Menú

Recarte: "El Gobierno debería dejar que suspendan pagos las CCAA que no cumplan"

Como cada semana, el consejero de LD ha respondido a las dudas de los oyentes en Es la Noche de César.

0
Recarte responde, 19/07/2012 Es la Noche

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Alberto Recarte ha vuelto este jueves a su cita semanal con los seguidores de Es la Noche de César. El economista y consejero de Libertad Digital ha respondido a las dudas sobre la situación económica que le han planteado los oyentes de esRadio.

-¿Está España estabilizada después del recorte?

Nos encontramos absolutamente desestabilizados. Todavía no sabemos en base a qué el gobierno ha expuesto que vamos a ingresar una cantidad determinada de dinero y que los gastos se van a reducir en otra cantidad. Falta información, no están los cuadros macroeconómicos, no sabemos qué va a pasar con las autonomías. No se ha estabilizado y la situación de financiación exterior es el peor momento en la historia reciente de España. Desde 1959 en que se crea el Plan de Estabilización porque España se queda sin divisas nunca hemos estado en una peor situación. Estamos entrando en la auténtica fase de desestabilización, que puede durar un par de años. 

- Aunque el Gobierno dijo que bajaría las cotizaciones sociales, lo cierto es que el viernes pasado nos enteramos de que las bases de cotización se redefinen y se amplían, de modo que los empresarios podrían terminar pagando más que antes. ¿Nos han tomado el pelo?

- Un poquito, sí. Efectivamente, las bases de cotización se incrementan. Habrá que ver empresa por empresa cuál es el resultado. En conjunto, dos puntos de cotizaciones será una rebaja, pero en algunos casos el aumento en las bases resultará en mayores pagos en total.

- ¿Cómo valora el dato de que 40.000 españoles hayan abandonado el país en el primer semestre de 2012?

- La estadística completa de movimiento de población es lo más positivo de la economía española. El euro tenía implícito que una de las condiciones para que funcionara era que se pudieran producir grandes desplazamientos de la población. La población en España debería reducirse en conjunto entre 4 y 5 millones de personas. Si vemos que se han ido 40.000 españoles de origen, a nivel del año completo estaríamos hablando de una emigración neta de 100.000 personas. No sé cuántos se van a ir de la población inmigrante. Lo normal es que se reduzca en otras 100.000 personas. Es necesario para mantener el euro, pero ningún político quiso hablar de ello. Pero era un tema sabido, escrito y discutido. Respecto a los españoles que se van, espero que se vayan porque han encontrado un empleo. Lo mejor que les puede pasar es encontrar un empleo, en vez de estar parado aquí. Y no es cierto que el país no se beneficie. Parece mentira, pero las remesas de inmigrantes están creciendo. Es positivo para ellos y para la economía española.

- ¿Por qué España, teniendo unos impuestos tan elevados, tiene una presión fiscal inferior a la de muchos países europeos?

- Porque los que pagan impuestos son muy pocos, porque son muy pocas las personas que trabajan. Cuando hay 17 millones de personas trabajando en vez de 21, como hace cuatro años, pues pagan mucho menos que las personas que están trabajando. En un país con un paro reducido, todo el mundo paga impuestos. La presión fiscal divide el total del pago de impuestos por el PIB. Los ingresos fiscales en España están alrededor del 35%, mientras que en otros países está alrededor del 40% en otros países europeos, pero lo que paga individualmente el que trabaja está muy por encima que en esos otros países.

- ¿España saldrá del euro?

- España no va a salir del euro. Lo que se está empezando a plantear es que sean los países más solventes los que salgan del euro: Finlandia, Holanda, Alemania, Austria, Luxemburgo... En Alemania, están echando cuentas, para ver qué les conviene más: si perder lo que nos han prestado o seguir dando créditos y arriesgarse a que esas potenciales pérdidas sean mayores. Creo que la política de enfrentamiento con Alemania del Gobierno en los últimos dos meses es una locura. Francia e Italia han jugado con nosotros. En eso, tenemos muy poco que ganar. Y ha provocado que esos países se pregunten si a largo plazo les interesa el euro o no. Sería positivo que un país como Finlandia salga del euro. Es intolerable que hayamos tenido que darles garantías para que firme el rescate a la banca. El Gobierno finlandés el cálculo que ha hecho es: "Es posible que de los 2.000 millones perdamos un 40%, pero vamos a asegurarnos que España directamente nos compensa". Un país con esos planteamientos lo lógico es que saliera del euro. Sería bueno para ellos y para el resto.

- ¿Cómo podría rebajarse la prima de riesgo española eficazmente?

- Ahora no hay forma de rebajar la prima de riesgo. Hemos entrado en una situación de falta de financiación, por lo que aparece absoluta tanto a la banca como al Estado español. Nadie nos está financiando desde el exterior, lo cual plantea dudas de cómo vamos a colocar esa financiación. La única manera es que la banca la compre, pero eso se consigue reduciendo el dinero que se presta al sector privado. La prima de riesgo como tal va a ser difícil que se reduzca de los niveles actuales, que son los de un país intervenido. Y no va a bajar hasta que la economía española equilibre el endeudamiento y luego lo reduzca. Ése es un proceso muy largo.

- Últimamente, diversas autonomías se están rebelando y modificando sus planes de ajuste. ¿Van a cumplir con el déficit? ¿Está siendo el Gobierno lo suficientemente duro con ellas?

- A lo primero no sé contestar. No sé cuál es la situación de incumplimiento. Sólo sabemos que hay ocho autonomías que no están cumpliendo, pero sorprendentemente no nos han dicho quién. ¿Se va a controlar? El procedimiento de la Ley de Estabilidad es muy largo. Sólo permite intervenir al cabo de 8-9 meses. La amenaza de intervención no es suficiente y no va a servir para controlar el déficit. No nos están financiando nadie desde el exterior, con lo que lo que perseguíamos de cara al exterior, ya lo hemos perdido. Por tanto que una autonomía suspenda pagos no tiene la menor importancia de cara a la financiación de la economía española en su conjunto porque ese camino está cerrado. Una vez que nuestra imagen y nuestros datos nos han colocado en esta situación, creo que lo lógico es que el Gobierno no cree el sistema de hispabonos y no dé liquidez a las autonomías que no cumplan. Sería mejor dejarlas que suspendan pagos y que cada una se las arregle como pueda. De esta manera, dejarán de rebelarse y de hacer planteamientos chulescos, dejarles a ellos que se las arreglen con sus cuentas y a ver qué hacen. Si suspenden pagos, entonces tendrán que tomar medidas, ellos solos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD