Menú

Rajoy: "El Gobierno sabe hacia dónde va y lo que tiene que hacer"

El presidente hace balance de sus primeros siete meses en La Moncloa: "La tarea que nos queda es enorme pero no es imposible".

LIBRE MERCADO
0

En una comparecencia excepcional, Rajoy ha hecho balance este viernes, en La Moncloa, de sus siete primeros meses al frente del Gobierno y ha defendido que "no hay otra opción" que hacer lo que está haciendo, especialmente en lo que hace referencia a la reducción del déficit: "Ya sé que es algo que no le gusta a la mayoría, pero lo hacemos porque es lo que hay que hacer. Lo grato es gastar, pero esto hoy no es posible. Éste es un paso imprescindible para ganar el futuro".

"Lo que hay que hacer": "El Gobierno se siente comprometido con un serio mandato de los españoles, no prometimos milagros pero cuando se hacen bien las cosas y se actúa con constancia y perseverancia, que es lo que va a hace este gobierno los resultados llegan. Nadie puede decir que el Gobierno no ha tomado decisiones o que no ha gobernado. El Gobierno sabe perfectamente hacia dónde va y lo que tiene que hacer y aunque la situación es difícil vamos a seguir comprometidos en el camino de las reformas y de la lucha para arreglar nuestras cuentas".

Una buena noticia: "La tarea que nos queda es enorme pero no es imposible y es más llevadera si todos nos comprometemos en el objetivo común. Este año el déficit exterior español va a estar casi en equilibrio. Es muy importante que nuestra balanza comercial con Europa sea positiva. Las empresas españolas están exportando y eso es un dato muy positivo".

El futuro: "Tenga la seguridad de que el Gobierno que presido y yo mismo actuaremos con toda la constancia y perseverancia con la que he actuado en toda mi vida. Y España superará esta situación".

Crisis de Gobierno: "Llevo casi treinta y un años en política y todos los veranos hay debate sobre esta cuestión. Estoy satisfecho [con el trabajo de los ministros]".

Sobre las pensiones: "Sería la última partida presupuestaria que yo tocaría. Con los datos que tengo en estos momentos no tengo intención de bajar las pensiones el próximo año".

Draghi y el BCE: "A mí nadie me ha exigido nada. Sí veo cambios en el discurso del presidente del BCE. Ayer le escuché decir que era ‘inaceptable’ que países dentro de una misma unión monetaria tuvieran unas primas de riesgo tan diferentes. También le escuché decir que el BCE actuará. Es muy bueno que el Gobernador del BCE esté dispuesto a intervenir. Antes nadie había escuchado eso".

El rescate: preguntado por si España va a solicitar el rescate, el presidente del Gobierno añadió que aún no sabe a qué se refería el BCE: "Lo que quiero es conocer cuáles son esas medidas, lo que significan, lo que pretenden y si son adecuadas, y entonces a la vista de las circunstancias tomaremos una u otra decisión. Haremos lo que convenga a los intereses generales del conjunto de los españoles".

Sobre Cataluña y el pacto fiscal: "El problema de la Generalidad no es por el modelo de financiación, sino porque han caído los ingresos. El pacto fiscal en estos momentos no tiene sentido. Todos debemos remar en la misma dirección".

Rubalcaba y la oposición: "Necesito que se me ayude en Europa, pero en lo demás el Gobierno está para cumplir con sus responsabilidades. Hay un acuerdo sustancial en que hay que reducir el déficit. Los acuerdos en el tema europeo y en el déficit son sustanciales".

El discurso

Las primeras palabras de Mariano Rajoy han ido dirigidas a los "parados, las familias y las empresas envueltas en la crisis" de los que ha asegurado que son la "principal preocupación del Gobierno". En este sentido, ha asegurado que todo lo que se ha hecho hasta ahora va encaminado a mejorar su situación y poner las bases para el crecimiento futuro de la economía española.

El presidente ha empezado dando dos cifras que, en su opinión, explican la enfermedad que está debilitando a España:

  • "En 2011, el gasto de las administraciones públicas fue de 468.000 millones y los ingresos 377.000 millones [es un 24% más de gastos que de ingresos]. Esto quiere decir que gastó 91.000 millones más de lo que ingreso, son más de 15 billones de pesetas".
  • "España tiene una deuda externa de más de 900.000 millones de euros"

Para Rajoy, estos datos quieren decir que "hemos vivido a crédito". Ahora, "hay que devolver este dinero y es muy difícil que nos refinancien". Es una lección "importante" ha remachado el gallego: "Hemos vivido con demasiado crédito y ahora hay que pagarlo".

Las causas

Rajoy ha expuesto las "cuatro causas" de la situación actual y ha explicado qué es lo que ha hecho el Gobierno para enfrentarse a ellas.

  1. Déficit público importante: "No se puede gastar lo que no tienes"
  2. Falta de competitividad: "Nos obliga a hacer reformas estructurales"
  3. Sistema financiero fuertemente endeudado: "Y con una alta morosidad, no cobra pero sí tiene que pagar"
  4. Las dudas sobre el euro: "Afectan a los países que tienen más déficit público y más deuda externa"

Para el presidente del Ejecutivo, de lo que se trata es de actuar sobre estos cuatro apartados. En este sentido, ha asegurado que se está trabajando en cinco líneas, de las cuales, las dos primeras corresponden al Gobierno y las otras tres deben conseguirse en cooperación con el resto de la Unión Europea.

  1. "Corregir el déficit, para gastar lo que ingresamos
  2. Hacer reformas, para ser más competitivos
  3. Impulsar reformas en el conjunto de la UE
  4. Trabajar para resolver los problemas de liquidez y financiación
  5. Trabajar por el futuro de la zona euro

El déficit "hace daño"

La parte más larga de la intervención de Rajoy, antes de las preguntas de la prensa, se ha centrado en el análisis del déficit público, un problema que, ha dicho "hace daño" porque, en primer lugar, "nunca es bueno gastar más de lo que se ingresa" y, además, "ese dinero que se quiere gastar hay que pedirlo prestado y eso le quita crédito al sector privado".

Rajoy también ha recordado que "en un momento en el que financiarse es muy difícil" pedir dinero desde la administración "es un problema" porque cada día que pasa hay que "pagar más intereses de la deuda". De hecho, el gasto en intereses de la deuda subirá en 8.000 millones el próximo año.

Todo esto le hace un "enorme daño al bienestar de los españoles". Por eso, Rajoy ha asegurado que reducir el déficit "es una obligación, aunque no es cómodo ni desagradable. Ya sé que es algo que no le gusta a la mayoría, pero lo hacemos porque es lo que hay que hacer si queremos salir de la situación en la que estamos. Esto no es una opción: no se puede hacer otra cosa. Esto es lo que nos hará crecer y acabará generando actividad económica y que las administraciones tengan más ingresos. Lo grato es gastar, pero esto hoy no es posible. Éste es un paso imprescindible para ganar el futuro.".

Por último, el presidente ha hecho un resumen de las decisiones que ha tomado su Gobierno para enfrentar el déficit:

  • En diciembre: el Decreto para corregir el déficit en 15.000 millones
  • Ley Estabilidad
  • Los PGE más austeros de la historia de la democracia
  • Reducción de más del 20% de los altos cargos
  • Proyectos de Ley contra el fraude
  • Decisiones de gasto en sanidad y educación
  • Reducción de sueldos de los funcionarios

En lo que tiene que ver con las autonomías y los ayuntamientos, Rajoy ha recordado que "la obligación afecta a todas las administraciones. Mi Gobierno tiene el 20% del gasto total, la Seguridad Social el 32%, las CCAA el 37-38% y los ayuntamientos el resto".

El presidente ha asegurado que "el Gobierno no se ha desentendido de la situación de las comunidades autónomas. Hemos hecho anticipos a cuenta, el plan de proveedores, hemos duplicado el plazo para que devuelvan lo que deben al Estado y hemos puesto a disposición de las CCAA un instrumento para que puedan atender sus vencimientos exteriores". En este sentido, el político popular ha lanzado un mensaje muy claro a las autonomías rebeldes y a los barones de su partido: "La situación será más llevadera si todos nos comprometemos".

Reformas estructurales

La segunda parte de su intervención la ha dedicado Rajoy a hacer un repaso de las "reformas" que servirán para "crecer y crear empleo y que las administraciones tengan más recursos".

  • Reforma del sistema financiero: "Esto es algo que otros países acometieron en 2008. En estos momentos está en vías de solución y es uno de los problemas más importantes que tiene España".
  • Reforma laboral: "Cuando la actividad económica mejore será un instrumento de primer orden para evitar la masiva destrucción de empleo en vacas flacas. La mayoría de los ERE de este años son suspensión temporal o de la jornada laboral lo cual es importante".
  • Otras reformas: "Ley de transparencia y Buen Gobierno, la Ley de competencia, las normas en materia de liberalización de comercios y transporte".

El euro y la unión bancaria

En lo que tiene que ver con la Unión Europea y el futuro de la moneda única, Rajoy ha destacado que "hay que seguir trabajando para resolver los problemas de financiación y de liquidez, y solucionar los problemas de la tan famosa prima de riesgo". En este sentido, ha asegurado que del Consejo Europeo del pasado mes de julio salió "muy satisfecho" porque se ratificó "el compromiso de los estados miembros con el euro y con los organismos de la unión europea".

En este momento, realizó uno de los anuncios más sorpresivos de la mañana: "He remitido una carta a Van Rompuy y otra a Barroso. Lo que pido es que estos temas se debatan en octubre y se apruebe la unión bancaria, en Consejo del mes de diciembre". En su opinión, tiene que haber un "sistema único de supervisión y un sistema único de ayuda a los bancos".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation