Menú
Guillermo Dupuy

¿Habrá que rescatar al fondo de rescate?

Mientras el irresponsable de Rajoy siga instalado en el "no es el momento de polémicas", olvídense de que su Gobierno vigile, sancione o intervenga nada. La "armadura" de Montoro "para hacer cumplir sus objetivos a las autonomías" seguirá siendo de risa.

Guillermo Dupuy
0

Si a los 5.000 millones de euros que el Gobierno catalán ha pedido al Fondo de Liquidez Autonómico le sumamos los 4.500 que finalmente requiere la Generalidad valenciana –1.000 millones más de lo que inicialmente se planteaba–, nos damos cuenta de que sólo estas dos comunidades se van a pulir más de la mitad del fondo de rescate que el Gobierno destina al conjunto de las autonomías.

Ya podrá decir Rajoy que "no va haber problema de agotamiento", ya podrá asegurarnos que él ya sabe "qué van a hacer" el resto de los Gobiernos regionales, pero eso no va a servir para que dejemos de preguntarnos si, más pronto que tarde, habrá que ir al rescate de un agotado fondo de rescate.

Naturalmente, soy consciente de que no todas las comunidades tienen los mismos problemas de falta de liquidez. Pero ¿qué quieren que les diga? La Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada a principio de año exigía una reducción del déficit en cuya senda no se encuentran las autonomías, ni siquiera con el adelanto de las transferencias que sólo sirvieron para acrecentar el desequilibrio de la Administración central durante el primer trimestre.

Tras acrecentar y adelantar dichas transferencias, Montoro aseguró en abril que ya no aceptaría "más excusas ni pretextos"; que la LEP disponía de un mecanismo de "vigilancia, sanción e intervención" en el que no cabían "posturas autóctonas" y que el Gobierno tenía "suficiente armadura" para hacer cumplir sus objetivos de "consolidación fiscal".

Lo cierto, sin embargo, es que, desde entonces, el Gobierno no ha vigilado, y ni siquiera ya ha hablado de sanciones o intervenciones a las comunidades incumplidoras. En lugar de ello, Rajoy aprueba estos fondos de rescate sin atreverse a plantear las lógicas condiciones adicionales que deberían conllevar, limitándose a recordar, con la boca pequeña, unos objetivos de reducción del déficit que él sabe mejor que nadie exigen una reducción del gasto muchísimo mayor que el que están acometiendo las autonomías.

Con este panorama es del todo previsible que muchas comunidades hagan como la valenciana y aumenten la cantidad de dinero que tenían previsto solicitar al fondo de rescate. Es más. Bien puede ser que algunas que no tenían previsto acudir, por temer condiciones draconianas, se relajen y finalmente lo hagan. En realidad, bastaría con que los gobernantes de Cataluña tuvieran de verdad el nulo propósito de enmienda que han manifestado a la hora de exigir el rescate como para que estos adictos al endeudamiento se pulieran ellos solos todo el fondo de marras.

Mientras el irresponsable de Rajoy siga instalado en el "no es el momento de polémicas", olvídense de que su Gobierno vigile, sancione o intervenga nada. Lo de la "armadura del Gobierno para hacer cumplir sus objetivos" seguiría siendo de risa si no fuera para llorar.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD