Menú

La CNMV prohíbe las operaciones a corto

La jornada de pánico en la bolsa, con la prima de riesgo tocando los 640, ha llevado a esta decisión, que trata de detener las pérdidas.

lm/Agencias
0

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha acordado prohibir de forma cautelar por un periodo de tres meses, hasta el cierre del 23 de octubre inclusive, la realización de operaciones sobre valores o instrumentos financieros que supongan la constitución o incremento de posiciones cortas netas sobre acciones admitidas a negociación en el mercado secundario oficial español.

El organismo presidido por Julio Segura ha adoptado esta decisión "debido a la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, que podría perturbar su ordenado funcionamiento y afectar al normal desenvolvimiento de la actividad financiera". La CNMV señaló que en estas condiciones resulta preciso revisar la operativa de los mercados de valores con el fin de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera. Además, indicó que, una vez cumplido el plazo de tres meses, la prohibición podría prorrogarse o levantarse si se considerase necesario.

El supervisor bursátil español sigue así los pasos de su homólogo italiano (Consob), que también ha decidido prohibir de nuevo "de forma inmediata" las posiciones cortas sobre todas las acciones de bancos y aseguradoras, una medida que estará en vigor durante toda la semana.

Esta decisión de los reguladores bursátiles se produce en medio de una gran volatilidad de los mercados. Así, el Ibex 35, tras hundirse el pasado viernes un 5,82%, la mayor caída desde mayo de 2010, llegó a media sesión de este lunes a sufrir otro retroceso de más del 5%, perdiendo los 6.000 puntos. A las 14.44 horas el selectivo perdía un 3,03%, hasta los 6.057,2 puntos.

La prohibición

En agosto del año pasado, la CNMV, junto a otros supervisores bursátiles europeos, también optó por la prohibición de las posiciones cortas ante la situación de continuada inestabilidad en los mercados de valores europeos y, en particular, en los valores financieros. Esta prohibición se prolongó en los mercados españoles hasta el pasado mes de febrero.

Ahora, la prohibición cautelar afecta a cualquier operación sobre acciones o índices, incluyendo operaciones de contado, derivados en mercados organizados o derivados OTC, que suponga crear una posición corta neta o aumentar una preexistente, aunque sea de forma intradiaria. Además, se entenderá por posición corta neta aquella que resulte en una exposición económica positiva ante una caída del precio de la acción.

¿Qué son los 'cortos'?

No es casualidad que los reguladores intenten atajar las fluctuaciones excesivas del mercado con normativa contra las posiciones cortas. Este tipo de operaciones siempre han estado en el punto de mira de los gobiernos que las asocian con ataques especulativos contra algunos activos. En realidad, invertir a corto consiste, simplemente, en apostar a que un valor va a caer en su cotización en un período de tiempo determinado (normalmente reducido).

Por ejemplo: un operador cree que la cotización de la Compañía X va a caer. Entonces, pide prestadas unas acciones de esta compañía y se compromete a devolverlas en un par de días. Luego, las vende en el mercado a 100 euros por acción, su valor actual. Si el operador acierta y esta Compañía X cae de valor en la Bolsa (por ejemplo a 90), recompra las acciones y se las devuelve a su propietario, con una ganancia de 10 euros por acción. Pero esto es peligroso, porque si esta empresa comienza a subir en el parqué (a 110 euros por acción), también tendrá que comprar esas acciones para devolverlas y sufrirá la correspondiente pérdida. Los gobiernos siempre acusan a los operadores a corto de especuladores y de tirar abajo los mercados, pero no está claro que su influencia sea tan negativa. En este artículo de Juan Ramón Rallo, se explican claramente las características de este tipo de inversión y sus efectos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios