Menú

Rajoy no aclara si pedirá ayuda tras el empujón de Draghi

Alaba, con Monti, las palabras de Draghi que han incendiado los mercados pero deja en el aire si pedirá ayuda, la condición del BCE para actuar. 

0
Alaba, con Monti, las palabras de Draghi que han incendiado los mercados pero deja en el aire si pedirá ayuda, la condición del BCE para actuar. 

Mariano Rajoy y Mario Monti no han quedado decepcionados con las palabras de Mario Draghi. Al menos eso es lo que han asegurado ante la prensa, a la salida de su reunión de este jueves en el Palacio de la Moncloa de Madrid. Las palabras del presidente Banco Central Europeo eran muy esperadas; muchos analistas preveían que Draghi podría anunciar hoy la puesta en marcha de un programa de compra de bonos en ayuda de España e Italia.

El anuncio final ha estado muy aguado puesto que, aunque ha hablado de "medidas no estándar", ha condicionado la intervención del BCE a la petición previa de ayuda por parte de los países. Y los mercados han reaccionado: el Ibex se desplomaba minutos después y la prima de riesgo se disparaba. Pero a Rajoy y Monti ha parecido no importarles. Ellos se han quedado con la voluntad de Draghi de estabilizar el mercado de deuda en la eurozona. Para el presidente del Gobierno y el primer ministro italiano eso es suficiente.

La reunión de este jueves tenía como objetivo analizar la evolución de la situación económica en la eurozona e instar a la UE a que aplique ya los acuerdos adoptados en el último Consejo Europeo. La cita ha comenzado a las dos de la tarde en el Palacio de la Moncloa.

La decisión del BCE

Durante el encuentro, Rajoy y Monti han analizado la decisión del Banco Central Europeo, que este jueves ha tratado en su sede central de Fráncfort la política monetaria de la zona euro. Había mucha expectación ante esta reunión del BCE después de que la semana pasada su presidente, Mario Draghi, dijera que la entidad hará todo lo que sea necesario para preservar el euro, unas declaraciones que contribuyeron a la caída de la prima de riesgo italiana y española.

Por eso, los máximos responsables de los gobiernos español e italiano han reiterado que desean que se pongan en marcha las medidas acordadas por el Consejo Europeo el pasado mes de junio, entre ellas facilitar el uso de los fondos de rescate europeos para comprar deuda de países que, como estos dos, sufren una fuerte presión de los mercados. Además, Rajoy y Monti han confirmado que están especialmente interesados en que entre en vigor el plan de crecimiento aprobado por los socios comunitarios por un importe de 120.000 millones de euros.

Con respecto a la posterior rueda de prensa de Mario Draghi, Rajoy y Monti han asegurado que se sienten satisfechos porque consideran que se están dando pasos hacia delante.

Tanto Monti como Rajoy, obviando las grandes caídas que se han producido en ambas bolsas europeas y a la tensión agravada en el mercado de deuda tras las declaraciones de Draghi, se han mostrado conformes con las palabras del presidente del BCE.

En este sentido, el presidente español ha dicho que ha visto "aspectos muy positivos en el discurso de Draghi, como la declaración de que hay primas de riesgo que son excepcionalmente altas en algunos países y que no se corresponden a la realidad y que tienen que ver con las dudas sobre el euro. Rajoy ha afirmado que "es reconfortante escuchar que el euro es irreversible porque es lo que pensamos la mayoría de europeos".

Rajoy ha destacado también que el BCE "pueda llevar a cabo operaciones directas en el mercado secundario del tamaño necesario y también medidas de política monetaria acuerdo con sus necesidades".

¿Un rescate?

Tras valorar la declaración del BCE, Rajoy ha tenido que responder sobre si tiene previsto pedir, como ha sugerido Draghi, ayuda al Fondo de Rescate europeo para que compre deuda. "Desde España seguiremos trabajando para cumplir nuestros compromisos en relación con el déficit y la reducción de la deuda pública", ha contestado antes de decir que es "consciente" de que tienen que "adoptar medidas que son duras y que no gustan a la inmensa mayoría de los españoles". "Vamos a seguir trabajando por el futuro de Europa. Estamos en un momento decisivo, capital", para el que se necesita "grandeza, fortaleza y coraje. En eso estamos empeñados algunos. Esa batalla la vamos a dar", ha añadido.

"A partir de hoy yo no voy a hacer cosas distintas de las que llevo haciendo en los últimos meses, no voy a estar cambiando de criterio cada dos por tres", ha dicho cuando la prensa le ha pedido una respuesta más concreta.

Algo más claro ha estado Mario Monti, que ante la misma pregunta ha dicho que "no cree que sean necesarias" unas "acciones de acompañamiento para evitar primas de riesgo excesivas", pero en su Gobierno tienen "que ver cómo es la estructura de este nuevo instrumento". 

Bloque con Italia

Por otro lado, Rajoy ha informado de que ambos dirigentes han firmado una declaración conjunta en la que coinciden en el "diagnóstico y las medidas a tomar" tanto en ambos países como en el marco de la UE.

El presidente del Gobierno ha señalado además que Italia "es un socio estratégico" con el que España comparte un "presente común" y un futuro que ambos países quieren "construir juntos", porque "el presente y el futuro es el proyecto del euro".

"La reunión nos ha servido para pasar revista a la magnífica salud de las relaciones y continuar de considar la estrecha colaboración para resolver la crisis que nos afecta conjuntamente", haañadido.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD