribución; yo he sido director financiero en varias multinacionales.

P: ¿Es la primera vez que te embarcas en un negocio propio?

R: Sí. Después de 15 años trabajando por cuenta ajena, España no ofrecía laboralmente lo que yo estaba buscando. He tenido la oportunidad de vivir en EEUU y allí ser emprendedor se vive de otra manera, es mucho más inmediato, más flexible y socialmente está más aceptado.

P: ¿Qué circunstancias dificultan convertirse en un emprendedor en España?

R: Aquí no estamos preparados para emprender. Primero porque la propia administración no lo está. Además, hay una circunstancia cultural. Desde pequeños nos enseñan que tenemos que hacer una carrera y estudiar en un instituto de empresa para trabajar en una multinacional.

El miedo al fracaso es la barrera principal. Por ejemplo, en EEUU si un emprendedor que ha fracasado 10 veces lo intenta una undécima tendrá el apoyo de todo el mundo porque saben que ha adquirido muchísima experiencia en los negocios. Aquí no llegas a esas 10 veces, aquí si fracasas dos la sociedad te penaliza, en lugar de pensar que tienes mas probabilidades de éxito para acertar en una tercera.

La pena es que en España hay muchísimo talento mal distribuido y ese talento está escondido en el desempleo o en empresas.

P: ¿Cómo funciona la actividad Mamá mándame?

R: Tenemos 3 tipos de productos: el producto en tienda, packs temáticos como el de la Eurocopa o ahora los Sanfermines y también lotes, que van desde los 12 euros hasta los 40, con unos gastos de envío muy contenidos.

P: ¿Cuál es el perfil de vuestros clientes?

R: Tenemos todo tipo de clientes. Sólo en Europa hay más de un millón de expatriados censados y es una cifra que está creciendo. Tenemos a estudiantes Erasmus, a personas de entre 25 y 35 años que van a buscar fuera la oportunidad que no tienen en España y luego está el expatriado de siempre, el de empresa, que es el que eleva el ticket medio de la compra. Un dato curioso es que casi la mitad de nuestros clientes son españoles que tienen gente viviendo fuera y le mandan como regalo alguno de nuestros productos.

P: ¿Cuáles son los productos que más triunfan?

R: El producto estrella son las aceitunas. También nos piden muchas pipas, Nocilla o Cola Cao.

P: ¿Qué son los productos de quinta gama?

R: Son productos no industriales, que no tienen ni colorantes, ni conservantes y que mediante un proceso específico de envasado reproducen casi a la perfección la comida casera y este es el caso de las paellas, los cocidos o los callos que enviamos. Nuestros proveedores son muchos restaurantes que han visto mermados sus ingresos y que desean envasar sus productos de la casa o pequeños productores.

P: ¿Qué le dirías a todos aquellos que todavía no se atreven a montar su propia empresa?

R: Tienen que intentarlo por propia satisfacción personal y porque ahora las reglas del juego han cambiado, ya nadie tiene asegurado un puesto de trabajo fijo, ni siquiera creo que las empresas tengan que promover eso.

Yo con este negocio he aprendido más que en toda mi vida trabajando. Esto hay que vivirlo pero hay que ser muy paciente porque los beneficios no son inmediatos. Es su oportunidad de empezar desde abajo; por absurdo que le parezca a su entorno, que lo hagan y no se vengan abajo. Tienen que creer mucho en su proyecto porque todos los días van a tener motivos para dejarlo.

P: ¿Podrías calificar tu negocio de un éxito? ¿En qué crees que habéis acertado?

R: Hemos acertado con el posicionamiento, con el momento y con el mensaje. Hemos conseguido vender nostalgia, no queríamos vender o transportar productos, muchas webs pueden hacerlo, pero vender recuerdos ya es más difícil.

Puedo decir que el proyecto ha sido un éxito porque en menos de un mes operando, la web ya se financia sola y ha podido pagar los sueldos a los empleados. Pero nos mantenemos con los pies en la tierra porque esto no es lo normal, creo que estamos viviendo una burbuja y sabemos que tenemos que seguir aportándole valor a la empresa. En España nos han enseñado que se pueden generar caja sin valor y eso es irreal. El mejor ejemplo lo tenemos en el boom inmobiliario.

P: ¿Cuál ha sido el principal problema de la creación de este negocio?

R: La logística. Integrar una empresa logística en una web actualmente es muy difícil. En Europa el transporte es caro y lento. Todavía no hemos entendido lo que es la Unión Europea y hay muchas barreras entre los diferentes países que encarecen considerablemente el precio.

Nosotros asumimos gran parte de los costes de envío. Que yo pierda en márgenes de beneficio a corto plazo es un tema coyuntural. Espero que a largo plazo pueda invertir mi posición y dirigirme hacia el modelo offline. El objetivo de Mama mándame es crecer en el mercado online para después establecer locales en los países donde tenga buena acogida.

Empresa: Mamá mándame
Nombre: Alejandro Casanova
Sector: Alimentación

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios